shadow

El Gran Oriente de Chile también se pronuncia acerca de la grave crisis


shadow

El Gran Oriente de Chile, es otra de las potencias masónicas chilenas que también se ha pronunciado acerca de los graves altercados acontecidos durante los últimos días.

Se trata de una organización masónica de la República de Chile fundada el 7 de mayo de 1961 en la ciudad de Santiago; como resultado de la unión de 3 logias chilenas cuyos nombres fueron: Gran Logia Sol de Oriente de Chile, Gran Logia Lautarina de Chile y Gran Masonería Universal del Rito de Memphis y Mizraím. Este Gran Oriente de la masonería chilena, fue fundado según las normas de sociabilidad de la masonería europea —juramentos iniciáticos, normas simbólicas, reglamentos de funcionamiento y declaraciones de principios, según las antiguas tradiciones de la francmasonería francesa y escocesa.

Estructuras masónicas internacionales

En la actualidad, el Gran Oriente de Chile forma parte de estructuras masónicas internacionales tales como:​ Confederación Interamericana de Masonería Simbólica (CIMAS), y del Centro de Comunicación y de Información de las Potencias firmantes del Llamado de Estrasburgo (CLIPSAS). Esta última es una organización internacional de jurisdicciones masónicas. Dichas jurisdicciones están aprobadas y aceptadas por muchas Grandes Logias de diferentes países del mundo, en las que se aceptan o no a las mujeres. Un detalle fundamental es el no requerimiento a sus miembros, de creer en un Gran Arquitecto del Universo o algún tipo de Ser superior. (El Gran Oriente de Chile ingresó a CIMAS el 21 de septiembre de 2002 y a CLIPSAS, el 22 de mayo de 2004).

Comunicado del Gran Oriente de Chile

Nuestra nación está sufriendo una coyuntura importante. Una crisis real producida por varios factores sociales, políticos, económicos y culturales que han explotado recientemente. Esto puede ser interpretado, sin lugar a dudas, como una crisis. No obstante, debemos tomarla como un punto de inflexión para el crecimiento. Sabemos que puede ser doloroso, pero también necesario. Como masones, la contribución hacia la mejora continua de la sociedad, debe tener como pilar el Libre Pensamiento. Las sociedades cambian, mutan, siempre en pos del progreso de sus integrantes, es decir, la comunidad, la familia, las personas. 

El Gran Oriente de Chile, por tanto, quiere aportar con este proceso de restablecimiento de la paz y la calma. Entendemos que las desigualdades sociales existen, no obstante, debemos ser ciudadanos responsables y establecer bases pragmáticas que respeten toda dignidad humana, de manera que las personas puedan desarrollar con sus competencias y herramientas como se lo permitan sus propios anhelos y visiones; en un clima de paz y respeto irrestricto al Estado de Derecho. Todos tenemos cabida en esto que llamamos Nación, en un territorio de innumerables riquezas y que aun con crisis ambientales que nos son perfectamente conocidas; hemos sabido salir adelante con el empuje y el coraje que nos caracteriza. 

El Gran Oriente de Chile no comparte en lo absoluto que dichas prerrogativas humanas; que constituyen su derecho básico a la vida y anhelos de desarrollo, se vean aplicados violencia y vandalismo a satisfacción de unos pocos, y que el intento de desestabilizar a nuestra sociedad desvíe el foco del progreso que Chile merece; y que ha logrado gracias al esfuerzo de cada mujer y hombre que integra nuestra nación. 

Que la convivencia retome su cauce

Como francmasones, tenemos el anhelo y la esperanza de que la convivencia retome un cauce sano, en absoluta paz, reflexión y acción; y que las necesidades se resuelvan en forma sustentable. Como masones y masonas siempre hemos trabajado para ese objetivo y con vigor tratamos siempre de mejorar cada día, implicando que quienes nos circundan puedan cosechar el fruto de nuestra humilde siembra. Estamos con las personas, con el ciudadano, con las familias y con todas las ideas que hagan esta sociedad más justa, mas libre y fraterna. 

A todos los masones y masonas que la presente vieren, sepan que estamos en una circunstancia donde lo operativo, lo regular, lo tradicional y lo específicamente espiritual, están enfocados en erradicar las diferencias que nos separan; honrando el juramento que hemos asumido en pos del progreso de la humanidad. 

Como miembros del Gran Oriente de Chile fomentamos el dialogo en nuestras comunidades; aprovechando todas las instancias disponibles para poner en practica las virtudes que profesamos. Nos ponemos a disposición como Institución para aportar al diálogo nacional con el respeto y tolerancia que como Masones encarnamos. 

Un Gran abrazo fraternal a todos. 

Héctor Díaz Montenegro. 

GRAN MAESTRO.

Artículos relacionados:

Masonería Femenina: “Las venas de América Latina nuevamente abiertas”

Declaración de la Gran Logia Mixta de Chile sobre la crisis

Autoridades masónicas se reunieron para analizar la crisis Chilena

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.