shadow

La otra profanación: Falange Española en el Ateneo de Madrid


shadow

El ateneo de Madrid ha sido un referente histórico de la ilustración española desde el siglo XIX. Sin embargo, acogió un acto del mismo partido que lo clausuró en 1939.

La institución ateneísta nace como una institución cultural privada. Fue creada en 1835 como Ateneo Científico y Literario. Por el Ateneo han pasado seis presidentes de Gobierno y casi todos los Premios Nobel españoles, muchos políticos de la Segunda República y diversos integrantes de la generación del 98, de la del 14 y de la del 27.

Los antecedentes del Ateneo se encuentran entre los ilustrados y los liberales del inicio del siglo XIX. Tras la invasión napoleónica y la abdicación de José I Bonaparte como rey, la organización del país quedó en manos de la Junta Suprema Central y de las Cortes de Cádiz que promulgaron la primera constitución liberal española.

El ateneo y la represión franquista

El ateneo ha sido un referente de la cultura y el progreso en Madrid y en España. Sin embargo, acogió esta semana a los mismos que implementaron todos los tipos de represión posible para con el progreso cultural del país, arrancado de cuajo a partir de 1939.

La dictadura de Primo de Rivera (padre de José Antonio Primo de Rivera, fundador e ideólogo fascista de Falange Española y en cuyo homenaje se reunieron precisamente en la institución madrileña) suspendió las actividades del Ateneo. Durante la Guerra Civil española se mantuvo abierto y resultó providencial conservar la integridad de sus instalaciones, en especial su Biblioteca, gracias a la labor de Bernardo G. de Candamo, único miembro de la Junta Directiva republicana que permaneció en Madrid durante el conflicto bélico. No obstante, la dictadura franquista limitó la actividad del Ateneo. Tras la guerra civil se redujo el número de actividades de corte artístico y la institución se convirtió en un foco de difusión de la ideología del régimen franquista con el objetivo de resaltar los valores conservadores y católicos de la dictadura frente a su carácter militar.

En la década de 1960, con José María de Cossío al frente del Ateneo, la actividad política fue dejando paso de nuevo, de forma paulatina, a la actividad artística y cultural. La vuelta a la democracia ha permitido que el Ateneo continuase siendo un importante centro de referencia cultural.

Los fascistas cerraron el ateneo en 1939

En un artículo que el diario español Público dedica a tal evento, se afirma que “a finales de marzo de 1939, en los últimos días de la Guerra Civil, la Falange ocupó el Ateneo de Madrid. La institución, cuna de la intelectualidad y del liberalismo, fue cerrada, desapareció el nombre de Ateneo y allí se instaló la Delegación Provincial de Educación Nacional del partido único de la dictadura franquista: la Falange Española Tradicionalista de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (FET de las de las JONS). Su salón de actos, de hecho, pasó a ser el Aula de Cultura de la Delegación. La ocupación de Falange ponía fin, de esta manera, a un legado de 100 años de debate y de conocimiento y, también, “presumiblemente” provocaba la “desaparición” del archivo histórico de la institución, a la que el propio José Antonio Primo de Rivera acudía a estudiar. Así, al menos, aparece recogido en la propia página del Ateneo de Madrid“. 

Ochenta años después de aquello, de la ocupación y desaparición del Ateneo en manos de la Falange, el partido fascista ha regresado al Ateneo de Madrid. Eso sí, esta vez pagando por alquilar el salón de actos del histórico edificio para conmemorar el nacimiento de Falange Española un 29 de octubre de 1933 de la mano de José Antonio Primo de Rivera, el mismo partido que acabaría con la libertad de la institución seis años después de su fundación. En el acto, que se celebró el sábado, participaron varias de las corrientes que conforman el actual espacio falangista: La Falangela Hermandad Nacional de la Vieja Guardia y FE de las JONS. De hecho, fueron habituales los cánticos que llamaban a la “unidad” de los partidos falangistas. 

Así, durante las dos horas que se prolongó la celebración, se cantó el Cara al Sol, se hizo el saludo fascista, se cargó contra todo lo que se podía cargar y se honró la memoria de los falangistas que se levantaron en armas contra la democracia republicana y apuntalaron el régimen franquista. Así, por ejemplo, Norberto Pico Sarabia, presidente de la Hermandad de la Vieja Guardia, alabó al escritor fascista Rafael García Serrano, que “aquel 18 de julio cogió su fusil y salió a defender la unidad de España”.

El Ateneo y la masonería

La historia del Ateneo de Madrid está ligada, casi desde sus inicios, a la masonería. La sede actual de la Docta Casa, ubicada en el número 21 de la madrileña calle del Prado e inaugurada en 1884, es obra de los arquitectos Enrique Fort y Luis de Landecho, y contó en sus orígenes con diversos elementos que aludían a la estrecha relación entre el Ateneo y la masonería.

