shadow

Divergencias entre los Ritos de los “Antiguos” y los “Modernos”


shadow

Divergencias entre los Ritos de los “Antiguos” y los “Modernos”

Las divergencias en algunos rituales masónicos respecto al orden de las dos columnas Jakin y Boaz y de las dos primeras palabras sagradas (Aprendiz y Compañero) tiene su origen en una iniciativa de la Gran Logia de los Modernos destinada a confundir a la multitud de curiosos aparecida tras las primeras divulgaciones de rituales en el siglo XVIII.

Estos cambios fueron adoptados por los ritos de nuevo cuño; sólo el Rito Escocés Antiguo y Aceptado se libró de esta medida por provenir de Estados Unidos donde, particularmente en el Sur, la masonería de los Antiens estaba fuertemente asentada.

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado ha heredado aportaciones herméticas y alquímicas (purificación por los elementos, color rojo), además de las caballerescas, que comparte con el Rito Escocés Rectificado.

El Rito de Emulación es el que ha conservado con mayor pureza sus orígenes operativos. El Rito de Emulación sufrió una variación justificada en base a que el origen de la Masonería es anterior al del Cristianismo, con vistas a poder aceptar judíos en sus Logias: se reemplazaron las referencias neo-testamentarias por correspondencias vetero-testamentarios. Al preparar al candidato, el Rito de Emulación descubre la rodilla izquierda y el pie derecho, mientras que los ritos continentales (Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Rito Escocés Rectificado y Rito Francés) invierten la situación.

A partir de la unión entre «Antiens» y «Moderns» en 1817 y, especialmente, a raíz de las modificaciones aprobadas en Noviembre de 1834, se llevó a cabo una considerable alteración del ritual de Royal Arch, conservando del antiguo poco más que los elementos esenciales.

La formación y apertura del capítulo presenta múltiples diferencias entre los rituales anteriores a 1835 y el que se estableció a partir de esta fecha. El rito del Paso de los Velos fue eliminado (alusión al «triple recinto»): Primer Velo, zarza ardiente; Segundo Velo, vara de Aarón transformada en serpiente; Tercer Velo, milagro de la mano leprosa. Cada velo tiene su palabra de pase; las recibidas tras el tercer velo permiten el acceso al Sancta Sanctorum, donde el candidato ve los emblemas del Arca de la Alianza, las tablas de piedra de Moisés, el recipiente con maná, la mesa de los panes de propiciación, el incienso ardiendo y el candelabro de siete brazos.

Los masones operativos de The Worshipful Society of Free Masons… acusaban a los ‘Moderns’ de haber reducido de siete a dos (luego serían tres como resultado de la unión con los ‘Atients’) los grados de la antigua masonería operativa; de haber invertido la posición en Logia del Venerable Maestro, del 1º Vig. y del 2º Vig., que al igual que los Tres Grandes Maestros (dos de ellos, además, suprimidos) que dirigen una logia operativa, debían estar situados en Occidente para observar el levante del Sol; de haber introducido el compás propio de la «Arch Guild» en la «Square Guild», de haber introducido el grado de Maestro basándose en el rito de la muerte y nacimiento de Hiram (celebrado todos los años el 2 de Octubre) y de la creación del grado de Past Master. Según Guénon, «Clement Stretton fue, el principal autor de una ‘restauración’ de los rituales operativos».  Las modificaciones de 1835 supusieron una revisión de las palabras de pase. Igualmente se eliminaron los elementos específicamente cristianos. La cinta con los primeros versos de San Juan «En el Principio era el Verbo » se cambió por otra que contenía el primer y tercer versículos del Génesis: «En el principio Dios creó los cielos y la tierra… Y Dios dijo, que sea la luz, y hubo luz». Antiguamente los Tres Principales llevaban ropas de color escarlata, azul cielo oscuro y gris claro respectivamente. Otra divergencia se refería a la consideración del rito del Sagrado Arco Real como complemento a la maestría o 4 grado

La crítica de los Operativos sobre el cambio de posición del Maestro al Este y la de haber alterado la de los Vigilantes es absolutamente contestada por numerosos indicios; todos los antiguos catecismos señalan al Este como lugar del Maestro de la Logia. Ello podría explicarse por el hecho de que una logia operativa de Aprendices podía ser dirigida por un masón de IIº o IIIº grado que actuaba como Maestro, igual que un masón de Vº o VIº grado podía ejercer de Maestro para las logias de IIº o IIIº grado; pudiera suceder que estos Maestros en funciones se sentasen en el Oriente para encarar a los Tres Grandes Maestros.

Extractado de: Alexis HatmanDiccionario Masónico, Ritos, Barcelona, 2007, p. 57-60.

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.