Icono del sitio Diario Masónico

Dios en la masonería

Jesucristo el Francmasón

La creencia en un principio creador; se entiende como la observación de una voluntad necesaria, que haga posible toda creación.

La Masonería no es una religión, no cree en Dioses revelados que dirigen los destinos de los humanos; y les dotan de leyes de obligado cumplimiento, en masonería, Dios es una idea que nos lleva creer en la necesidad de un sistema ordenado de existencia, la referencia a través de la cual es posible trascenderse a sí mismo; Dios es el modo en que cada ser humano entiende la energía que hace posible la Creacion.

Los masones, abren y cierran los trabajos consagrados «A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo» y las Tenidas en las logias; dichos trabajos son en realidad un culto al ser supremo; donde se pide a Dios bendecir el recinto como un lugar sagrado donde se alabará su Nombre. En ese sentido, la masonería, siguiendo su tradicional método de enseñanza (deductivo); analiza el universo y la perfección que reina en él y concluye que esta no puede ser la obra de otro que no sea de el » Gran Arquitecto Del Universo».

La Masonería carece de un Dios positivo, se trata la Masonería de un sistema de enseñanza fundamentado en el Símbolismo y la alegoría.

Y el Gran Arquitecto del Universo, es uno de sus Símbolos.

De modo que en el seno de la Masonería, pueden confluir personas de toda ideología, de toda fe; cualquier creencia mientras no sea negadora del resto de ideas, es aceptada por la Masonería.

Por ello, el ateísmo en la Masonería es discutido, pues el ateo al negar cualquier idea de Dios, se otorga para sí la posesión de verdades que no posee.

Salir de la versión móvil