shadow
shadow

El Gran Maestro de la Gran Logia de Portugal lanza un comunicado justificando el gasto de 3 millones de euros

 

 

 

Redacción

El Gran Maestro de la Gran Logia Legal de Portugal envió a Diario Masónico un escueto comunicado a través de su Gran Vice-Secretario, José Rúa, en el que se intenta justificar que los 3 millones de euros gastados en el Palacio de Santa Clara, situado en la Estrada da Ameixoeira.

El comunicado dice textualmente así:

“Los procesos en Tribunal sobre el Palacio de Ameixoeira fueran todos ganados incluyendo el del Tribunal da Relação – segunda Instancia, dando razón à la Gran Logia y están terminados sin posibilidad de más recursos. Los negocios de Grande Loja Legal de Portugal son claros y transparentes y resultan siempre de deliberaciones unánimes en sus competentes órganos.

José Rúa

Vice Grande Secretário / Deputy Grand Secretary
Gabinete do Grande Secretário / Office of the Grand Secretary
Grande Loja Legal de Portugal / GLRP”

Lo cierto es que a pesar de este comunicado, no se nos adjunta ninguna documentación adicional en la que se aclare cuál fue la resolución en Segunda Instancia.

Lo que sí es cierto es que existe cierta disensión entre los HH.·. de la GLLP/GLRP, como ya decíamos en nuestro artículo “La Gran Logia Legal de Portugal quiere evitar que sus elecciones se contaminen como las de la GLE”(publicado el 28/03/2018). En el artículo del prestigioso periódico Portugués VISÃO se decía, cinco días antes de nuestra publicación, que Masones de la  Gran Logia Legal Portugal acusan al Gran Maestro de usar inadecuadamente el dinero de la institución. Esto se debe la compra de un palacio por 3 millones. Acusan a Júlio Meirinhos de ser “dictatorial” en relación a las finanzas y de actuar como si la “asociación fuese suya”. El caso está en los tribunales masónicos pero también llegó a los tribunales comunes”

Y continúa diciendo que “Muchos masones no perciben por qué se quiere comprar un palacio tan caro sin necesidad. La situación está generando una gran confusión dentro de la Gran Logia”, explica un masón de la GLLP, agregando “que actualmente se vive un clima de tensión interna, con expulsiones, y acusaciones al gran maestro”. (Artículo publicado el 23/03/2018)

Por otro lado está la polémica expulsión del seno de la GLLP de Nuno Nazateth Fernandes, uno de sus fundadores hace 38 años

El mismo diario que se hacía eco de la polémica compra del  Palacio de Ameixoeira, también publicaba un artículo el pasado día 27 de marzo titulado “Nuno Nazareth Fernandes expulsado de la masonería”. El compositor y escritor publicó en Facebook un texto con críticas sociales, incluyendo algunos masones, y a la dirección de la obediencia masónica no le gustó. “Para mí es un honor y un privilegio ser expulsado por el equipo de Julio Meirinhos”, dice Nazareth Fernandes, que en los años 80 fue uno de los nueve fundadores de esta masonería en el país.

Nuno, además agregó: ‘Eso sólo puede significar que sigo siendo reconocido como un verdadero masón por la abrumadora mayoría de mis hermanos nacionales y extranjeros. En cuestión está un texto, con un estilo de crítica social, titulado ‘Portugal de los pequeños’ que el compositor compartido en Facebook.

En este texto, publicado el 13 de noviembre de 2017, Nazaret Fernandes habló de diversos eventos, tales como la cumbre Web en Lisboa, el brote de legionela y el Congreso de la Francmasonería. Y en medio, realizó algunas críticas, sobre todo a la actual dirección de la Gran Logia de Portugal legal que afirmaba poseer ‘una ignorancia masónica’.

Además, acusó a algunos de ‘pseudo hermanos, que en su práctica profana son todo menos masones’. El post en cuestión se puede leer en este enlace: https://www.facebook.com/nuno.nazarethfernandes/posts/1859602944080166

Por lo visto, a la dirección de GLLP no le gustó y decidió abrir un procedimiento disciplinario contra él. El tribunal masónico alegó que Nazareth Fernandes reveló una ausencia de “sentimiento fraterno” por haber tratado en el texto incorrectamente a los ‘hermanos’, y mostró falta de respeto hacia el Gran Maestro por haberle apodado ‘pavo profesional’.

