shadow

Bolsonaro arremete contra Bachelet con la muerte de su padre masón torturado por Pinochet


shadow

“Señora Michelle Bachelet: si no fuera por el personal de (Augusto) Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba”.

Esas palabras se las dirigió el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU este miércoles.

Lo hizo después de que la expresidenta de Chile advirtiera sobre la “violencia policial” brasileña.

En medio de la presentación de su balance anual en Ginebra, Bachelet indicó que “entre enero y junio de 2019, sólo en Río de Janeiro y Sao Paulo, se nos ha informado de 1.291 personas asesinadas por la policía, un aumento del 12 al 17% comparado con el mismo periodo del año pasado”.

Ante esto, Bolsonaro no tardó en responder. Y, en medio de una conferencia de prensa en el Palacio de la Alvorada, residencia oficial de la presidencia, dijo:

“Nos acusa de que no estamos castigando a los policías que matan gente en Brasil”, pero “está defendiendo los derechos humanos de los vagabundos“.

Más tarde, a través de su cuenta de Facebook, Bolsonaro volvió a cuestionar al Querido hermano y padre de la exmandataria, quien murió como consecuencia de las torturas recibidas tras el golpe militar en Chile en 1973.

Dice que Brasil pierde espacio democrático, pero olvida que su país no es Cuba gracias a aquellos que tuvieron el coraje de detener a la izquierda en 1973, entre estos comunistas su padre brigadier en ese momento, indicó el presidente Bolsonaro.

El golpe de Estado: detenciones y tortura

Para 1973, el General Bachelet se desempeñaba en la Dirección de Contabilidad de la Fuerza Aérea de Chile (FACh). Como se opuso al Golpe de Estado del 11 de septiembre, liderado por el comandante en jefe del Ejército Augusto Pinochet —y apoyado, entre otros, por su amigo Gustavo Leigh—, fue detenido por primera vez el mismo 11 de septiembre de 1973 en su oficina del Ministerio de Defensa. Liberado esa misma noche, su casa fue allanada el 14 de septiembre y él fue arrestado nuevamente.

Estuvo recluido en la Academia de Guerra Aérea de la FACh (AGA), siendo su director el entonces coronel Fernando Matthei. En dicho lugar fue objeto de interrogatorios y torturas por parte de sus propios compañeros de armas. Luego sería transferido al Hospital de la FACh. En una carta a su hijo Alberto, que vivía en Australia, relataba:

Me quebraron por dentro, en un momento, me anduvieron reventando moralmente —nunca supe odiar a nadie— siempre he pensado que el ser humano es lo más maravilloso de esta creación y debe ser respetado como tal, pero me encontré con camaradas de la FACH a los que he conocido por 20 años, alumnos míos, que me trataron como un delincuente o como a un perro.

Alberto Bachelet, 16 de octubre de 1973.

Fue puesto en arresto domiciliario en octubre de 1973, pero el 18 de diciembre lo detuvieron por tercera vez junto a varios oficiales y suboficiales de la Fuerza Aérea, a quienes juzgaron por «traición a la Patria» en un Consejo de Guerra titulado Aviación/Bachelet y otros ROL 1-73, conocido también como «Proceso FACh».

Muerte e investigación

Murió el 12 de marzo de 1974, tras sufrir un infarto de miocardio en la Cárcel Pública de Santiago, lugar donde había sido interrogado y torturado por sus propios compañeros de la FACh.

En 2005 se investigó a los exoficiales Ramón Cáceres Jorquera y Edgar Cevallos Jones, acusados de tortura a diversos integrantes de la Fuerza Aérea, entre ellos, Alberto Bachelet y Carlos Ominami Daza. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Santiago les otorgó la libertad provisional en abril de ese año.

En 2011 se reabrieron 726 causas de ejecutados políticos en la dictadura militar, entre las que estaba la de Bachelet.

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.