shadow
shadow

¿Qué masón inventó el primer servicio de transfusiones de sangre de la historia?

 

 

 

El último número de la revista Llacs de Valors, editada por la Gran Logia Provincial de Catalunya, cuenta la historia del maestro masón y médico barcelonés Frederic Durán, inventor del sistema de conservación del plasma sanguíneo.

En 1936, tras el estallido de la Guerra Civil, nuestro Querido Hermano se incorporó a un hospital militar en Montjuïc, donde las transfusiones se realizaban directamente del brazo del donante al del paciente. En ocasiones, la cantidad de sangre que precisaba un herido era inferior a la que podía facilitar el donante, por lo que se implicó en buscar una solución para crear un servicio que proporcionara sangre a militares como civiles heridos. En poco tiempo consiguió descubrir un sistema que permitió conservar la sangre sin que coagulase. Su método salvó la vida de miles de soldados heridos, primero en la Guerra Civil Española, y más tarde en la Segunda Guerra Mundial.

Las aportaciones a la medicina del doctor Durán Jordá, pionero del servicio moderno de transfusión sanguínea, son admirables; más aún si se toma en consideración las circunstancias y limitaciones del momento

•La mejor manera de tratar la sangre no era llevarla de hospital en hospital, sino crear una organización grande y estable que proporcionase tal servicio. Actualmente se sigue apostando por la centralización.

•Vio rápidamente que las investigaciones del momento, que apostaban por la sangre extraída de cadáveres, iban mal encaminadas. Era imprescindible utilizar a donantes vivos. Hoy en día son donantes voluntarios.

•Promoción de donación de sangre. La convocatoria de donantes se hacía a través de llamamientos por radio, en conciertos…

•Durán determinó que la extracción de sangre debía hacerse en ayuno. Hoy en día no es así: hay que haber hecho la digestión.

•También determinó que, entre extracción y extracción, debían pasar un periodo de tres semanas Actualmente hay que esperar 60 días. Si eres mujer puedes donar 3 veces al año y si eres hombre, 4.

•La filtración de la sangre, siempre en sistemas cerrados al vacío para evitar la contaminación. Igual que hoy en día, pero con técnicas más avanzadas.

•Ignorando en aquel momento la existencia de los grupos Rh, el doctor tuvo la genial idea de mezclar la sangre de seis donantes del mismo grupo para reducir al máximo los posibles riesgos. En la actualidad, cada paciente recibe su mismo grupo sanguíneo.

•Conservar la sangre en frío, a una temperatura de entre 2 y 4 grados. Todavía sigue siendo así.

•Durán Jordá acabó con la transfusión de brazo a brazo y fomentó la actual autoinyectable.

•Perfeccionó el recipiente de cristal que se utilizaba para guardar la sangre. Utilizó vidrio transparente y neutro con dos compartimentos: uno, en la parte inferior, con capacidad de 400 cm² que contenía sangre y otro, en la parte superior, que llevaba aire ultra filtrado a dos atmósferas de presión. En nuestros días se utilizan unas bolsas de plástico, totalmente esterilizadas, que sirven para almacenar los componentes de la sangre.

•Insinuó la utilidad de las transfusiones de fracciones de sangre (plasma, plaquetas…)

•Se habilitó la primera unidad móvil para el transporte de sangre del mundo, un camión frigorífico de un repartidor de pescado. Ahora, la unidad móvil está equipada con bandejas de butanodiol para controlar la temperatura de las donaciones de sangre

 

Fuente: El Oriente/Wikipedia/Redacción

Publicado por:

Garibaldi

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.