shadow
shadow

Ética: Un tejido complejo

 

 

 

Extraordinaria reflexión

Extraordinaria reflexión la que nos ofrece la Sra. Marisabel P. de Nieto, en su escrito Ética: Un tejido complejo…”

Ella ha dado en el clavo en el sentido de introducir el tema de “la Ética y de la Moral en la Política y en la Economía”. Como ella misma trata, estas categorías pertenecientes a una rama de la filosofía de las cuales derivan todas las ciencias, sean exactas o inexactas, como son la Política y la Economía, como puede ser la Matemática, la Física y la Química, todas provienen del mismo tronco común…la Filosofía y todas deben seguir el mismo método epistemológico o la Metodología de la Investigación científica, para arribar a sus teorías. Ella llegó a más, nos dice que no se debe quedar en teoría, sino en praxis de vida. Y yo agregaría de vida masónica integral.

Toda ciencia tiene su sujeto que estudia y el cual aproxima el fenómeno para buscar elementos representativos de la realidad observada, y otro, su objeto estudiado. En este sentido, la Ética es la parte de la filosofía que trata de la Moral (su objeto de estudio) y ésta, como su objeto de estudio, trata de los valores, y la distinción entre el bien y del mal. El hombre usando la Ética como proceso cognitivo, o como metodología de investigación y aproximación a su ambiente donde vive, con base en la moral como criterios de comparación, contrasta o evalúa los hallazgos de su realidad contra esos criterios llamados VALORES, y puede entonces determinar si estará haciendo bien o mal con la conducta que adopte.

Como bien lo ha analizado magistralmente la autora prenombrada, en la Economía y aún en la Política estas categoría éticas no parecieran estar asociadas; pero, el esfuerzo de la sociedad que reclama que sí lo estén, es que sí los empresarios y políticos apliquen esta metodología sus vidas, o que se use la ética y la moral dentro de estas dos disciplinas científicas, en su diario ejercicio, para que la sociedad se vea beneficiada de contar con mejores ciudadanos. Así es como en la economía se habla del ALTRUISMO y no como un mero deseo de algunos “comeflores”, sino con estudios econométricos serios y documentados, como los elaborados por el DR. Felipe Candelario Pérez Martí, mi cuñado, Phd por la Universidad de Chicago, quien ha dedicado su tesis doctoral al tema, y cuyos resultados respaldan el hecho del beneficio GANAR- GANAR que adquieren los empresarios y los demandantes finales de sus bienes y servicios, y por ende la sociedad, cuando ambos elementos se colocan en los zapatos del otro y deciden usar su sinergia para impulsar la economía. Para adecentar y hacer más eficiente y efectivo el aparato productivo y establecer un equilibrio entre el factor TRABAJO y el factor CAPITAL.

En la política, se puede dar un tanto igual; pero, por extraño que parezca, a mi me parece que es más fácil alcanzar “El Altruismo en la Economía” que en la política, al menos en nuestro país, por las profundas improntas que tantos años de materialización de modelos caudillistas, presidencialistas, demagógicos, clientelares y siempre militaristas desde la guerra de la independencia, han dejado como impronta en el imaginario popular.

Los intereses conflictivos entre la voracidad crematística y de poder de parte de los lideres, contra las ingentes necesidades de un pueblo marginado, poco instruido e informado, hace que esa lucha agónica o antagónica sea muy fuerte y normalmente gana quien tiene el poder y cuenta con los recursos del estado.

Es en este escenario conde la Ética y la Moral cobran un papel cada vez mas importante y, diría yo, indispensable para restituir el equilibrio en lo político y en lo económico. Es oportuno citar el caso de los japoneses, donde los cargos dentro de las empresas prácticamente se traspasan de padres a hijos, y donde existe un compromiso entre el empresario y el trabajador, donde ambos ven en la empresa la fuente de su mutuo progreso y luchan ambos por su desarrollo.

