shadow

1er. Congreso de Artistas Masones 2019

shadow
shadow

Reflexiones sobre la Masonería y la Paz

 

 

 

 

por el R:.H:. Juan Goldwaser

Resp:.Log:. Simb:. LA FRATERNIDAD Nº 62

Tel Aviv – Israel

De su discurso pronunciado en Buenos Aires en oportunidad de haber recibido el Premio Internacional de la Paz, otorgado por la Masonería Argentina, por su acción en favor de la convivencia fraternal entre los masones  cristianos, drusos, judíos y musulmanes en Israel

.

La Masonería, dice el H:. Albert Pike, es la sociedad sublime de la Paz del mundo. Dondequiera que exista, se esfuerza por solucionar los conflictos y ligar a los individuos y los estados con vínculos de paz y amistad, tolerancia y concordia.

En el curso de la triste historia del conflicto árabe-israelí, hay un lucero que ilumina el camino de la esperanza en el futuro. En el Estado de Israel, nacido en medio del combate, templado por la batalla constante por la supervivencia, la Masonería hallo terreno apto para demostrar en su pleno valor la importancia y la firmeza acrisolada de nuestras doctrinas.

En nuestros templos han encontrado lugar HH:. creyentes de todas las religiones: cristianos, judíos, musulmanes, drusos, sin distinción, se abrazan como hermanos, e incluso en los días más amargos que la historia les depara, demuestran en su convivencia  la pureza de los ideales de nuestra sublime institución.

Desde los comienzos de la Francmasonería en Tierra Santa, las logias acogieron en sus columnas hombres libres y de buenas costumbres, no importa cual fuera su creencia religiosa, su idioma, o su origen étnico. Las logias existentes en Palestina en 1948 siguieron funcionando, casi sin excepciones, bajo los gobiernos de Israel y Jordania. Solo en 1953 culminaron los esfuerzos para lograr la unificación de la Masonería Israelí, al crearse la Gran Logia del Estado de Israel. Todas las Logias existentes a la fecha se adhirieron al nuevo gobierno masónico y renunciaron a sus afiliaciones previas con Grandes Orientes o Grandes Logias extranjeras.

A las 31 logias existentes en 1953, se han ido sumando 46 logias nuevas, que funcionan en todas las ciudades del país, desde la cabalística Safed de Galilea, hasta Eilat, el puerto del Rey Salomón, en las costas del Mar Rojo.

Existen en Israel una veintena de logias que trabajan en idiomas distintos del hebreo: alemán, árabe, español, francés, inglés, rumano y turco. Nuestra Orden funciona activamente en Israel en todos sus grados y ritos tradicionales: Escocés y Yorquino.

La Gran Logia del Estado de Israel mantiene relaciones fraternales con la mayor parte de las Grandes Logias del mundo. Podemos estar todos orgullosos del ejemplo de fraternidad y tolerancia que ha dado siempre nuestra Orden.

El sello de nuestra Gran Logia incluye los símbolos de las tres grandes religiones monoteístas: la cruz cristiana, la media luna mahometana y la estrella de David judía, enlazadas dentro del marco de la Escuadra y el Compás. Sobre nuestros altares se abren, uno al lado del otro, tres volúmenes: la Biblia judía, el Nuevo Testamento, y el Corán.

En este siglo que esta terminando, la humanidad ha vivido algunas de las paginas mas negras y estremecedoras de la historia. Después de haber experimentado tales horrores, deberíamos haber aprendido que el único camino para vivir con dignidad, como seres humanos, es mediante la paz, la tranquilidad y el respeto mutuo, la libertad y la igualdad. Lamentablemente, aun quedan lugares en el mundo donde persisten odiosos regímenes de discriminación racial y religiosa, donde la única ley es la del mas fuerte.

La Organización de las Naciones Unidas, creada para promover los ideales de paz y concordia, no ha logrado imponer el acatamiento a estos elevados principios. Periódicamente la opinión publica se siente sacudida por sangrientos sucesos protagonizados por hombres cegados por el fanatismo y el odio.

Personalmente, estimo que la discriminación es un atentado contra la dignidad humana y moralmente condenable, fundamentada en la arrogancia y el orgullo de los hombres que la practican, y un factor destructivo, que corroe los fundamentos éticos de la sociedad.

Estoy orgulloso de haber nacido en la Argentina y de vivir y ser ahora ciudadano ante la ley y no reconocen clase privilegiada alguna. Como Francmasón, me siento entristecido de que aun queden lugares donde se practica la discriminación racial y formulo votos por que nuestra Augusta Orden, mediante su acción tenaz y justa, unida a todos aquellos que luchan en el mundo por imponer la igualdad de todos los seres humanos como principio de justicia, logren finalmente tener existo en tan noble causa.

Para terminar, quiero recordar que un día de junio del año 1942, una niña judía de 13 años, escondida con sus padres en una buhardilla de Amsterdam, bajo la ocupación de los nazis, recibió un cuaderno como regalo de cumpleaños.

Lo utilizo para escribir su diario, que lo termina tres días antes de ser detenida con su familia y deportada al campo de concentración de Bergen-Belsen, donde murrio en marzo de 1945. Dos meses mas tarde, el campo fue liberado por las fuerzas británicas.

En su ultima anotación, del 15 de julio de 1944, expresa Ana Frank conceptos de increíble madurez y de espacial trascendencia para la humanidad, y dice:

“NO HE RENUNCIADO  A LA ESPERANZA, AUNQUE PAREZCA ABSURDA E INALCANZABLE. A PESAR DE TODO, CREO QUE, EN SU FUERO INTERNO, LAS PERSONAS NO SON MALAS. SIGO CREYENDO EN LA BONDAD INNATA DE LOS SERES HUMANOS.”

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Comments

  1. ricardo jesus rubio lopez    

    exelete reflexion mi qq:.hh.. soy ricardo rubio lopez de la resp: log:.simb:. monte nebo trece n*47 or:. de cd. madero tamaulipas (mexico) s:.f:. y mi correo es rubioalvasa57@hotmail.com

  2. Roque Julio    

    Que grandiosa ha sido , es y será la masonery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.