shadow

CUENTO ANTIBELICISTA PARA HIJOS DE MASONES (1931)


shadow

CUENTO ANTIBELICISTA PARA HIJOS DE MASONES (1931)

— Papá, ¿sabes lo que me vas a comprar para mi cumpleaños?

Pues… una caja de soldados.

— Bueno, hijo mío. Ya que te gusta esa clase de juguetes te compraré una caja… pero no de soldados, sino de exploradores.

¿Y por qué no quieres que sea de soldados?

— Porque con la caja de soldados tendrías que jugar a hacer batallas, mientras que con la de exploradores puedes jugar a campamentos, a marchas, a muchas cosas, pero siempre en plan de paz.

¿Y tú no quieres que yo juegue a guerras?

— No, hijo mío. No quiero que te familiarices con la idea de formar combates. Demasiado metida está en el ánimo de los hombres la idea de la guerra y la matanza, sin necesidad de imbuirla también en los niños por el método de Montesorí.

— Sin embargo, hay muchos niños que juegan con soldados de plomo, y con sables y escopetas.

— Es verdad, hay demasiados. Pero yo quiero para ti una educación esmerada; quiero que aprendas a respetar la vida de los hombres y de los animales; por eso nunca te compraré cajas de soldados, ni de toreros, ni escopetas, ni sables. Te compraré rompecabezas que te enseñen a construir, y no a destruir, juguetes mecánicos que exciten tu curiosidad por saber cómo funcionan, aunque los rompas para ver lo que tienen dentro; aros, pelotas, balones, etc., que te obliguen a correr y a hacer ejercicio, pero nunca juguetes que al jugar con ellos tengas que pensar en matar a alguien.

¿Y qué importa que lo piense, mientras no lo haga?

— Es que el pensamiento es una fuerza muy poderosa. En lo que piensa un niño, en aquello se convierte cuando llega a hombre. Si de niño piensas en matanzas, de hombre llegarás a matar” (“La caja de exploradores”, en Vida Masónica, revista mensual, año VI, sept. y octubre, 1931, núms. 7 y 8, pp. 95-96).

Publicado en José Antonio Ferrer Benimeli, La Masonería española: La Historia en sus textos, Madrid, 1996, pp. 197-198. Cuento antibelicista para hijos de masones (1931)

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Juan Mendoza    

    QQ:. HH:. Creo que el servir a nuestra patria como muchos HH:. Lo hicieron fue por la paz, ya que hay y habrá muchos lunáticos que buscan hacer guerras, y eso debe empezar por enseñar a vuestros hijos en diferenciar el bien del mal.
    Fraternalmente
    Juan Mendoza
    Trujillo Perú

  2. Martin Nelius    

    No hay una arte de guerrra , ni un noble fin !
    Ser soldado es un ” trabajo ” sucio y destructivo y doloroso sin sentido .
    Si los elitantes quieren jugar guerra , por favor sin mis / nuestros hijos !

  3. Jesús Manuel Portero Arnaiz    

    Pienso que solo se puede justificar el uso de las armas para detener un genocidio promovido por algo o alguien que se empeña en hacer lógica la sinrazón.

  4. Ricky    

    Una hermosa plancha. Gracias T:.A:.F:.

  5. Angel Gutiérrez    

    Q.Q.H.H. Creo que la plancha no invita al desconocimiento del arte de la guerra o el uso de la espada con el honorable fin de defender las causas justas, virtuosas y honorables. Sin embargó desnuda la realidad que antes de aprender a defendernos debemos aprender a vivir. Y que nuestro deber como padres, es evitar a toda costa que nuestros hijos se vean envueltos en la necesidad de defenderse. Mas por causas fanáticas, egoístas, avariciosas, mercantilistas y por mucho ridículas que hoy por hoy son las que dictan a la vuelta de la esquina por gobiernos inescrupulosos que no velan por el bienestar social y humanista. En el pasar de los años nuestros hijos tendrán tiempo mas que suficiente para conocer y enfrentaron guerras y conflictos que nuestras generaciones les han heredado. Asi que lo justo es que les enseñemos a vivir en paz, armonía y convertirlos en seres constructivos, creativos, respetuosos de sus semejantes, pensantes y responsables ese sus actos. Es nuestro deber criar mejores personas ya que no pudimos heredar un mejor mundo.

  6. Daniel Sanchez    

    Q:. Q:. H:. H:. leyendo sus comentarios de tan maravillosa plancha que hoy se comparte en este portal, me gustaría mencionar que una opción podría ser una educación en artes marciales. Aunque esto podría sonar antagónico a lo que se expone en el texto, las artes marciales no son necesariamente para pelear. Pueden enseñar cómo defenderte permitiéndote descubrir en el entrenamiento todo lo que eres capaz de hacer, sin tener que llevarlo a cabo. Conocer nuestras capacidades para poder controlar nuestras reacciones, buscar en cada movimiento la belleza y la perfección en vez de sólo pensar en competir y pelear, y sobre todo, no olvidar las enseñanzas filosóficas que son parte fundamental y que sobre todo enseñan a respetar todas las formas de vida y a usar la razón por sobre las pasiones humanas…

  7. Herberto jose Nuñez Aguilar    

    Con todo respeto, pero me parece que debemos educar a nuestros hijos para que sepan defenderse. la educación para la guerra debe de ser fundamental para el mason, que es y sers siempre hombre de espada.

  8. Eulalio Garcia Robles    

    No es necesario matar para ser soldado…diciplina, rectitud, amor a la patria y cuantas virtudes mas tiene un militar…plancha muy superficial.

  9. Noel Miguelangel Zamora Marquez    

    Gracias por el aprendizaje a este noble Apr.’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.