Reciba Diario Masónico en su e-mail

Conferencia: «Roso de Luna», por Esteban Cortijo


shadow

Conferencia: «Roso de Luna», por Esteban Cortijo

 

 

Conferencia que se encuadra dentro del «Seminario Masonería y Libre Pensamiento», impartido por Esteban Cortijo Parralejo, catedrático de Filosofía y Presidente del Ateneo de Caceres.

Tendrá lugar en el Ateneo de Madrid el próximo. La inscripción para esta serie de conferencias tienen un precio de 10 .

Su figura

Mario Roso de Luna (Logrosán, -Cáceres-, 15 de marzo de 1872 – Madrid, 8 de noviembre de 1931) fue un abogado, teósofo, astrónomo aficionado, periodista, escritor, ocultista y masón español.

Conocido como «el Mago Rojo de Logrosán», a Roso le gustaba definirse a sí mismo como «teósofo y ateneísta». Fue, en efecto, miembro del Ateneo de Madrid, donde trató a figuras importantes de la época, como Unamuno o Valle-Inclán.

Como teósofo, realizó una infatigable labor divulgativa. Tradujo al castellano las obras de Blavatsky y produjo una larga serie de libros propios, agrupados en la llamada Biblioteca de las Maravillas.

En sus libros, Roso aplicó la doctrina teosófica a múltiples campos, como la musicología (Beethoven, teósofo, Wagner, mitólogo y ocultista), la sexología (Aberraciones psíquicas del sexo), Las mil y una noches (El velo de Isis), el totalitarismo (La Humanidad y los Césares), los mitos precolombinos (La ciencia hierática de los mayas) y el folclore español (El libro que mata a la Muerte).

Colaboró también en la recogida de romances y otras tradiciones populares extremeñas y fundó la revista teosófica Hesperia, editada en Madrid de noviembre de 1921 a febrero-marzo de 1925.

Colaboró en numerosas publicaciones: periódicos como El Globo, El Liberal, La Libertad, La Voz de Extremadura, etc.; revistas como La Esfera, Nuevo Mundo, Nuestro Tiempo, El Telégrafo Español, El Álbum Ibero-Americano, La Ciudad Lineal, Revista de Extremadura, Alma Extremeña, Revista del Ateneo de Madrid, Boletín de la Real Academia de la Historia, y, por supuesto, revistas teosóficas como Sophia (Madrid), El Loto Blanco(Barcelona), Boletín Mensual del Ateneo Teosófico, Zanoni(Sevilla), Vida y Ciencia(Sevilla), La Luz del porvenir(Valencia) o Lumen(Tarrasa) y también en algunas extranjeras como La Verdad(Buenos Aires), La Cruz Astral(Chile), Virya(Costa Rica), O Pensamiento(Sao Paulo), o Isis(Lisboa).

En 1928 fundó, junto a Eduardo Alfonso, la Schola Philosophicae Initiationis.

En sus últimos días fue atendido por el doctor Eduardo Alfonso, y en su lecho de muerte dijo a sus allegados: «Ningún hombre es indispensable. No me lloréis. De una sola manera honrareis mi memoria: ¡Continuad mi obra..! ¡Superadla!».

En los últimos años el estudioso extremeño Esteban Cortijo se ha ocupado en profundidad del autor. A él dedicó su tesis doctoral, publicada en el año 2002: Vida y obra del Dr. Mario Roso de Luna (1872-1931), científico, abogado y escritor, así como otros libros y artículos.

Publicado por:

Diario Masónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.