shadow
shadow

Razones para mantener el secreto masónico

 

 

 

 

Por lo general el hombre necesita de una instrucción especializada, necesita de una combinación de elementos básicos, como son una enseñanza, una forma de conducirse ante los demás, y saber que tiene obligaciones para consigo mismo, entre otras.

Cuando se está organizado en un grupo, se les imponen ciertas condiciones a todos los miembros: además, se le prevén condiciones especiales para cada uno.

Las condiciones generales impuestas al comienzo son habitualmente de este tipo: primero se les explica a todos que tienen que mantener en secreto todo cuanto oyen, leen y aprenden.Esta es una condición indispensable cuyo principio debe ser adquirido y asimilado desde el comienzo mismo.

Deben comprender que en esto no hay la menor tentativa de hacer un secreto de lo que no es esencialmente un secreto.

La simple razón de esta condición es el hecho tácito de que son incapaces de transmitir de manera correcta lo que aprenden, y así no deformar la idea básica de la enseñanza Masónica. Luego a través de experiencias vividas personalmente comienzan a valorar cuántos esfuerzos son necesarios por mantener inmaculada la idea masónica.

Y es entonces claro para todos, que son incapaces de transmitir de manera entendible y justa un concepto masónico, y es mejor para muchos mantenerse en silencio.

Al mismo tiempo, comienzan a comprender que al dar a alguien ideas equivocadas le cortan la posibilidad de acercamiento a la Masonería, o poder comprender realmente. Sin comprender que para sí mismos y para otros masones van creando dificultades, personalmente a lo largo de tiempo he oido mil y una ideas equivocadas sobre la institución.Bien muchos empiezan a discutir con personas ajenas a la orden, queriendo imponerse mutuamente su propia idea, y aun más interpretan mal todo cuanto se les dice, atribuyendo un sentido totalmente diferente a todo lo que oyen decir.

Existe de hecho otra razón para el secreto y es que un hombre no deja de charlar y le es difícil guardar silencio, el guardar un secreto es un ejercicio de orden y disciplina; en el cual va adquiriendo voluntad y fortaleza. Solo un hombre que es capaz de guardar silencio y escuchar cuando es necesario podrá llegar a ser su propio Amo y Maestro.Existen otras razones para guardar los secretos de la orden, los cuales iremos a su momento exponiendo.El masón por esto es reconocido y reconocible, por guardar un orden y compostura.

PUBLICADA POR COSMOXENUS ABBIF A LA/S SÁBADO, DICIEMBRE 31, 2005

Publicado por:

Diario Masónico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *