shadow

¿Es la masonería una secta? – Diario Masónico


shadow

¿Es la masonería una secta?

 

 

 

 

MasoneríaHOY/ Orlando S.·.M.·.

 

Respuesta ultracorta: no.

Obviamente, nadie, por muy sectario que sea, respondería a esta pregunta con un sí. Por lo que cualquier organización sobre la que pese la mera sospecha de ser una secta se ve en la tesitura de tener que demostrar que no lo es.

119949-thoughtfull-quotes-i-think

Secta, en el sentido en el que se usa normalmente de secta destructiva, es un movimiento religioso en el que se practica el control mental, alienando a los practicantes y resultando en un grave perjuicio de sus relaciones familiares, sociales, su libertad de pensamiento y acción, y su patrimonio. Son organizaciones muy jerarquizadas, muy autoritarias, donde la crítica y el pensamiento independiente se reprimen fuertemente, donde se aísla al adepto de los ajenos al culto, se controla la información que reciben y se fomenta un culto desmesurado a la secta y a sus líderes.

Vamos a ir viendo paso a paso estas características, y si aplican o no a la masonería.

La masonería, para empezar, no es un movimiento religioso. Si buscamos en internet una lista de masones reconocidos públicamente, veremos que ahí habrá católicos, protestantes, anglicanos, judíos, agnósticos, ateos… De hecho, el principal motivo de oposición de algunas jerarquías religiosas a la masonería es éste: que se reúnen personas de diferentes religiones y se consideran “hermanos”.

La masonería no practica el control mental. De hecho, la masonería es la única organización conocida que no reúne a personas por lo que tienen en común, sino que buscan a personas cuanto más diversas, mejor. No tiene ningún sentido reunirse para practicar respeto a la diversidad y a la libertad, para luego ejercer un control mental. Por otra parte, sería difícil controlar mentalmente a personas a las que les atraen precisamente estos valores de diversidad y libertad.

La masonería no perjudica por sí misma las relaciones personales de sus miembros. Es más, se desaconseja expresamente a los que solicitan el ingreso el hacerlo sin contar al menos con el conocimiento o aceptación de la familia directa, aunque obviamente se respeta la decisión del candidato, que no deja de ser una decisión íntima y personal, de dar a conocer su intención de ingresar en la masonería a quien estime oportuno. Por otra parte, salvo a las reuniones propiamente masónicas, es muy frecuente invitar a las familias de los miembros a las actividades que organiza la masonería (almuerzos, eventos culturales, conciertos…).

La masonería no está fuertemente jerarquizada. Al menos, la que yo conozco, emplea el sufragio universal para la elección de los cargos, y hay limitación de mandatos, incompatibilidad de cargos, órganos independientes encargados de la interpretación de los reglamentos y la resolución de conflictos.

La masonería no es autoritaria. Justo al contrario, debido a la necesidad de respetar la libertad de pensamiento y la diversidad de sus miembros, tiene graves problemas para emitir opiniones oficiales respecto a la inmensa mayoría de los asuntos. En ningún caso, la masonería puede tomar una posición determinada en el debate político partidista, ni sancionar una creencia o falta de creencia como adecuada o inadecuada.

La masonería no reprime la crítica y el pensamiento independiente. Muy al contrario, la masonería busca incitar a sus miembros a pensar por sí mismos, y a pensar sobre cuestiones que quizás nunca antes se habían planteado. La masonería debe ser un lugar donde se practique de forma continua el pensamiento crítico.

La masonería no fomenta el culto desmesurado a la misma y a sus líderes. Partiendo de la base de que los líderes suelen tener limitado el mandato, basta con darse una vuelta por los blogs masónicos para ver cómo los masones no se cortan en criticar todo lo que les parece que lo merece dentro de la casa.

No sé cómo lo veis, pero como secta la masonería se lo monta francamente mal…

 

 

 

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. arturo candelaria    

    SECTA, PROVIENE DEL TERMINO SECTOR. SON USTEDES UN SECTOR DE QUE: CATOLICISMO, CRISTIANISMO, JUDAISMO O QUE COÑO! SEAN MAS EXPLICITOS!

  2. Alejandro    

    La etimología de esta palabra, nos dice que proviene del término indoeuropeo sek, que al latín significa “seguir”; y de la raíz latina, significa “sector”, como parte de.
    En el mundo antiguo se consideraban a los «sectarios» como personas que seguían las enseñanzas de un filósofo. Los primeros cristianos fueron llamados «secta de los nazarenos» por los judíos.
    Sobre las acepciones más actuales, hemos de decir que son antojadizas y poco objetivas, la mayoría de ellas provienen de un origen religioso. No obstante que las religiones nacen como sectas, cayendo en ambas acepciones, tanto latinas como indoeuropeas, por lo tanto no es muy objetivo considerarlas ya que denominan peyorativamente a toda organización que no sea ellas, haciendo un uso oportunista y arbitrario del concepto.
    Si nos atenemos a la significación que secta es “sector” como parte, diré que cualquier tipo de organización separada de lo demás (de la sociedad) es una secta; máxime si asume estas condiciones:
    – Si bien la asociación es voluntaria, no es abierto su ingreso, el futuro miembro es “escogido”
    – La organización es doctrinaria e ideológicamente cerrada, entendido esto como secreta o discreta, o sea, está prohibida la divulgación externa de los contenidos.
    – Son altamente jerarquizadas y esta jerarquía es muy compartimentada, es decir, sus miembros ocupan diversos niveles y sus conocimientos no son traspasables hacia “abajo”
    – Poseen un figura central instituida en un cargo ocupado por un miembro destacado, que se supone posee mucho conocimiento.
    – No son democráticas, aunque en ocasiones defienden este sistema político-social.
    – Poseen una alta exigencia personal de sus miembros en lo formativo, traducida a estudios de sus doctrinas e ideologías.
    – La salida de ellas es dificultoso, pues se crea un entorno social dependiente.
    – Detentan leyes y códigos morales propios, repudiando los de la sociedad, de la que son críticos despreciando sus defectos.
    – Están conformadas por un círculo exclusivo de miembros que se encargan de dirigir y controlar secundando a su líder.
    – Comúnmente aspiran a formar un “hombre nuevo” por medio de la vivencia de valores y principios específicos, exclusivos y propios de ellos.
    – Puede basarse en una participación laica, (casi siempre)
    – Generalmente presentan un inconformismo frente a las iglesias denominadas mayoritarias, pero mantienen un sistema unificado de creencias y prácticas relativas a las cosas sagradas, unidas en una estructura moral y de principios.
    De lo anterior, ¿Nada te es parecido a la Masonería?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.