Reciba Diario Masónico en su e-mail

Reflexionemos: La Hispanidad


shadow

Reflexionemos: La Hispanidad

 

 

 

 

Foto: Monumento a Túpac Amaru II, caudillo indígena líder de la mayor rebelión anticolonial que se dio en América durante el siglo XVIII

La arquitectura precolombina sigue hoy por hoy dejando atónitos a cuantos expertos ingenieros escudriñan entre sus misterios; cada corto tiempo salen magnos escritos y doctas descripciones de grandiosas pirámides; inexplicables métodos de labrado de piedra y de acoples sin argamasa con magníficos monumentos megalíticos que equiparan las maravillas egipcias.

Por: H:. Jaime Correa M.

M:.M:.

Respetable Log:. Constante Alona, Valles de Alicante

V:.M:.

QQ:.HH:. todos en vuestros grados y calidades.

No quiero dejar pasar esta oportunidad para pediros un poco de reflexión en esta fecha en la cual celebráis el “día de la hispanidad”, no os pido que reescribáis en vuestras mentes la historia de un acontecimiento que marcó el destino de un continente y de millares de pueblos que perdieron, ante una avasalladora invasión; una cultura que aunque no lo creáis; no surgió espontáneamente de la nada; ni tampoco que vivía en un limbo existencial; sino que por el contrario al momento de la llegada de los invasores; (que aún no acabo de comprender porque se siguen llamando descubridores si estas gentes no estaban ni cubiertas ni escondidas).

Llevaban siglos y aún milenios de desarrollo de una cultura particular; que aunque en nada se correspondía con la que se había desarrollado en Europa, era una cultura autentica.

Colmada de tanta riqueza como la que más; estos seres de allende los mares habían desarrollado ya las matemáticas, la agricultura, la medicina, la sociología, la astronomía, prueba de ello son las complejas descripciones de los fenómenos astronómicos, que hasta los siglos XV, XVI y XVII no se descubrieron en Europa señores como Galileo, Copérnico y demás sabios que por no poder estudiar los conocimientos de otros pueblos ( destruidos en nombre de la civilización), no llegaron antes a conclusiones que “indiecitos atrazados”; habían estudiado y aplicado centenares de años antes.

La arquitectura precolombina sigue hoy por hoy dejando atónitos a cuantos expertos ingenieros escudriñan entre sus misterios.

Cada corto tiempo salen magnos escritos y doctas descripciones de grandiosas pirámides; inexplicables métodos de labrado de piedra y de acoples sin argamasa con magníficos monumentos megalíticos que equiparan las maravillas egipcias.

Recordad HH:. que el 12 de Octubre de 1492; a los 72 días de haber partido, de costas españolas, Rodrigo de Triana divisó lo que hoy se conoce por América, y que este día fue el punto de inflexión para la resolución de los agobiantes problemas que coronas Europeas tenia en ese momento y que las riquezas ajenas resolvieron con el consabido resultado; en que hoy en día vivimos.

Con esas bocas llenas de elogios, con esos brazos levantados; con esos corazones henchido de orgullo, escuché este “día de la hispanidad” las voces de autoridades iberoamericanas al margen de un desfile que iluminaba en mi memoria las descripciones hechas por mis maestros; de escuela en las cuales narraban con lujo de detalles como por el engaño y la violencia.

Estos hombrecitos de baja estatura, pelo pinchudo; tez morena y semblante bonachón, fueron pasados por las armas, las enfermedades y la cacería de unos seres “civilizados y adelantados”; que concluyendo, claramente lo único de adelantado que tenían en su momento, era su sed de riqueza y un desarrollo militar resultado de siglos y siglos de guerras europeas por pequeñas parcelas de tierra, que ante la enormidad de los territorios Americanos resulta inconcebible entender como no se extinguieron; como lo hicieron con los pueblos de América.

Estas voces de autoridades proclamando como el valor de sus guerreros; el ardor de sus exploradores, la fe de sus sacerdotes, el preceptismo de sus sabios, derramaron sobre esas tierras paganas, atrasadas y olvidadas de Dios, las infinitas virtudes de la “civilización” y el adelanto ante un atraso notorio que lo máximo que había logrado desarrollar eran ciudades como la misma Tenochtitlan, que a la llegada de los españoles albergaba mas de 300.000 habitantes con toda su consabida organización social, mientras que la ciudad europea mas grande era Londres, que apenas alcanzaba 150.000, esto a ojos de buen cubero, hablaba ya de lo que se habían topado, pero cegados por la codicia y las deudas de una ya insostenible guerra, solo vieron seres semidesnudos y panzones que serian esclavizados por mas de 450 años; para llenar las menguadas arcas de las “civilizadas” potencias.

No es este HH:. míos un discurso de rencor y provocación, no malentendáis mis palabras; sólo quiero que entendáis que la Historia.

Tal como la conocéis, ha sido narrada en otras tierras con la objetividad que han requerido los pueblos que la han escuchado, que en esta España de mi corazón se oye la voz del vencedor, mientras que en la América de mis padres y abuelos se escuchan 515 años después los ecos de ese pueblo vencido, saqueado, humillado y desvalido, pero aún orgulloso de que los pocos sobrevivientes de 400 años de colonialismo, hoy dan traspiés ante horror sufrido y luchan sin cesar, por un futuro que les permita llevar a sus hogares esas hogazas de pan que las en las economías ricas sobra.

Día de la hispanidad? me pregunto… día de que?, respondo, llamémoslo como lo llaman millones de descendientes de Incas, Mayas, Olmecas, Toltecas, Caribes, Moches, Panches, Pijaos, Quimbayas, Quindíos, DIA DE RECORDAR y REFLEXIONAR.

Solo espero HH:. míos, que estas barbaridades no vuelvan a ocurrir….(pero están ocurriendo) .

un TAF a todos en este DIA DE REFLEXION …..

He dicho…..

Masonería

Publicado por:

Diario Masónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.