shadow

Se clausuró el XV Congreso Nacional del Simbolismo en Argentina


shadow

Se clausuró el XV Congreso Nacional del Simbolismo en Argentina

 

 

Con delegados de la Masonería de todo el país, clausuró el domingo el XV Congreso Nacional del Simbolismo en Comodoro Rivadavia que sesionó desde el jueves último. Dio a conocer el siguiente documento:

 

CARTA DE COMODORO RIVADAVIA

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, reunida en la Ciudad de Comodoro Rivadavia, Chubut, durante los días 11, 12 y 13 de abril de 2014, en su XV Congreso Nacional del Simbolismo.

DECLARA

La juventud, la educación, el medioambiente y las nuevas tecnologías son temas centrales de la reflexión que se ha planteado la Masonería Argentina en esta etapa de su historia.

Los cuatro conceptos representan el paso hacia el futuro de nuestra sociedad. La Masonería reclama la vanguardia como expresión del laicismoy el Librepensamiento frente al dogmatismo y el fanatismo.

Argentina será lo que sean sus jóvenes de hoy. La educación enciende luces amarillas y rojas, llama la atención por la precariedad de sus resultados a pesar, inclusive, de los presupuestos que la respaldan.

El medioambiente es el entorno necesariamente amigable en el que deberá florecer y prosperar la mejor convivencia, a condición de su adecuado cuidado y preservación. El agua y la energía son elementos centrales de un cuerpo de ideas que apuntale la relación del Hombre con la Naturaleza y genere riquezas sin detrimento del hábitat de todos.

Las nuevas tecnologías son los instrumentos que nos conectan con la Humanidad y nos abren las anchas puertas por donde debe circular el mundo globalizado que aspira a perfeccionar la democracia como modelo de vida en común. Las herramientas tecnológicas derivan de la investigación científica, unas y otra deben desarrollarse en un juego armónico que proteja la calidad ecológica como categoría de un nivel de vida superior.

Las cinco comisiones que analizaron las temáticas y las ponencias trabajaron sobre esos grandes desafíos de nuestra sociedad. La Masonería propone abrir el debate en conjunto para concertar un luminoso horizonte común.

Tal como se advirtió durante el desarrollo de los trabajos, así como la educación necesita una urgente actualización de contenidos, métodos y estructuras propios del siglo XXI, deben buscarse soluciones creativas que instalen a la familia y sus nuevos modelos como pilares básicos de la sociedad, capaces de sustentar la utilización adecuada de las nuevas tecnologías para que no se conviertan en meros juegos adictivos y, en cambio, resulten útiles a los propósitos de fondo que proponen la Ciencia y la Tecnología.

La sociedad argentina debe subir un nuevo escalón. Ese paso debe ser coherente y coordinado para evitar exclusiones que subrayen nuevas injusticias. La juventud será protagonista del cambio, creará el nuevo modelo social que deberá expresar y contener las novedades del mundo, las aspiraciones generales, un estilo de vida que privilegie la comprensión y la unidad de los argentinos.

La Masonería Argentina quiere participar de ese esfuerzo. Las nuevas generaciones de masones renuevan en forma permanente su historia institucional de 156 años de vida en el país y casi tres siglos de desarrollo filosófico en el mundo.

Asoma una nueva Modernidad que no es el fin de la historia, sino el progreso de las ideas a través de la Ciencia, la Justicia y el Trabajo.

El XV Congreso Nacional del Simbolismo presenta una agenda básica con la esperanza de que las organizaciones políticas, sociales, económicas, del Tercer Sector y otras se aboquen a su consideración para proponer los acuerdos esenciales y de fondo que reclama una inmensa mayoría de compatriotas por encima de sus circunstanciales pertenencias sectoriales.

Afirma una vez más que el laicismo es el concepto liminar que debe presidir el nuevo esfuerzo, como ya lo hizo en diferentes momentos de nuestra historia. La ley 1.420 de educación laica, obligatoria y gratuita fue el instrumento central de la amalgama que tejió el torrente inmigratorio, tal como lo fue años después la Reforma Universitaria. Un nuevo pacto laico es imprescindible

Declara, además, que nuestro país reclama la pacificación de los espíritus y el reencuentro de quienes se han distanciado por meras cuestiones coyunturales. Ningún interés es superior a la Patria misma. El pluralismo de las ideas enriquece los debates, la tolerancia que aprendemos y enseñamos los masones debe ser la prenda de unión de una sociedad muchas veces lacerada por rencillas y enfrentamientos innecesarios. Los tres poderes del Estado deben asegurar su equilibrio recíproco y la vigencia plena de las instituciones en un marco de mutua comprensión. Las respuestas maniqueas no sirven, los consensos son imprescindibles en un marco de libertad, igualdad y fraternidad.

Tal como aconteció con el Congreso anterior, celebrado en la Ciudad de Corrientes, la Masonería Argentina se ofrece como ámbito de conciliación porque no reclama para si ni apetece ventajas sectoriales de ninguna naturaleza.

Comodoro Rivadavia, 13 de abril de 2014

 

 

 

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.