shadow
shadow

Panegírico al V.·. H.·. Luis María Navarro

 

 

 

Se ausenta temporalmente un hombre extraordinario, un buen amigo del que puedo manifestar el orgullo de contar entre las personas amadas y que a mi me han demostrado amor. De él he aprendido generosidad, una de las asignaturas más difíciles en esa “escuela” que es el mundo actual, enfangado por una cicatería avarienta que enferma de codicia al espíritu humano.

También de él he aprendido sinceridad, otra asignatura difícil, porque la verdad es incendiaria y abrasa a su paso a la hipocresía,

A muchos nos deja huérfanos de amigo en una cadena de unión sin el eslabón más notable, por su verbo altilocuente y su alegría contagiosa.
Luis, querido amigo, hasta pronto… hasta siempre… Ya trasciendes el espacio y el tiempo, toda la energía que ha conformado tu ser se transforma en una nueva infinitesimal parte de ese proceso termodinámico universal evolutivo que tu y yo llamamos Dios, Ya has vuelto a las estrellas. Recibe mi ósculo de la paz. Hasta pronto… hasta siempre…

Publicado por:

Vicente Hernandez Gil

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.