En lo político, podemos ver el caso de sociedades avanzadas, incluso de monarquías simbólicas, donde o bien se han acordado soluciones eclécticas que admiten la convivencia de modelos otrora contrapuesto, como pudiera ser el caso de China, “UN país, dos sistemas” o el de Inglaterra, adonde se practican sistemas asistenciales socialistas, p. ej., en salud, siendo un país monárquico. Recientemente se da el debate en USA donde se critica a Obama por haber luchado por establecer un sistema de salud más justo, equitativo y asequible para el ciudadano común, de corte socialista en esencia, lo cual le causa incertidumbre al votante republicano quien quiere ver en ello un avance del comunismo en su país. Muy habilidosamente nuestro presidente ha aprovechado la oportunidad para declarar que si él fuera gringo votaría por Obama y si éste fuera venezolano votaría por él. Alguna frase menos feliz es la del embajador venezolano en Cuba, quien dijo “Quien vote por Chávez, estará votando por Fidel” amarrando las suertes de ambos a un modelo ya conocido, y no fue desautorizado ni hubo una nota de cancillería al respecto. Con mis argumentos no he pretendido establecer una discusión política, la cual no es el objetivo de nuestra orden, sino reflexionar junto con la autora en lo acertado de su tema, como es la Ética y la Moral… Un tejido complejo, y su influencia en la sociedad, habida cuenta de que los masones, como corte transversal de la sociedad en la que vivimos, debemos ser hombres libres y de buenas costumbres y por ende, debemos seguir lo valores, y aplicar la ética en nuestras vidas ejemplares, para poder cumplir con lo que establece nuestra constitución de la Gran Logia de la República Bolivariana de Venezuela, como es respetar la constitución del país donde se asiente nuestra orden.

Gracias por permitirme compartir con los queridos hermanos de todo nuestro gran oriente y del mundo.

S.:F.:U.:

CN.Eddy Darìo Barrios Orozco

Ética: Un tejido complejo

El siglo XXI trae consigo lastres del pasado y cuestionamientos sobre lo que hoy es irreversible, ya ocurrió. Es así como la historia habla de una vida llena de éxitos y fracasos de los cuales aprender, y el conocimiento impulsa esa búsqueda de aprendizaje. La visión de mundo cambia, se mueve entre contradicciones que emergen desde las diferentes posturas paradigmáticas de los hombres de ciencia, así como del resto de ciudadanos que por humanos, sienten, padecen, interpretan, tejen conjeturas y aproximan realidades.

Debido a la dinámica de cambio, se devela una voluntad ligada a la reflexión que abre una puerta para reencontrar aquello que se pensó olvidado, y reproducir comportamientos que permitieron alcanzar en su momento, objetivos social y moralmente aceptados por una comunidad, los cuales favorecieron su desarrollo. De igual modo hurgar en el pasado con una voluntad reflexiva, propicia la toma de decisiones con impacto en el futuro, hacia lo nuevo y desconocido. Se pueden unir los fragmentos de una memoria social perdida en el conformismo y miedo para conformar una nueva conciencia ciudadana caracterizada por valores de independencia, comunicatividad y de una rebeldía creadora.

Ahora bien, una sociedad humana supone poseer una conciencia ética que no es ajena o antagónica a la individual. El todo es una noción que no deslinda las partes, ni éstas del todo; son incluyentes, vinculantes y relacionantes, tanto en la teoría como en el proceso reflexivo que conduce a tal interpretación, es una noción de sistema. No obstante; más allá del acto hermenéutico están los medios y fines para la materialización de los objetivos estratégicos con el cimiento de una actitud ética.

Ahora bien, la moral de una sociedad descansa en las costumbres y normas de comportamientos éticos aceptados por la ciudadanía, pero la complejidad advierte una aceptación pasiva, cómoda y oportunista por parte de sectores -a veces mayoritarios- de normas jurídicas desvirtuadas por ejemplo, las cuales conllevan riesgos en detrimento de los sujetos sociales y sus instituciones por un manejo perverso de la conciencia ética por medio de una retórica discursiva engañosa.

Como consecuencia de los comportamientos y normas mencionados con anterioridad, emerge la noción de “Ecología de la Acción” para ilustrar lo correspondiente a las acciones éticas. Al respecto Morín (2006) señala que la ética afronta incertidumbres, es desafiante y hace frente a lo desconocido. De igual modo expresa que las acciones que se presumen éticas, pueden correr de igual modo el riesgo de fracasar en sus fines y su sentido verse desvirtuado por acciones que escapan a la voluntad de los sujetos cuando son afectadas y atrapadas por el medio que les rodea. Es así como se hace necesario el uso de técnicas de simulación que pudiesen facilitar el anticipar, mitigar, potenciar o superar consecuencias de las acciones a largo plazo.

