Icono del sitio Diario Masónico

La masonería anglosajona está compuesta por cuatro abuelitos multimillonarios

cmi

Esta sería una síntesis de la intervención del MRGM de la GLE, hace unos días; en la asamblea de la Confederación Masónica Interamericana ( CMI ), celebrada en Asunción, Paraguay.

Entre la gran cantidad de intervenciones en la CMI, la del MRGM fue cuanto menos controvertida. En ella intentó hacer un análisis de la situación de la masonería actual en el mundo. A pesar de que su tiempo estaba limitado a unos ocho minutos; su intervención duró unos treinta, aunque al final de la misma se disculpó por ello.

Tras una breve introducción acerca del cambio que los medios de transporte y las redes sociales han impreso a las relaciones internacionales entre Grandes Logias, afirmó que estas deben ser presididas por el principio de Buena Fe que, a su vez, descansa sobre dos pilares básicos; la confianza mutua y la igualdad.

De la misma manera prosiguió reafirmándose en la idea de que las Grandes Logias son absolutamente iguales y soberanas.

Tras ello enumeró las diferentes formas en las que, normalmente, se coordinan las Grandes Logias a nivel internacional o en territorios muy vastos, a saber; Confederación, como la propia CMI, Federación y Conferencia.

El MRGM de la GLE se dirigió a los asistentes de la CMI en los siguientes términos acerca de la Regularidad

Sobre los Landmarks

Refiriéndose a las particularidades de la regularidad anglosajona (Reino Unido y EE.UU. mayoritariamente) describió sus características, siempre desde un punto de vista subjetivo o «cogido con alfileres».

En concreto se atrevió a admitir su limitación en el conocimiento de los Landmarks; reduciéndolos a tres fundamentalmente y afirmando que la Regularidad consiste en la adherencia a determinados principios derivados de los propios Landmarks; la creencia en un Ser Supremo, el carácter exclusivamente masculino de la Orden, y el hecho de no interferir en política o religión.

Sobre el Origen y territorialidad

El MRGM prosiguió diferenciando, según su opinión, los dos factores que constituyen la Regularidad que son la Regularidad de Origen y la Territorialidad. La primera, sería evidente: que una Gran Logia sea consagrada por otra Gran Logia Simbólica Regular. En cuanto a la Territorialidad, se refirió a ella como un principio a seguir para que hubiera una Gran Logia Regular por cada territorio.

En opinión del MRGM estos dos factores se consideraron, hasta hace pocos años, como algo importantísimo. Pero los tiempos habrían cambiado y la mentalidad de las Grandes Logias también; puesto que hace unos años una Regularidad de Origen sería prácticamente definitiva, aunque ahora, más que un simple reconocimiento, se buscaría la regularidad en sus trabajos más que en su origen.

Respecto al ámbito territorial; lo único que se buscaría ahora mismo sería la paz y armonía entre las Grandes Logias que trabajan en un mismo territorio.

Sobre el Reconocimiento y Regularidad

Según Óscar de Alfonso el Reconocimiento no tiene nada que ver con la Regularidad, es una cuestión estrictamente política y respondería, exclusivamente, a la mera defensa de unos determinados intereses coyunturales.

Características de la masonería anglosajona

Con respecto a este delicado tema, dada la polémica que aconteció el pasado mes de junio, por la Consagración de un nuevo Supremo Capítulo del Real Arco en Perú sin conocimiento del de Escocia, único capaz de reconocerlos en el Orbe masónico, el Muy Respetable Gran Maestro, dedicó gran parte de su intervención (casi la mitad), a describir las características de cada zona o continente, con cuatro grupos muy diferenciados; la masonería anglosajona, la de habla hispana (incluyendo Brasil), la europea y la africana.

En cuanto a los países anglosajones hizo hincapié en una serie de reflexiones en las que se incluirían países como Inglaterra, Irlanda, Escocia, Estados Unidos, Australia con algunas peculiaridades distintivas:

Serían GG.LL. con una membresía con una media de edad muy alta, según él, unos ochenta años; con la Charity (caridad) y la filantropía como objetivos principales. No se ocultarían ante la sociedad, ya que les precede el prestigio de pertenecer a la Orden como un valor añadido.

Lo más preocupante para el MRGM en la masonería anglosajona sería la pérdida sostenida de sus respectivas membresías a diferencia del resto y que él mismo pudo comprobar en su última visita a Washington, en la que contó como anécdota que un hermano estaba contento por haber perdido sólo un 10% de la membresía, ya que el año anterior habían perdido un 30%.

Según algunos de los asistentes, el MRGM bromeó en su intervención con que al final, en los países anglosajones ha quedado una Masonería de HH. con una media de ochenta años pero multimillonarios, ya que en su momento invirtieron en negocios que les habrían proporcionado pingües beneficios pero que, sin embargo, los disfrutarían, si lo llegaban a hacer, cuatro Hermanos abuelitos (algo que provocó multitud de comentarios y risas entre los asistentes). Por último tachó el carácter ideológico de la masonería anglosajona de muy conservadora.»

No somos 6 millones en el mundo (…) tal vez 700.000 con suerte

Para concluir su intervención se mostró, según los presentes en la asamblea de la CMI, muy preocupado por el descenso generalizado de miembros en todo el mundo;y estaba convencido de que, a pesar de que se dice que la Orden está compuesta de 6 millones de HH., ese número se vería reducido a unos 700.000 Hermanos, según sus cálculos y con mucho optimismo, entre todas las Obediencias denominadas como «regulares» a nivel global.

Artículos relacionados

El MRGM convierte la Fiesta de las Luces en un mitin político

El Oriente acusa a Diario Masónico de desacreditar en redes sociales

Salir de la versión móvil