El 14 de febrero, Nazareth Fernandes recibió una notificación en la que se le anunciaba que estaba suspendido.

En su respuesta, el masón alegó que el decreto del tribunal era un “delirio acusatorio”, y subrayó que nunca se dirigió al gran maestro, refirió que se “manipularon sus palabras” y aclaró que se trataba de un texto irónico que los masones inteligentes percibieron perfectamente. En ese documento de respuesta, el escritor explicó además que no se ve reflejado actualmente en esta masonería y advirtió que él mismo iba irse.

“Yo soy el que expulso sí, a esta pretendida Gran Logia de dentro de mí. Como dicen los ingleses “I am out”, escribió. “No entiendo cómo se puede expulsar a alguien de una organización después de claramente afirmar que se autoexcluye por mantenerse fiel a los principios que guiaron su fundación, y ser éstos incompatibles con la práctica actual de esta Gran Logia”.

Las principales acusaciones en el seno de la GLLP

Entre las acusaciones están alegadas irregularidades en la gestión financiera de la organización masónica. En otro proceso interno, el Gran Tesorero, hizo el pasado mes de marzo una exposición al tribunal masónico (tribunal de apelación) donde acusa al socialista Júlio Meirinhos de utilizar indebidamente los fondos de la institución, de gastar más de lo que está presupuestado sin tener la aprobación de la dirección de la obediencia y de adjudicar servicios sin seguir las reglas internas.

Al final del informe el Tesorero pide incluso que se abra un proceso disciplinario al líder. En el documento, Norberto Coelho, un director del BPI, acusa al Gran Maestro de haber tomado varias decisiones en relación a las cuentas sin respetar las normas y sin legitimidad para hacerlo. El responsable de las cuentas relata el caso de obras de alto valor, hechas en los lugares donde los masones se reúnen y hacen los rituales (templos), uno en Oporto y otro en un piso de un edificio en Alvalade, donde durante años funcionó la sede de la GLLP.

Según el masón que hace la denuncia, estaban previstos en el presupuesto 100.000 euros para ese tipo de remodelaciones, habiéndose gastado en realidad más de 350 mil, sin que ese exceso hubiera sido aprobado en reuniones de dirección.

Y da el ejemplo concreto de unos trabajos de decoración de un templo en Porto, cuya factura fue pagada en mayo de 2017 y que después de cuestionar el servicio, se le explicó que se trataba de un trabajo solicitado ” Gran maestro”. El documento contiene, además, gastos astronómicos en eventos, en particular una fiesta en el Convento del Beato.

Entre otras situaciones, el tesorero señala que recientemente, “sin ninguna discusión y aprobación previas” fue “facturada la primera parte de una prestación de servicios de un proyecto de protección de datos”. El proyecto que, según el documento que llegó al tribunal, fue atribuido “en exclusiva a una Sociedad Unipersonal por cuotas (Flytowns), cuyo objeto social principal es la compra y venta de bienes inmuebles”, y que parece ser detentada “por un miembro de la propia GLLP”. El tesorero asegura que no tuvo conicimiento de muchos de los gastos y ataca la forma de actuar del actual líder. Dice que “desde finales de 2016 y hasta el momento, Julio Meirinhos ha actuado de forma autoritaria y casi dictatorial en relación a las finanzas de la Asociación “.

“Se puede decir que el gran maestro actuó como si la Asociación fuera suya”, dice, a la vez que añade: “Quien contestaba sus decisiones era tomado casi como un enemigo.”