Por ello, la ecología de la acción abre un camino para el afrontamiento con la incertidumbre y a la contradicción del tema ético, pues una acción limpia puede desencadenar hechos perversos y al contrario, una acción considerada perversa podría eventualmente originar resultados felices. El tejido complejo acerca a una interpretación sobre la clase de conciencia de los individuos con poder de decisión, si está consustanciada y alineada con intereses limitados a una persona o grupo reducido de personas, y si por el contrario el impacto de las decisiones es considerado en beneficio de un colectivo.

Ahora bien, considerar el contexto es vital para comprender e interpretar los hechos desde diferentes escenarios con visión holística y prospectiva. El contexto histórico – social, es un medio complejo y aún cuando a corto plazo se pudiesen controlar, aminorar o potenciar acciones para que una realidad emerja de un determinado modo, existe un límite en el que la dinámica social se torna impredecible. A fin de reforzar el planteamiento anterior y con relación a Venezuela, Caballero (en prensa) plantea que desde el año 1928 se generó un sentimiento ciudadano en el país que clamaba por una solución a los problemas que agobiaban a la nación en aquellos tiempos, y con una visión a futuro y la audacia como fuente dinamizadora, el pueblo se confrontó a una dilemática decisión; … El problema no es ahora o nunca, sino lo que viene después de ahora”. El anticipar las consecuencias éticas que se originan en esos límites difusos de lo que no se conoce conlleva en el riesgo una dosis de precaución, es la emergencia.

Es por ello que el fin humanista, de respeto de los Derechos Humanos, de inclusión e igualdad que esgrime como política el gobierno venezolano como el Socialismo del Siglo XXI, se ha desvirtuado en su esencia, medios e intenciones. Se devela en una retórica discursiva falseada y engañosa; que ha vulnerado conciencias oportunistas y cómodas. Tales medios han generado caos y éste por una parte, ha favorecido la reflexión y comprensión de los hechos que potencian el surgimiento de una voluntad para afrontar ese límite en el que se encuentra sumida la sociedad venezolana. Por otra, develar creativas estrategias y tácticas que encaminen a futuros plausibles con una metaconciencia de nación y mundo.

Como se ha podido observar, los seres humanos se mueven entre contrastes; entre la razón y emoción, el bien y el mal con sus niveles de aberración. No obstante, el hecho de ser humanos implica moverse en estas ambivalencias y caos. Es un tejido complejo que impulsa a los opuestos a una constante relación entre sí. La existencia del mal supone la ausencia del bien y viceversa; es el reconocimiento de realidades múltiples.

Para ilustrar, es oportuno considerar la interpretación que hace Morín (2006) acerca del dispositivo dialógico que poseen los humanos el cual les impulsa al bien o al mal. Tal interpretación es aplicable en analogía a la moral pues una apunta a los medios y otra a los fines como si éstos no se relacionaran. En este sentido el autor expresa … Fines igualitarios y emancipadores del comunismo se convertían en una máscara ideológica engañosa”. (p.49). Todo esto ejemplifica cómo los medios conducen a los fines, así como los fines se pueden avizorar a través de los medios y su impacto en detrimento o beneficio de la sociedad. De allí lo complejo del tejido entre uno y otro, así como inciertos los resultados que se pudieran generar.

Todo este análisis lleva a comprender que la emergencia es una característica de la incertidumbre. Lo incierto o inesperado genera un cambio en el juicio o identificación que los individuos hagan sobre un hecho. El contexto condiciona irremediablemente el curso que en ocasiones se tenía planteado seguir. Hasta la conciencia ciudadana es vulnerada y sucumbe sumisa ante el poder de otros y es allí donde se gesta el individuo mediocre. Ahora bien, ¿Cómo reconocer y promover un cambio en los individuos con este tipo de comportamiento que lleva a cometer hechos atroces? Son muchos los factores que surgen de modo emergente y las acciones aunque revestidas de buena intención y voluntad, podrían en su curso ser revertidas.

Cabe considerar entonces que el dilema ético emerge cuando se afrontan deberes que son opuestos entre sí. La decisión que se derive de ese dilema puede ser arbitraria y de consecuencias dañinas irreversibles y con secuelas en el futuro. Es por ello que se hace necesario desarrollar una cultura de mitigación de efectos nocivos para el progreso social y que ayuden a la reconstrucción del sentido o conciencia ética algo desgastada, como vía para el planteamiento de escenarios que develen los tiempos por venir.

