shadow

Presentan en Zaragoza un libro sobre Leo Taxil


shadow

El pasado martes, a las 19:30, en la librería Cálamo de Zaragoza, tuvimos el honor de poder asistir a la presentación de la nueva novela de María Viedma: Taxil. Nunca digas la verdad.

Por Antonio J. Candado Aguado

Una novela que sumergirá al lector en el oscuro mundo del París de finales del siglo XIX. Un entramado de intrigas, mentiras y demás pulsiones que se centrarán en torno a Leo Taxil y su afán por embaucar al Papa León XIII. Una red de falsedades urdidas desde un personaje frío y calculador, autor de obras tanto anticlericales como antimasónicas, que la autora ha querido asimilar a las actuales “Fake news”.

La novela está enriquecida con un exhaustivo estudio sobre la vida, las costumbres, los gustos y las inercias del París decimonónico.

Además, pretende ahondar en pilares fundamentales de la filosofía humana como la verdad absoluta; el amor y los auto-convencimientos sobre mentiras que la gente quiere creer.

La autora presentó una breve relación de personajes reales que, en la obra, se mezclarán e interactuarán con otros ficticios en lo que se presentará ante el lector como una compleja dualidad entre realidad o verosimilitud, un valor añadido este tipo de obras; esas en las que es difícil saber con certeza cuál es la línea entre lo real y lo ficticio.

Por otra parte, Marie Joseph Gabriel Antoine Jogand-Pagès, conocido mayoritariamente como Leo Taxil. Se trata de un escritor, y masón, francés de finales del XIX, famoso por ser el ideólogo del Fraude de Taxil; una maniobra de venganza en la que acusó a la francmasonería de realizar ritos satánicos y adorar a Baphomet; tal como en su día se acusó a la orden del Temple.

El pasado martes, tuvimos el honor de poder asistir a la presentación de la nueva novela de María Viedma: Taxil. Nunca digas la verdad.
Momento de la presentación

Fue tal la fama y difusión que adquirieron las obras antimasónicas de Taxil entre la sociedad francesa que poco importó la verdad mientras sus ficciones fuesen de gran rédito literario.

El resultado de todo esto fue que, el 20 de abril de 1884, el Papa León XIII publicó la encíclica Humanum genus donde se condenó firmemente a la francmasonería. Entre los asistentes a la presentación se encontraban varios miembros del Triangulo Cierzo de Zaragoza (GOdF).

Para concluir, la presentación se desarrolló como algo muy ameno, en un entorno acogedor, donde gozó, en todo momento, de la atención de los asistentes. Al final del evento, quienes así lo desearon, pudieron recibir firma y dedicatoria de sus ejemplares. Una obra muy recomendada que, seguro, será del agrado de quienes quieran ahondar en la fascinante sociedad francesa y, además; quieran sumergirse en lo que supuso la compleja figura de Leo Taxil para la francmasonería.

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Domingo Bayo García    

    Decir que Leo Taxil fue masón es una afirmación, al menos, generosa (tengo todas sus obras anti-masónicas, aunque también escribió anti-católicas y pornográficas: todo un “personaje”) .

    Fue iniciado, es cierto, pero sólo alcanzó el grado de Aprendiz y al poco tiempo se marchó o lo irradiaron (en este momento no lo recuerdo bien). Después de haber escrito contra la Iglesia católica inexplicablemente se ganó la confianza de León XIII y empezó a escribir contra la Masonería. Un buen día, él mismo, en una conferencia dijo que le había engañado al Papa y casi lo linchan en el local donde estaba, saliendo por pies.

    Tenía un detallado conocimiento de los 33 grados, cosa incomprensible dado su, en teoría, poco conocimiento de Masonería, pero los mezcló con su enferma imaginación inventando cosas y hechos totalmente falsos.

    Curiosamente, a pesar de ser un autor completamente desacreditado, y habiendo reconocido públicamente que había mentido, la mayoría de los anti-masones actuales siguen citando como verdaderas citas falsas.

  2. Asurbanipal    

    He leído el libro. Realmente muy bien escrito y documentado.
    Por culpa de impresentables como Leo Taxil, que se enriqueció con sus mentiras sobre el Arte Real, aún queda en el imaginario colectivo de los profanos tantas mentiras.
    Sinceramente, os lo recomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.