Y recuerda también el caso de la compra del Palacio, proceso del cual nunca fue informado, a pesar de ser el responsable de las finanzas de la obediencia masónica. El masón, ex director del BPI, no fue el único que pidió la apertura de un proceso disciplinario a Julio Meirinhos. En febrero, otro masón – José Manuel Leandro, que fue presidente de la Federación Portuguesa de Vela- había enviado al tribunal masónico una queja, donde solicitaba una sanción para el líder. Esto después de haber sido suspendido por, según cuenta, haber impugnado en la reunión de noviembre de 2017 los fundamentos de la compra del palacio por tres millones. “El gran maestro ignoró hasta el parecer negativo del consejo fiscal sobre el presupuesto para 2018. Además, el valor de tres millones solicitados por el palacete parece estar muy por encima del valor real”, adelanta un elemento de la obediencia, explicando que el préstamo que se habría de hacer, dejaría “a GLLP una pesada herencia de 15 años de compromisos financieros”.

La versión de Meirinhos

Julio Meirinhos aclara que el proceso judicial estaba finalizando en Lisboa, y era inapelable “por unos 20 días, dando la razón a la Gran Logia”. Según el Gran Maestro la decisión era previsible “teniendo en cuenta lo que ya había sucedido con la Providencia Cautelar”.

Sin embargo, y a pesar de que hasta ahora no se haya detectado ninguna irregularidad por la justicia, la compra del palacio puede no culminarse. De acuerdo con las declaraciones de Meirinhos, “hubo personas que se hicieron pasar por miembros de la dirección y que fueron a hablar con el dueño del inmueble, que súbitamente subió el valor.”

Inicialmente el precio acordado con el propietario era de 2,8 millones. La compra fue aprobada por la Asamblea General de la GLLP por unanimidad, y el gran maestro no está dispuesto a dar ni un céntimo más, alegando que no está dispuesto a renunciar “a la palabra dada tanto al propietario y al Gran Maestro”. Lamentando que el negocio pueda no llegar a buen puerto, rechaza ceder y prefiere buscar nuevas instalaciones antes que asumir el nuevo precio, que inicialmente tenía un valor inferior al que el propietario pide ahora.

En el proceso interno que se desarrolla en los tribunales masónicos contra sus cuentas, Julio Meirinhos asegura que no hay “irregularidad ninguna que detectar”, y le extraña el hecho de que haya sido el propio Tesorero el que critique la operación, ya que también aprobó los presupuestos, y cuya actitud le lleva a plantearse una cuestión. “¿Qué habría llevado entonces Norberto Coelho a desconfiar de las cuentas de la GLLP, que el propio aprobó, al punto de levantar un proceso en la obediencia? Ciertamente intereses personales.” Sin querer profundizar en las críticas y asegura que estas actitudes serán analizadas a la luz de los reglamentos internos, e insiste en su asombro con respecto de la actitud del Gran Tesorero: “Todavía estamos con un saldo positivo de 200.000 euros.”

Para finalizar está la cuestión de las próximas elecciones a Gran Maestro

Y no es una cuestión menor. La Gran Logia de Portugal se enfrenta, en medio de estos nubarrones, a una cita electoral en donde lo deseable sería que se llegara a un consenso sin generar este tipo de polémicas y que éstas trascendieran a los medios profanos. Sería lo lógico que en las organizaciones masónicas reinara la discreción y la concordia, ya que somos miembros de una fraternidad y no de una asociación cualquiera, separando lo iniciático de lo administrativo y con un cumplimiento estricto de la Ley del país que nos ampara.

Por todo ello, sería también oportuno, en defensa de la gestión del actual Gran Maestro, que se aclarara con más precisión la última sentencia judicial profana acompañada de los argumentos que la han propiciado y así dejar el nombre del Gran Maestro en el lugar que merece, ya que en su comunicado se afirman los hechos que, suponemos, se pondrán en conocimiento de los miembros de la Gran Asamblea.

 

Con información de VISÃO

 

 

Publicado por:

Garibaldi

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Gustavo    

    Sin duda es lamentable ya se hace parodia!! En el mapa España y portugal están juntas unidas e inseparables…se ve que los abrazos entre grandes maestros se pegan las formas….literalmente la similitud es comparable a Hermanos siameses…por el mapa y parece ser que les unen algunas cosas más…

    Un TAF

  2. Jotenegro    

    Que lamentable que todo estos sucesos, legales o no legales masónicamente, se estén transpirando hacia el mundo profano.Esto en nada contribuye a la imagen escuadrada y al discreto proceder que se tiene de la Masonería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.