shadow
shadow

Conferencia Diario Masónico TV: “El krausismo y la filosofía liberal en España”

 

 

 

Vicente Rodríguez Carro es doctor en Filosofía por la Universidad de Münster (Alemania) y licenciado por la Universidad Autónoma de Madrid. Se doctoró con Friedrich Kaulbach, probablemente el más reconocido kantiano de la época, especializándose en teoría del estado y de la sociedad.

Fue profesor durante ocho años en la Universidad Libre de Berlín y, después de una larga interrupción en que pudo dedicarse al emprendimiento en el sector de las TIC y la biotecnología y que lo ha llevado por todo el mundo, ha recuperado la actividad propiamente intelectual con numerosas publicaciones y conferencias en Alemania y en España, a la vez que participa activamente en foros de pensamiento político como la FEK (Sociedad para la Promoción de la Comunicación Europea), con base en Núremberg (Alemania), o el Foro de la Sociedad Civil en Madrid.

Actualmente, retirado ya a su casa de campo en la provincia de Zamora, da clases presenciales de filosofía en el Centro Asociado de la UNED en dicha ciudad.

Krause en la actualidad

Ahora, más de dos siglos más tarde, alguien nos preguntara si estos valores han cuajado ya en el ideario colectivo de Occidente, creo que nadie dudaría en responder que sí. Lo cual no empece a que, en parte, sigan aún cuestionados, – aunque menos ya en la teoría que en la
práctica.

Sabemos, de hecho, que la idea liberal –en general y en su formulación kantiana – se ha ido abriendo paso muy trabajosamente y de manera polimórfica en la historia. Basta pensar cuanto tiempo se ha tardado en ir imponiéndose la libertad de pensamiento (la libertad de prensa o la libertad de cátedra), o la libertad sindical, en el continente mismo que produjo esas ideas. Incluso el primero y más potente estado liberal, los EE.UU., ha tenido que vérselas durante largo tiempo con la práctica esclavista y el racismo; y todavía hoy en día, en un Occidente que ha interiorizado ya muy mayoritariamente ese imperativo indiscriminante y universalista que consagra la igualdad de todos los seres humanos, se
enfrenta a la realidad de que aún sigue habiendo obstáculos a la aceptación social de los colectivos LGBT y, sobre todo, que uno de los sexos, la mujer, a pesar de los logros alcanzados en las últimas décadas, sigue aún vergonzosamente discriminado.

El proceso de implantación de un ideal ético civilizatorio en la historia, incluso cuando se trata de uno tan fecundo y humanamente atrayente para las mentes más preclaras como lo ha sido “la idea liberal”, encontramos que tiene un recorrido dialéctico y, por tanto, no siempre victorioso, en lucha constante con las inevitables estructuras de poder y la igualmente inevitable inercia del soporte ideológico de éstas. Lo estamos viendo incluso en la época actual.

La aceleración del proceso de emancipación de la mujer en las últimas décadas – un proceso, por lo demás, casi inexplicablemente lento que le ha privado durante mucho tiempo incluso de derechos civiles tan elementales como el sufragio o la igualdad ante la ley – está conmoviendo los cimientos de la sociedad tradicional al ir abordando cada vez de manera más patente los puestos de mando del varón, incluida su abusiva prevalencia dentro del matrimonio. No es sorprendente, por tanto, que desde determinados sectores religiosos – sociológicamente distinguidos como los soportes ideológicos de la tradición más resistentes al cambio – se llegue a designar al “feminismo” como “la ideología más perniciosa del s. XXI”.

Les dejamos con el vídeo y el enlace al blog del ponente, el doctor Vicente Rodríguez Carro, en el que podrán disfrutar de artículos que profundizan en su perspectiva filosófica de este y muchos temas más: EL BÚHO, Blog de V. Rodríguez Carro, pulsar aquí

Publicado por:

Garibaldi

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.