shadow

Microrrelato masónico: “Pasos perdidos”


shadow

Microrrelato masónico: “Pasos perdidos”

 

 

Introducción

Bajo la denominación de literatura masónica se comprenden una serie diversas de escritos; desde los textos de las partituras musicales concebidas para el oficio masónico (por ejemplo, la letra prestada por el masón Emanuel Schikaneder a las piezas específicamente masónicas compuestas por Mozart), hasta los relativos a rituales masónicos (oficiales o no), pasando por las planchas o trabajos relativos a historia, principios, etc. de la Orden, incluida también la correspondencia oficial girada entre logias, o los reglamentos y normativa de cada Obediencia, etc.

Pero por otro lado, también existe una literatura generada por masones inspirada, en mayor o menor medida, por la cultura y valores más positivos de la Orden tales como la paz, la fraternidad, el recurso al simbolismo como medio de expresión suprarracional, etc

Microrrelatro: 

“Pasos perdidos”

El batallón avanzaba sobre el blanco manto de nieve que cubría el patio. Los jóvenes rusos, horrorizados, iban recorriendo los barracones y fosas.

Habían visto todo tipo de truculencias, algunas de ellas de sus propios compañeros de armas, pero nada como aquello. Uno de ellos no pudo más y vomitó el escaso desayuno de esa mañana. Otro iba gimoteando. Otro miraba sin mirar, con el peligro que ello suponía de no percatarse de la presencia de algún enemigo rezagado.

Entraban en un barracón, cuando de repente oyeron voces. Dimitri, cuya abuela era francesa, reconoció el acento e hizo un gesto para que guardaran silencio. Silencio al otro lado de la puerta. Una frase. Silencio. Otra frase. Silencio. Otra frase. Dimitri se quedó de una pieza, y acto seguido, cubriéndose la cara con las manos, lloró con la fuerza con la que se llora a una madre.

Sus compañeros echaron la puerta abajo. Allí, blancos como la nieve que acababan de pisar y cadavéricos, cuatro individuos con una especie de raído delantal, uno de ellos con un palo en la mano, sostenían en sus manos unas cáscaras de algún tipo de fruta, aceitosa y humeante. El olor era espantoso.

Dimitri lloraba y lloraba. Los señalaba mientras traducía entre sollozos que apenas le dejaban expresarse: “… Alegría… en los corazones… que el Amor… hombres… Paz… Tierra…”

(Con el máximo respeto, para todos aquellos que han sufrido por sí y por los demás)

 

Publicado en Masonería HOY

 

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.