Reciba Diario Masónico en su e-mail

Efemérides: Las capitulaciones de Granada


shadow

Efemérides: Las capitulaciones de Granada

Hace 530 años, el 25 de noviembre de 1491, los Reyes Católicos firmaban y ratificaban las Capitulaciones para la entrega de Granada, 77 artículos con acuerdos entre Isabel I de Castilla, Fernando II de Aragón y el sultán musulmán de Granada Boabdil.

En virtud de los mismos, éste último renunciaba a la soberanía nazarí del reino de Granada a favor de los monarcas cristianos a cambio de 30.000 castellanos de oro (unos 140 kg de oro); garantizando una serie de derechos a los musulmanes incluyendo la tolerancia religiosa y todas sus costumbres, ser juzgados por su derecho tradicional por jurados compuestos por un cadí y un juez cristiano, respeto a sus propiedades, libertad de comercio y viaje, incluso a Berbería; tributos según la ley nazarí, y se concedía una amnistía e indulto general a todos los prisioneros de Granada.

Bajo estas condiciones quedaron los reyes Isabel y Fernando dueños de la ciudad de Granada, por cuyas puertas salió para no volver jamás el rey Boabdil el mismo día que entró triunfante el ejército cristiano.

Culminaba así la Reconquista, período histórico iniciado en 722 por los reinos cristianos de la península ibérica que logró nuevamente el control peninsular del dominio musulmán.

Boabdil fue el último Emir de Granada que, ante la imposibilidad de hacer frente a las superiores huestes castellanas y a las traiciones sufridas en sus fuerzas por sobornos del rey católico Fernando; el día 2 de enero de 1492 decidió vender la ciudad a los Reyes Católicos. Un mes más tarde partía con su familia a su residencia en las Alpujarras, a la Alcazaba de Laujar a unos 120 km de Granada; y al remontar un cerro echó un último vistazo a su Granada natal, después continuó el viaje. Las crónicas dicen que lo hizo en silencio.

Un siglo más tarde el obispo de Guadix inventaba el llanto de Boabdil y la frase de Aixa recriminando a su hijo la pérdida de Granada; en una explicación de los hechos a la reina de Portugal. De allí, poco después se dirigió a Fez fijando su residencia; apartado de la vida política aunque haciendo de consejero del sultán de Fez, y muriendo a la edad de 70 años en 1533.

Publicado por:

Vicente Hernandez Gil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.