shadow
shadow

Cumaná, Carúpano y Angostura… Epicentro de la Masonería en el Oriente Venezolano

 

 

 

DAMELIS GASPAR

“La masonería es una institución secreta, fundada a base de principios sobre la ley natural, lleva impresa una característica de antigüedad remota e irradia enseñanza, que garantizan un progreso y supremacía educativa a la colectiva social”; “el respeto y veneración a todos los pueblos libres que existen sobre la Tierra”, es parte de la misión del masón.

Etimológicamente hablando, la francmasonería, por su etimología (franc), significa: libre y masón (albañil), es decir albañil libre, aludiendo su remoto origen, a la comunidad de albañiles que dirigidos por Hiram de Abif, construyeron el templo de Salomón.

La masonería se considera una sociedad cerrada, que sufre modificaciones y transformaciones paralelas a los supuestos ideológicos, intelectuales, morales y religiosos que le dieron vida. La auténtica masonería, se llama masonería moderna o especulativa, la cual surgió en el siglo XVIII con carácter de iniciados, primero al culto divino, Iniciación a las Virtudes, y luego adquiere matiz filantrópico racionalista, como que se le distingue hasta hoy.

Para conocer un poco más de la historia de la Masonería en el mundo, se conversó con el Venerable Maestro Grado 33, Gustavo Rodríguez, quien comenta que “la historia de Venezuela y de la Masonería van de la mano”. Desde antes de la independencia venezolana, la Masonería jugó un papel relevante en la libertad y progreso de las revoluciones en todo el planeta.

La bandera de la masonería de la mano de Miranda

Con la realización de la Gran Reunión Americana, celebrada en Londres en 1798, fundada por el Precursor Francisco de Miranda, muchos venezolanos se congregaron en dicha actividad masónica. Un año antes, la Masonería inició daba sus primeros pasos en La Guaira, con la llegada de cuatro masones españoles de tendencia liberal que se motivaron a integrar a cuatros venezolanos a la incipiente sociedad.

Dicen que las primeras Logias habrían funcionado en la Isla de Margarita en 1807, sin que hasta la fecha se haya podido confirmar. Más tarde, entre 1811 y 1818, nacen las Logias de Cumaná, Carúpano y Angostura, donde se desarrollan las primeras actividades, realizadas a los principios libertarios y humanistas de la Masonería. Desde entonces, la Masonería venezolana juega papel importante en la vida nacional, marcada por la lucha continua, por las ideas emancipadoras, en pro de la independencia y por sostener el régimen republicano, constantemente amenazado.

Entre los hechos relevantes que han sucedido en esta región, menciona “que el 25 de Mayo de 1815, sucedió una matanza de 12 mártires masones ejecutada por el ejército español. Los cuerpos fueron abandonados en Sabaneta de Tío Pedro, por 7 años, sin que se le diera cristiana sepultura. Sus cabezas nunca fueron encontradas”.

Se dice que existen muchos ritos, en Venezuela se practica el “Rito Escoces Antiguo y Aceptado”, el cual posee  33 grados masónicos , que en otras latitudes las mujeres pueden ingresar a la Masonería, pero en Carúpano, no está permitido, a pesar que hace mucho tiempo atrás existió una Logia llamada Karupana Nro. 05 conformadas por masonas. Las mujeres que logran entrar sólo pueden alcanzar el grado 3. Los beneficios que se adquieren, no son monetarios, son intelectuales y filosóficos. La Masonería enseña, educa y cambia.

Gustavo Rodríguez, a sus 92 años de edad y Grado 33, comenta que todos los 28 de Marzo se celebra el día Masónico Nacional en conmemoración al natalicio de Francisco de Miranda, quien es considerado el padre de la masonería en Venezuela. Acota que para ser masón, se debe ser ejemplar persona, buen hijo y padre, respetuoso, honorable, de buen trato, honrado, con cierto nivel de estudio y condiciones económicas. También es imprescindible acatar las reglas de la institución.

¿Ritual o Ceremonial?

Al aceptar a una persona o propuesto, se realiza una ceremonia con significado especial y se emplean los ritos que amerita el acto. En Carúpano, los masones al comienzo fueron perseguidos por la iglesia católica. Luego en la búsqueda de la “verdad”, se incorporan hasta sacerdotes católicos para averiguar y aceptan que el fin de la institución es benéfico.

Entre los masones además de Francisco de Miranda, destacan Simón Bolívar, Bartolomé Tavera Acosta, José Francisco Bermúdez, Antonio José de Sucre y el músico Ángel Leonardo Viña.

Los que no pertenecen a la logia masónica se consideran profanos. Al comienzo, estaban ubicados en el cerro de los masones. Para la época de la independencia Simón Bolívar visitó la logia y desde allí redactó el Manifiesto de Carúpano el 7 de septiembre de 1814, según algunos historiadores.

En tal sentido Gustavo Rodríguez, exhortan a la colectividad, conocer en primera persona el legado histórico de la Masonería radicada en Carúpano y su aporte humanista en la construcción de una sociedad más justa y libre de antivalores.

 

Fuente: Carupanizate

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.