shadow
shadow

Ramsay, el creador de los Grados Filosóficos

 

 

 

 

Tomado de: DICCIONARIO SIMBÓLICO DE LA MASONERIA

RAMSAY, Andrew Michael (1686-1743/48). Conocido como el Caballero Ramsay, de origen escocés, murió en Saint-Germain-en-Laye, Francia

.

Fue preceptor de grandes familias: Wemyss, Sassenage, Estuardo,Château-Thierry, Boillon. Hecho caballero de San Lázaro por el Duque de Orleans, regente de Francia y Gran Maestre de esa Orden. Escritor, es autor, entre otras obras de: The Philosophical principles of natural and revealed religion unfolded in geometrical order (Los Principios Filosóficos de la religión natural revelados y expresados en el orden geométrico) o Travels of Cyrus (Los Viajes de Ciro) novela de 1727, cuyo protagonista, Ciro, es un viajero en busca de los discípulos de Zoroastro en Persia y de Hermes Trismegisto en Egipto, con algunos de los cuales entra en contacto y dialoga.

Gran Orador de la Orden francesa, Ramsay fue uno de los personajes que más ayudó a la difusión de la Masonería en Francia durante el siglo XVIII, logrando una gran fama por su “Discurso”, pronuciado en 1736 en la Logia de Saint Thomas Nº 1 de París, primera Logia fundada en Francia en 1725 por nobles ingleses, siendo el mismo que pronunció, con leves cambios, en 1737 ante la asamblea de la Orden francesa, todo lo cual ha llevado a Daniel Ligou a decir, en su Diccionario de la Masonería,que ?es sobre todo el Discurso de Ramsay el que hace de él una de las columnas de la Masonería francesa?.

El Discurso de Ramsay ponen de manifiesto el espíritu que alimentaba el pensamiento de aquellos hombres arraigados todavía en la cultura del Renacimiento, y que gestaron la Masonería actual, con su escala de grados.

Ramsay, su figura y su trabajo masónico, evidencian el nexo visible que existe entre la Masonería escocesa y la francesa, siendo precisamente en Francia donde apareció el denominado Rito de Perfección de 25 grados, que pasaría en 1801 en Filadelfia, USA, a convertirse en el actual y más practicado de todos los Ritos, el Escocés Antiguo y Aceptado de 33 grados. No es casual, pues, que algunos hayan creído ver justamente en este Discurso el origen mismo de los altos grados, aunque lo más importante es ver en esta arenga del Caballero Ramsay el vínculo con una cadena de pensamiento esotérico ininterrumpido convergiendo en la simbólica de la Masonería.

Se trata de un discurso donde se relata tanto el origen mítico y legendario de la Tradición Hermética y la Ciencia Sagrada como su expresión en el tiempo y las vicisitudes históricas por las que ésta ha tenido que pasar hasta resurgir con el nombre de Franc-Masonería en Gran Bretaña.

Que se convirtió en un momento dado en sede de la Ciencia arcana, desde donde se expandió a Francia y al resto de Europa y América. Estos son algunos fragmentos de tan sugerente discurso:

Horacio antiguamente fue un orador de una gran logia establecida en Roma por Augusto, mientras Mecenas y Agripa eran sus vigilantes.Las mejores odas de este poeta son himnos que se cantaban en las famosas fiestas de Ceres en Eleusis, las de Minerva en Atenas y las de Isis en Egipto.
(…) Nuestra ciencia es tan antigua como el género humano, pero no se puede confundir la historia general del arte con la historia particular de nuestra sociedad. En todos los países y en todos los siglos, han existido arquitectos, pero todos estos arquitectos no eran francmasones iniciados en nuestros misterios.
(…) El nombre de franc-masones no debe por lo tanto ser tomado en sentido literal, vulgar y material, como si nuestros instructores hubieran sido simples trabajadores de la piedra o del mármol, o simplemente genios curiosos que querían perfeccionar las artes y especialmente la arquitectura, sino que estaba compuesta también de otra clase de hombres que quieren edificar y proteger los templos vivos del Altísimo.

Perteneció al círculo de Newton y, como él, también fue miembro de la Royal Society, lo cual muestra que la tal Sociedad fue creada por un espíritu hermético-científico, aunque con el tiempo esta institución se vio influenciada por la tendencia mecanicista y literalista (profana) que le haría perder la conexión intelectual con sus creadores, lo que equivale a decir que perdió el vínculo con la cosmovisión de ese hermetismo científico, lo cual sucede cuando se dejan de considerar los hechos experimentales como manifestaciones o reacciones de las fuerzas sutiles y espirituales.

Este histórico Discurso fue publicado en 1995 en París por Patrick Négrier dentro de una antología titulada: Textes Fondateurs de la Tradition Maçonnique 1390-1760 y en 1997, igualmente en sus dos versiones, por la revista Symbolos que lo incluyó también como parte de una antología masónica. M. A. D.

 

 

Publicado por:

Diario Masónico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *