shadow
shadow

PARADOJAS MASÓNICAS: LO INICIÁTICO O EL VUELO DEL ESPÍRITU SANTO

 

 

 

 

 

Víctor Guerra/ Masonería Siglo XXI

Siempre he quedado un poco sorprendido por la utilización de esta acepción en masonería: INICIÁTICO, al menos desde que daba mis primeros pasos como recipiendario camino de la aceptación como futuro masón, y se me remarcaba una y otra vez que la masonería no es una religión,y aún menos una seudo-religión,  lo cierto es que en la obediencia en la que he trabajado durante más de once años,(GOdF) ese término apenas si es usado.

Sin embargo en otras obediencias, sobre todo españolas, sí que dicho término es de uso cotidiano, queriendo ejemplarizar con el cuestiones como el método masónico, del cual ya hablé alguna vez en este blog, o cuando se incide en el valor iniciático de nuestra condición masónica, etc.

Cuando la escucho, y se me indica que debo observar esa demarche initiátique,, que  por otro lado en la bibliografía masónica francesa está poco extendido el uso de estas expresiones, la usan más bien los pensadores y estudiosos del medio «regular», así como algunos notorios escocistasde tono espiritualista, pero en general, en el medio del Rito Francés, desde luego no es algo notorio,  ni por supuesto  definitorio.

Sin embargo en España tiene sello de marca, y cuando me explican alguna cosa o texto con  términos de esa naturaleza, siempre pienso que no debí recibir el «picotazo del espíritu santo» en el día de mi aceptación como masón, por tanto no debo estar en el grupo de los elegidos de lasanctorum Deis communio.

Aunque pienso que tal reacción  tal vez se deba a mi carácter librepensador y heterodoxo, ya que al oír dichos términos mis genes responden al unísono poniendo cara de estúpido,  por lo menos más de lo habitual, y por más que me lo expliquen, no acabo por entender esa manía de a cada dos por tres el sacar a relucir los iniciáticos que somos, y soy consciente de la riadas de tinta vertida sobre tales conceptos, que aquí por aquello de que llevamos el gen judeo cristiano hasta en los tuétanos, debe ser la explicación de su manejo y ese retorcimiento hasta hacerlo parecer cuasi sacral.

Dicho palabro que se emplea de forma contundente y hasta pareciera que está enraizado en el mismo devenir de la historia cuando los primeros sones del arquetipo masónico repicaban ante el bing-bang, y tras él nace la masonería, al decir de algunos, tal vez por eso tal vez remarcan con tanto énfasis el tema de la iniciación, aunque yo que no voy tan lejos, y prefiero la libertina compañía de los padres precursores de 1717, y me quedo con lo de la aceptación y un proceso evolutivo que se va dando durante toda el camino masónico.

Porque si nos vamos a los  diccionarios, estos dicen que iniciático es: Quien se inicia en lo desconocido o secreto (Espasa Calpe), por su parte la RAE va un poco más allá: Perteneciente o relativo a una experiencia decisiva o a la iniciación en un rito, un culto, una sociedad secreta.

Está claro que si partimos de que no somos una sociedad secreta, es evidentemente sobra una parte del uso de tal acepción, sobre las otras explicaciones  sí que  puede ser parte de  una experiencia decisiva, en eso supongo que  estaremos de acuerdo; pero como se pone tanto énfasis en el término incluso llegando a tomar un cariz cuasi místico a modo además de arma arromadiza,  es ahí cuando me revelo y más sabiendo que el nacimiento de la masonería moderna no estaba tal acepción presente, y es dicho término de INICIATICO deviene su uso por primera vez  a partir de 1780, cuando se empieza desarrollar todo un modelo estructural masónico importante.

Habría que analizar de manos de quien llega, ¿tal vez del corpus que conllevó la llegada y desarrollo  de los Emperadores de Oriente y Occidente o de la Estricta Observancia ? Realmente no me he puesto a investigar el tema, pero no se puede crear una segregación más en base a que uno haya sentido la llamada del Espíritu Santo para ser masón. Digo yo…

Para leer más
 
Víctor Guerra. MM.:.

Publicado por:

Víctor Guerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *