shadow
shadow

Acéptate y toma el control de tu vida en 6 pasos

 

 

 

 

Por Edith Gómez

Una de las primeras cosas que se debe hacer para poder hacer un cambio en nuestras vidas, es aceptar lo que es nuestras vidas, lo que representa y sobre todo, acéptate con tu actual situación para poder mejorarla lo antes posible.

Hacer esta recapacitación, te permitirá centrarte de mejor forma en lo que puedes y no puedes hacer. Debido a que el primer paso para solucionar es reconocer el problema, lo siguiente es empezar a actuar en pro de la solución, bien sea mediante un cambio de rutina o aplicando otros métodos, como por ejemplo ahorrar dinero para una edad más avanzada.

La base de la felicidad es lo que somos, hacemos y en parte, lo que tenemos. Por lo tanto, hay que empezar a darle un sentido a nuestras vidas sabiendo lo que somos, y más importante, lo que podemos llegar a ser.

¿Qué tan difícil es alcanzar una vida mejor?

Cuando se trata de tener una mejor vida, la comprensión de lo que esto representa, es atribuible al pensamiento de cada quien. Es decir, es gran medida, todo depende de lo que cada quien considera sería para sí, una mejor vida.

Por supuesto, e ser humano necesita cumplir con ciertos estándares base.

¿Qué es lo primordial?

Por supuesto las necesidades básicas que posee toda persona deben ser prioritarias y de no poder cumplir con estas es algo que no puede reemplazarse ni ignorarse.

La necesidad de un techo, una cama, comida, un lugar para cumplir todas las necesidades fisiológicas básicas es algo a lo que nade se puede negar y tiene derecho a poseer.

¿Es lo anterior suficiente?

Ciertamente no lo es, se necesitan muchas otras cosas para que una persona puede desarrollar un gusto por vivir y son estas las que a su vez se convierten en una razón para hacer de una vida algo importante, divertido e irrenunciable.

La educación, un lugar en el cual poder ser uno mismo, poder divertirse y recrearse, capacitarse para otros áreas de interés o hobbies, la libertad y la capacidad de elegir, entre muchas otras cosas.

¿Debería de esto hacer sentir bien a una persona?

Sí y no. Todo lo anteriormente mencionado son derechos que obtenemos desde el momento de nuestro nacimiento.

No obstante debemos recordar que no todas las personas tienen esa dicha que, quienes pueden en este momento leer esto, tienen.

Bueno, hora de resignarse…

  1. NO. Te decimos que necesitas aceptar lo que tienes y sentirte orgulloso de eso porque muchas personas o solo un pequeño par de ellas se ha esforzado enormemente, pero no hay sacrificio que no puedas pagar con más sacrificio y ese es nuestro punto.

No puedes lamentarte toda la vida por lo que no tienes hoy, tienes que empezar a creer en lo que tendrás mañana y empezar a hacer uso de la Ley de la atracción.

¿Ley de la atracción?

Sí, si no habías oído hablar aun de ella, nos alegra poder hacerte conocer una ley que, aplicándola por tu propia mano en tu vida, te hará notar que el cambio es posible y que puede darse en cuestión de un plazo de tiempo que ni tú mismo soñabas con que así fuera.

Esta ley plantea anexarle a tu vida algo que quizá nunca hiciste o no te acostumbraste a hacer periódicamente. Supone una sencillez muy grande aplicarla, pues no es más que seguir los siguientes pasos:

1.- Tú eliges qué pensar y lo que piensas es lo que serás: tu pensamiento tiene tanto o más poder que tus acciones, pues no hay nada que tu creatividad no pueda imaginar, mas tus limitantes siempre estarán en tu cabeza.

2.- Tus sentimientos tienen poder sobre tus pensamientos: si eres una persona feliz o que busca la felicidad, tu pensamiento por ende podrá tender a ser más optimista. Si bien te dijimos que tus limitantes están en tu cabeza, solo tú puedes romper tus propias barreras.

3.- Nada tiene tanto poder como tus palabras: lo que afirmes o niegues, es lo que será y lo que ha de ser, no esperes mucho más. No simplemente por la creencia o falta de esta en un Dios, sino porque psicológicamente, lo que dices, te mueve o te impide moverte a lograr algo.

4.- El “yo soy” y “yo puedo” deben ser parte de tu vocabulario: necesitas empezar a profesar por ti mismo lo que puedes hacer. Elimina el “no” de las oraciones relacionadas a lo que quieres y reemplázalo por otras palabras.

5.- Actúa en pro de lo que buscas: si ya has empezado a hacer cosas que te acercan hacia tu meta y objetivos, ya estás en la parte final del camino que te llevará al éxito y si has involucrado a las personas adecuadas, el salto y el logro a este, se darán con resultados gratificantes e inesperados.

6.- Recibe, disfruta y agradece: aun cuando no lo hayas terminado de lograr o te falte mucho para ello. Un avance es algo por lo que regocijarse, pues el día de hoy estás más cerca de lo que estabas el día de ayer si lo has hecho como es debido. Agradécete a ti mismo tu fuerza y tu voluntad y date recompensas para auto-motivarte.

El consejo final

Sé feliz y empieza por aprovechar las herramientas, oportunidades y habilidades de las que has sido provisto, encontraste y desarrollaste durante tu largo camino hasta este punto. Si alguien en quien debes creer, es en ti. Nosotros mismos te tenemos esa confianza.

Y si lo que has estado buscando es un trabajo y solo se presentan oportunidades menores, empieza por aprovecharlas hasta que puedas lograr dejar de ser un esclavo de un trabajo y poder labrarte tu propio camino hacia un futuro brillante, próspero y rico en lo que necesitas.

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.