shadow
shadow

Las cualidades Masónicas

 

 

(No confundir con las VIRTUDES)

CALIDAD o CUALIDAD es (tiene varias acepciones) “cada una de las circunstancias o caracteres que hacen de una persona o cosa superior o excelente o que los distingue.

Lo distinto, superior o excelente de una persona, más bien  viene siendo una obligación moral o ética, impuesta por leyes urbanas, costumbres o tradiciones para un mejor vivir individual o colectivo y que aún realizando algún esfuerzo no hacen propiamente un bien a la humanidad. La contraparte no es rigurosamente castigada pero sí degenera al individuo que lo hace inferior en el contexto universal de la sociedad.

Los Masones debemos tener cualidades como forma honesta de vivir o como distintivo entre la sociedad y es preciso conocerlas. A continuación una porción de ellas.

  • LA TENACIDAD: Porfía y firmeza, obstinación y fuerza
  • LA OBSTINACIÓN: Cualidad que no deja vencernos por los ruegos y obstáculos, con pertinencia y tenacidad en la consecución de empresas nobles
  • LA INFLEXIBILIDAD: Cualidad que nos mantiene firmes, inquebrantables y tenaces, sin torceduras ni dobleces en nuestras actuaciones honestas.
  • LA CORDURA: Discernimiento de lo que conviene hablar o hacer. Es obrar con buen juicio.
  • LA SOBRIEDAD: No tener esta cualidad es un defecto, es actuar con parquedad y frugalidad desprovisto de adornos excesivos sobre todo en el comer y el beber.
  • LA HONRADEZ: Cualidad que nos conduce a la rectitud, integridad y providad, pues el hombre sin honra es peor que un muerto.
  • LA HONESTIDAD:  Compostura, decoro, pudor, recato y modestia.
  • LA INTEGRIDAD: Que se tiene enteresa y que se es cabal y probo.
  • LA ECUANIMIDAD: Igualdad de ánimo.
  • LA PRESTANCIA: Excelencia.
  • LA IMPARCIALIDAD: Exento de prevención para juzgar.
  • LA BENEVOLENCIA: Es obrar con buena voluntad y amor.
  • LA INDULGENCIA: Cualidad de perdonar las culpas ajenas. Contentarse con lo que el pobre humano pueda dar de sí.
  • EL TESÓN: Ser pertinaz y terco en el logro de buenos deseos.
  • LA TOLERANCIA: Respeto hacia las opiniones y prácticas ajenas, especialmente políticas y religiosas.
  • LA DIGNIDAD: Nobleza en los modales a sí mismo y los demás.
  • EL HEROÍSMO: El distinguirse en acciones extraordinarias en todos los sentidos y maneras.
  • LA DISCRECIÓN: Rectitud de juicio. Exactitud para guardar los secretos.
  • LA REDENCIÓN: Poner término a las adversidades, librar de la cautividad, especialmente del espíritu

Eduardo Ramírez Garza

 

 

 

Publicado por:

Eduardo Ramírez Garza

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Comments

  1. Germán    

    Aún no soy masón, pero a pesar de mi condición de profano, continuamente, intento poner en práctica las cualidades mencionadas, por plena convicción de que, verdaderamente, es posible corregir los errores que se cometen a diario. Reconozco que no es una tarea fácil y que esta empresa requiere de una plena atención y labor sobre los propios actos. Exige un fino trabajo de introspección donde se vuelvan conscientes nuestros malos hábitos para, luego, en la medida de lo posible, poder modificarlos. Son los principios descriptos una perfecta guía de conducta digna de un buen masón o, en mi caso, un buen profano.
    Hace ya un buen tiempo que leo este blog. Les envío mis felicitaciones y agradecimiento por la excelente calidad de los artículos publicados.
    Los aliento a que sigan así.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.