Reciba Diario Masónico en su e-mail

Emulation 67 celebra su aniversario recordando la masonería en las bases americanas


shadow

Emulation 67 celebra su aniversario recordando la masonería en las bases americanas

 

 

 

La Respetable Logia Emulation número 67 de la Gran Logia de España; celebra su 25 aniversario. Las raíces de la única logia de habla inglesa de Madrid se hunden en la historia de las Logias militares de la Gran Logia Nacional Francesa para el personal militar de Estados Unidos en la España franquista.

La primera de ellas, fundada en 1960; fue la Respetable Logia militar Liberty número 70; que se reunía en la base de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Torrejón. Cuando, en 1992, Estados Unidos retiró el grueso de sus fuerzas de las bases,  los maestros masones que no retornaron fundaron Emulation 67, que incluye hoy miembros españoles, británicos, americanos, irlandeses; rusos y venezolanos.

En 1953, España concluyó las negociaciones que permitieron a Estados Unidos establecer bases militares en España.

Por consiguiente; el régimen franquista, que convirtió a España en el único país del mundo que ha creado alguna vez un tribunal especializado para la persecución de la masonería; aceptó durante las negociaciones la presencia de logias masónicas en las bases. Las autoridades militares norteamericanas se dirigieron a la Gran Logia Nacional de Francia, la más cercana a España; para contar con la carta patente dentro de la regularidad masónica internacional. Por primera vez desde que el Grande Oriente Español marchó al exilio en 1939; la masonería volvió a reunirse en suelo español.

Finalmente, en 1969, las bases militares norteamericanas en España contaban con cinco Respetables Logias que se reunían regularmente. Las más emblemáticas habían sido fundadas en las bases de Estados Unidos del Marruecos francés en los cincuenta. En 1963; cuando las bases fueron nacionalizadas por Marruecos, aquellas Logias Militares volvieron a levantar columnas en España.

Como es el caso de la Respetable Logia Arthur T. Weed número 59, que se reunía originalmente en la base militar de Nouasseur, cerca de Casablanca, o la Respetable Logia John J. Kestly número 60, en la base de Ben Guenir, próxima a Marrakech, que hoy se sigue reuniendo en la Base de Rota; con el número de registro 178 de la Gran Logia de España.

 

Fuente: El Oriente

Publicado por:

Diario Masónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.