shadow
shadow

Heráldica masónica: Escudo de la Gran Logia de España

 

 

 

Descripción

(Los textos y descripciones siguientes han sido extraídos de la la publicación Génesis, de la Gran Logia de España, nov. 2002)

Escudo de perfil tradicional en la península ibérica, consistente en ángulos rectos en los cantones diestro y siniestro del jefe, y redondeada la punta.

Partido. En la diestra cuartelado con un abismo o escusón ovalado en el centro y un entado en la punta del cuartelado. El primer cuartel representa un castillón de oro sobre campo de gules (escudo de Castilla); el segundo cuartel representa un león rampante hacia su derecha, de gules, coronado con corona de oro sobre campo de plata (escudo de León); el tercer cuartel reproduce cuatro palos de gules sobre campo de oro (escudo de Aragón); el cuarto cuartel muestra sobre campo de gules, cadenas de oro dispuestas en línea perimetral y cruzadas en vertical, horizontal y sotuer, con una esmeralda, en sinople, sobre el cruce central (escudo de Navarra); en el abismo ovalado: tres flores de lirio heráldico, de oro, dispuestas en triángulo, dos en la parte superior y una en la inferior, sobre campo de azur, con una pequeña bordura de gules (armas de S. M. el Rey D. Juan Carlos I); en el entado de la punta, entre las armas de Aragón-Cataluña y Navarra, sobre campo de plata, una granada abierta en su color (escudo de Granada).

En la siniestra del partido, campo azur con un cabrio o chevrón de plata en su centro, sobre el que aparece un compás de madera, en su color, abierto en menos de 90º; por encima de esta figura, en los cantones diestro y siniestro del jefe, aparecen dos torres y por debajo del cabrio, en el centro de la punta, una torre, las tres de plata.

Acompañando al anteriormente descrito escudo partido, se muestran dos columnas de bronce lisas y con basa de perfil escocia, una a cada lado, cuyos capiteles ostentan lirios a través de una red y muestra tres granadas abiertas, en su color, encima de los mismos, dispuestas en forma triangular, dos en la base y la tercera encima de las anteriores.

Por detrás del escudo sale una banda que abraza y rodea flameando ambas columnas; en la de la derecha del escudo aparece la empresa “GRAN LOGIA” y en la de la izquierda, “DE ESPAÑA”.

Por encima del escudo aparece una Escuadra apoyando se vértice sobre el partido, al centro del jefe, y elevando sus dos brazos, iguales, hasta ocupar la mitad central del jefe del escudo; sobrepuesto a la figura anterior, un Compás abierto en menos de 90º, apoyando sus puntas sobre la mitad central del jefe; en el eje de las dos figuras anteriores y apoyados sus ángulos inferiores en la Escuadra se expone un Delta, o triángulo equilátero de oro, con el Ojo que todo lo ve en su centro; rodeando estas tres figuras centrales se muestra una corona vegetal compuesta por dos ramas de acacia, sus arranques unidos y apoyados en el centro del jefe y sus puntas abiertas.

Conveniencia y razones para el nuevo blasón (2002)

El concepto general que se ha tenido en cuenta es que contenga elementos masónicos de alto valor simbólico y que ellos se integren de una manera masónica pero destacada dentro del diseño tradicional del escudo de España; por ello se han eliminado elementos tales como la plataforma escalonada, los tenantes maceros vestidos a la romana, el casco frontal de diseño propio del reino de Escocia, etc…

El Delta Sagrado, la Escuadra, el Compás y la corona de acacia, conjunto integrado que corona el escudo, tiene significados en sí mismo que obviamente no vamos a comentar; no así el casco frontal al que sustituyen, de diseño impropio de nuestra iconografía y que representaba a un caballero de descendencia real, por tanto símbolo guerrero no apropiado para una Corporación que es esencialmente una Fraternidad Iniciática; los lambrequines, que ocupen una parte considerable del dibujo, quedan en un mero adorno hueco de significado, simbólicamente no aportan nada interesante para nosotros, ya que su origen está en las vendas que cubrían la cabeza y la protegían del casco y sobresaliendo por el borde del mismo amortiguaban los golpes y tajos; el cimiaco solar es tan pequeño que resulta difícil contemplar su contenido.

Los tenantes a la romana que acompañan al escudo sostienen mazas, ni estas figuras son propias de las constantes imaginarias que se dan en nuestra tradición al respecto ni las herramientas que se portan son las características de nuestra institución; lo mismo podría decirse del plinton escalonado. Por ello se ha tenido a bien prescindir de estos elementos en favor de las dos columnas de bronce, las granadas y el grito J – GRAN LOGIA – DE ESPAÑA – B sobre banda flameante y enrollada.

En cuanto al escudo se mantiene partido, con el mismo cuartelado en cruz y entado en punta, incluyendo ahora, en el escusón del cuartelado, las armas de S. M. el Rey Juan Carlos I, por respeto a su persona y su obra, y por ser de obligado cumplimiento constitucional.

Los esmaltes, metales y colores son los apropiados, cuidándose que no haya esmalte sobre esmalte o metal sobre metal. Para su represen6tación gráfica en negro sobre blanco, se reproducirá el oro con puntitos, la plata en liso, el gules con líneas verticales, el azur con líneas horizontales y el sinople con líneas inclinadas del diestro dl jefe al siniestro de la punta.

Fuente: francmasonería.org

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.