Significa entonces que es menester insertar un matiz ético en la metodología prospectiva, para interpretar, comprender y accionar conforme un contexto que se confronta a lo adverso, tentador y riesgoso. Sería necesario hurgar en las fronteras que separan la ética individual de la colectiva, desde ese límite reflexionar para reconocer coincidencias y brechas que las pudiesen hacer tan ajenas y distantes, para desde esa brecha establecer los diálogos necesarios que conduzcan al progreso social.

Así, la historia da cuenta de los grandes logros y desaciertos que en relación a las políticas sociales que los gobiernos como estrategia, han implementado con o sin el consenso de los ciudadanos. Es un reto con alto sentido ético encaminar acciones para un futuro mejor que el tiempo presente, considerar los errores y aciertos del pasado que se vinculan con el presente y podrían incidir o condicionar los escenarios venideros; bien para suavizar efectos nocivos o potenciar el desarrollo humano de esa red compleja llamada mundo.

A manera de colofón y para insertar temas emergentes, cabe considerar el tópico sobre desarrollo humano como una deuda social en muchos países, sobre todo en Latinoamérica donde pareciera no considerarse que todas las naciones serán afectadas por la crisis del cambio climático y el efecto invernadero, por ejemplo y que su impacto será menor cuanto más se encaminen estrategias sensatas para minimizar la pobreza, aumentar las fuentes de acceso al conocimiento y disminuir la mortalidad infantil y materna. Resulta difícil por no decir casi imposible, que los ciudadanos y sectores de los países con tales minusvalías, puedan afrontar las consecuencias del calentamiento global con las mismas herramientas y ventajas de sociedades desarrolladas.

Trabajar sobre estos objetivos es ético, es promover el progreso de las naciones desde las intenciones y voluntades humanas de los líderes de los gobiernos, que más allá de sus intereses políticos y electorales, estarían comprometidos con los acuerdos del milenio que atienden a lo social, económico y ambiental como un tejido que busca armonizarse.

Trabajar sobre estos objetivos es ético, es promover el progreso de las naciones desde las intenciones y voluntades humanas de los líderes de los gobiernos, que más allá de sus intereses políticos y electorales, estarían comprometidos con los acuerdos del milenio que atienden a lo social, económico y ambiental como un tejido que busca armonizarse.

Por ello, ponderar la ética como estrategia vital en los estudios prospectivos, favorece al ser humano en su calidad de vida y consecuente desarrollo. Es un relacionar complejo pues comprende la tríada individuo-especie-sociedad, no obstante; se resalta la necesaria autonomía de cada uno por una parte y por otra la comunicación que une y favorece la dinámica social. La tríada es un entramado que refleja lo que sería integración humanitaria entre las naciones. Integración de perspectivas de los líderes mundiales hacia la comprensión de los problemas que afectan a todos por igual, a corto o largo plazo. A tal efecto Kliksberg (2004), resalta la necesidad de movilizar la capacidad productiva de los países en desarrollo [América Latina, para ser precisos] por medio de estructuras económicas que permitan su democratización y fortalecimiento de la capacidad humana para aumentar la productividad y progreso social de esos países.

De igual modo el autor expresa que al estar el futuro impregnado por la incertidumbre, se requieren esfuerzos orientados por un cimiento ético. Al respecto señala que se tiende a separar la ética de la agenda económica como si fuesen dos mundos antagónicos y menciona lo siguiente: …Este tipo de concepción que margina los valores morales parece haber sido una de las causas centrales del “vacío ético” en que se han precipitado diversas sociedades latinoamericanas.

En tal sentido, la perspectiva ética con que se asuma los medios, estrategias y fines en los métodos prospectivos, permitirán la protección real de los intereses de los ciudadanos en una nación, y facilitarán de un modo transparente el replantear la agenda sobre desarrollo humano

Marisabel P. de Nieto.

Fuente: Publicado por Pierre Cubique

Este blog es un paseo por la masonería; Donde encontraremos diversos temas de actualidad y de conexión al pasado de esta augusta orden; Esperando sea este de su entero provecho;

SFU.·. TAF.·. José Rafael Otazo M., MM.·.

Bolog.pierre.cubique@gmail.com

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.