shadow
shadow

La admisión masónica y el trabajo del aprendiz masón

 

 

 

 

Por el R:.H:. César Santa Cruz G.
Past Ven: Mae:. de la Ben:. Resp:. Log:. Simb:. “Arca de Noe” Nº 8

Alguna vez y en este mismo templo hemos conversado acerca de la perdurabilidad de los temas relacionados con la instrucción para los diferentes grados simbólicos. Son ellos una constante preocupación y su tratamiento es el obligado quehacer en todas las logias del orbe.

De allí que esclarecidos HH.’. hayan dejado impresos sus pensamientos en importantes obras, destinadas a iluminar el camino de quienes anhelan encontrar la PERFECCION; y son -igualmente- incontables los trazados que duermen en los archivos de las logias, después de cumplida su circunstancial misión.

El Trabajo del Aprendiz resulta el asunto tocado con mayor frecuencia, y es que, siempre habrá en las CCol.’. nuevos HH.’. a la espera de ayuda para comenzar o proseguir el proceso de la verdadera iniciación, aquella que no es simbólica. El tema no es nuevo… los HH.’. sí, y nuevo ( mejor, y de acuerdo a la época, RENOVADO) es conveniente que sea el lenguaje con el que habrá de ser tratado tan antiguo e importante asunto.

Cada H.’. Aprendiz es una nueva responsabilidad para el VM.’. y MM.’. del tall.’., pasando, obligadamente por el 2do. V.’. De lo que este equipo de instructores inmediatos sea capaz de realizar, dependerá en gran parte la calidad masónica de los flamantes eslabones que, bajo su responsabilidad, fueron unidos a la Cad.’. Univ.’.

Las motivciones que mueven a un hombre a golpear la puerta del Templo son variadas aun cuando no abundantes. De ellas, pueden citarse como frecuentes: la decisión espóntanea resultante de una prolongada meditación, la ambientación familiar, en los casos de parientes de masones; la aceptación a las palabras sugerentes y persuasivas de un amigo iniciado, etc., estos son, comúnmente los canales abiertos o de enlace entre la Ord.’. y el mundo exterior. Al ser firmada la SOLICITUD DE INGRESO aparacen las responsabilidades que comprometen a PADRINOS y AHIJADO.

De acuerdo con el sentido ESPECULATIVO de la Ord.’. la solicitud es un CONTRATO DE TRABAJO cuyas clásulas obligan por igual a los firmantes.

Con la “Iniciación” de los trabajos, comienzan a funxionar los DERECHOS Y OBLIGACIONES estipulados en el documento suscrito y hechos efectivos, algunos de ellos, a través de las vivencias que provee la ceremonia de admisión. Desde ese momentohan comenzado pues, “el trabajo del Aprendiz” y “el trabajo para el Aprendiz”.

La tarea es compleja y precisa del concurso de todos los obreros calificados del Tall.’., “en especial” de unos y “en particular” de otros; y no deben considerarse exentos de responsabilidad LOS PADRINOS DEL EX-CANDIDATO, pues sabiamente nuestros USOS y COSTUMBRES, exigen de ellos haber alcanzado el Gr.’. de Mae.’. Mas.’.

En verdad, a esta altura del cumplimiento del CONTRATO es puesta a prueba la VOLUNTAD DE CAMBIO del Aprendiz y la CAPACIDAD DE COMUNICACION de los HH.’. a cuyo cargo está la delicada función de adjudicar “lotes de trabajo” a los obreros noveles.

DAR y RECIBIR, son las dos columnas ( o principio ) en que descansa el edificio que nunca terminamos de construir. Este principioha determinado la división del conocimiento masónico simbólico en tres grados. Tres grandes lotes de trabajo (podemos estimarlos aasí) de los cuales, la responsable interpretación del primero de ellos es trasncendental para la prosecución de la “Obra”.

Es trascendental la correcta instrucción en el Primer Ord.’. por cuanto a través de ella el “guía” se actualiza y “renueva”, vale decir: se enriquece. Para esta etapa inicial, el DAR y RECIBIR quizás pueda interpretarse así:

  • PARA EL M.’.M.’., en “conducir” al nuevo H.’. por el sendero de su Iniciación real y ser, al mismo tiempo, capaz de advertir la BELLEZA que el Aprendiz descubre y le “ofrece” en cada recodo de la ruta que él como H.’. mayor, creía conocer en todas sus particularidades.
  • Y PARA EL Aprendiz, la adquisición del conocimiento puede encontrase en la acción de “aprender” a RECIBIR lo que el M.’. se esfuerza en DAR. Quizás su lección objetiva demtro del simbolismo, esté en aceptar su condición de “piedra” a la que es necesario dar forma “recibiendo” mucha acción sobre sí, para develar la BELLEZA en ella, hasta ahora, oculta.

Nos preocupa el progreso de nuestro nuevo H.’. y tratamos de alcanzarle todos los conocimientos que nos es permitido poner a su disposición. Especulamos insistentemente con el manejo de las HERRAMIENTAS, tal como lo recomienda nuestra Ord.’. pero, quizás hemos descuidado un poco -los masones actuales- algo que nos recoomienda de manera muy particular la instrucción de Primer Grado, porque, en la instrucción de los masones operativos es indiscutible que jugó un papel de primera importancia ese “algo” que, como consumados constructores, estaban obligados a conocer: LA PIEDRA.

Si pedimos a un CANTERO información acerca de las caracteristicas de la piedra, es de esperar que nos responda que existen muy variadas especies de este mineral en lo que a calidad, dureza, belleza, color, etc., se refiere; asimismo, es posible que nos hable de las diferentes técnicas que habrá de emplearse para el trabajo, pues, aun cuando la forma buscada sea la misma, las particularidades del material hacen necesario una especial aplicación de las herramientas.

Si ganamos su confianza, pueda que nos confíe secretos del oficio relacionados con la “hebra” de la piedra o, también, de la respuesta sonora al golpe del mazo (señal indicadora del lado mas favorable para iniciar el desbastado o labrado de la misma).

Finalmente, nos enteraríamos de que es importante saber del tiempo vivido por las piedras y conocer de las enfermedades que pueden afectarlas. En suma, aprederíamos a conocer como no todas las piedras son iguales y que, develar la belleza que la solidez de su materia encierra requiere manos há:biles y apreciable experiencia.

Fuente: Blogs El Escoces

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Comments

  1. Teresa casas arruti    

    Interesada. En su momento cercaba a una buena amiga rosacruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.