shadow
shadow

La utopía de mejorar el Mundo en la Fiesta del Sol

 

 

 

 

Vicente Hernández Gil, 33º

En estos días festivos de tanto arraigo popular, quizá porque somos soñadores, deseamos fervientemente cambiar el Mundo. Hacemos votos por la Paz, por la Concordia, por la Tolerancia y el Respeto entre los seres humanos, en un presente duramente castigado por una crisis de valores que degenera las relaciones humanas hacia derivadas no deseables como el resurgimiento de idearios políticos extremistas, enfrentamientos religiosos, invasiones de países y conflictos bélicos.

Despertamos de este sueño cuando el sinsentido, la codicia por el poder o el fanatismo de las creencias religiosas asestan un nuevo golpe a la sociedad, a la vida, a la Razón, a la dignidad humana.

La Ignorancia, el Prejuicio, la Vanidad, la Envidia y el Rencor nunca descansan y pronto nos percatamos de nuestra utópica ilusión. Pero sabemos que las utopías se alcanzan, a ellas se llega insistiendo en la desigual lucha de la palabra sensata y generosa contra la vileza del acto vesánico.

Por eso, aunque despertemos del sueño de Paz y Amor de estas fechas con tambores de guerra, descargas de fusiles y la Injusticia ahogando el grito desesperado de Libertad e Igualdad de pueblos inocentes masacrados y asfixiados en el dolor de la Guerra y de la muerte, a pesar de ello seguiremos soñando, aportando nuestra gota de agua al océano de un futuro mejor. Dicen que el agua tiene memoria. Con esas dosis homeopáticas de cordura, es posible cambiar el Mundo.

Feliz Rosh Hashaná, feliz Shôgatsu, feliz Inti Raymi, feliz Navidad.

Vicente Hernández Gil

24 de diciembre de 2016

 

Publicado por:

Vicente Hernandez Gil

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.