Tanto el propio edificio como la institución, quede claro, no son masónicos en sí mismos, pero muchos de sus socios destacados –como el presidente de la II República Manuel Azaña o el intelectual y esoterista Mario Roso de Luna– sí lo fueron, al igual que otros muchos de sus miembros en la actualidad.

Es en el salón de actos donde las referencias masónicas resultan más abrumadoras. En su techo, un fresco realizado por el pintor Arturo Mélida contiene multitud de símbolos masones: columnas y triángulos que nos envían directamente a la simbología logial: libertad, igualdad, fraternidad.

Tres figuras que referencian la sabiduría, la fuerza y la belleza. La escalera de los siete peldaños, símbolos de las siete virtudes a las que en todo momento debe aspirar el buen masón… y así para pasar muchas horas.

 La palabra del fascismo en el templo de la razón

El propio Eduardo García Serrano, director de El Correo de Madrid y colaborador habitual de Intereconomía, también tomó la palabra para definirse como “franquista y falangista”, cargar contra la izquierda “rencorosa y analfabeta” de 1936 y de la actualidad, enaltecer a los luchadores falangistas que participaron en el golpe de Estado y la Guerra Civil y calificar a Franco como “el mayor estadista” “caudillo militar” de la Historia desde los Reyes Católicos a la actualidad.

Asimismo, García Serrano también contó una anécdota que cabe destacar. Señaló que el día de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, estando él en Mingorrubio, recibió una llamada del escritor Arturo Pérez Reverte para confesarle que su padre, el falangista Rafael García Serrano, es “el más grande” de todos los escritores que ha dado España “desde Quevedo”.

También dio un discurso el jefe nacional de La Falange, Manuel Andrino, que llamó a acabar con “la Constitución española”. “La Constitución española es la verdadera culpable del caos, de la ruina y de la situación de ruptura y de enfrentamiento civil que se produce no sólo en Catalunya sino en el resto de España”, pronunció Andrino, que pidió la derogación de la Carta magna “por inútil” y por “antiespañola”

El Querido Hermano César Navarro, presidente hasta mayo de 2019

Polifacético, humanista, culto, sabio, políglota, aventurero, comprometido, este médico forense, psiquiatra, expresidente del Ateneo de Madrid (lo fue en tres ocasiones), es todo un caballero que sabe disfrutar de la vida y compartir lo que tiene, lo que sabe, lo que cree que es importante. A los 87 años, con estatua propia en Getafe y retrato en la galería de la Institución (a los que está legando su alma para que siempre se quede con nosotros), jamás rechaza una cita para algo que necesites, o simplemente, para conversar. Sabe latín, griego clásico, tagalo y francés, inglés, catalán, etc.

Recita de memoria poemas en catalán de Maragall que es un gusto. Leyó toda la Ilustración en su adolescencia y cedió a Getafe los 22.000 volúmenes de los que consta su biblioteca. Su padre trabajó con Marañón, él con Lluch y muchos otros humanistas, pensadores y hombres de valía, sus iguales.

El Ateneo, que se define a si mismo como una Sociedad Científica, Literaria y Artística, eligió por primera vez al Querido Hermano para el periodo 1984-85 y lo reeligió en 1986-87. Durante esta etapa, este maestro masón, psiquiatra, ateneista, republicano y librepensador promovió el retorno a los Reglamentos de los años treinta.

Fue reelegido de nuevo a los 81 años para el periodo 2014-15 para dirigir una institución que desea ser vanguardia de la sociedad civil. Hablaba entonces de su pertenencia a la Orden. “La Masonería ha sido mi vida”, decía en el extenso perfil publicado por el diario El País, en el que evocaba el hecho de que “muchos presidentes ateneístas han sido igualmente masones”.

Otros usuarios también se interesaron por…

La Gran Logia de España desvela algunos de los secretos masónicos del Ateneo de Madrid

Efemérides: El Ateneo de Madrid

Los símbolos de la masonería que todavía quedan por Madrid

Masonería y Derechos Humanos: el “Affaire” Unamuno

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Nacho    

    Falange Española es la esencia y la virtud del pueblo español, vosotros masones habéis sido el cáncer por lo que los verdaderos patriotas luchamos. Sois pura escoria manipuladora de los valores intrínsecos de una Nación. Pero la verdad se impondrá y el bien triunfará porque os faltan agallas para morir por lo que de verdad creéis.
    Nos vemos en las trincheras.

    1. Garibaldi    

      Ya nos matásteis vosotros, lo peor es que lo volveríais a hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.