Comunicado electoral de Adolfo Alonso

Cuando uno pierde un proceso electoral aunque sea por 47 votos de diferencia, 268 a 315 votos, la imagen puede ser la de tristeza, sin embargo no es la mía.