shadow
shadow

Las logias lautarinas

 

Por  Antonio Las Heras

 

En 1797 el Masón venezolano Francisco de Miranda fundó en Londres la Logia “La Gran Reunión Americana”, también conocida como Logia de los Caballeros Racionales, organismo masónico cuyos miembros, de origen americano y europeo, tenían como objetivo desarrollar acciones tendientes a lograr la emancipación de América de los españoles y establecer, posteriormente, gobiernos republicanos..

Esta organización estaba constituida por agencias (integradas por civiles y militares) que funcionaban con carácter secreto y que tomaron el nombre de Logias Lautaro, en honor al caudillo mapuche que se sublevó, junto a su pueblo, contra los conquistadores españoles en Chile en el siglo XVI. Quien influyó sobre Miranda para otorgarle esa denominación fue otro Masón y luego héroe de las guerras de la Indepencia: O´Higgins.

La primera de estas logias se fundó en Cádiz (España) en el año 1811, dirigida inicialmente por el Masón José de Gurruchaga. Sus principales miembros fueron: Francisco de Miranda, Santiago Mariño, Andrés Bello, Luis López Méndez, Simón Bolívar, José María Caro, Bernardo O’Higgins, José de San Martín, Tomás Guido, Francisco Isnardi, José Cortés de Madariaga y Juan Pablo Fretes.

La masonería surgió en el Río de la Plata a fines del siglo XVIII, según el historiador y masón Emilio J. Corbiére, por acción de la masonería española y no por la inglesa como suele afirmarse. Cuando San Martín, Alvear y otros patriotas llegaron a Buenos Aires en 1812, ya existía la Logia Independencia y en 1810 se había establecido una homónima, presidida por Julián Álvarez a la que se denominó Logia de San Juan.

Sin embargo, éstos talleres se hallaban dispersos y mal organizados; por lo que San Martín decidió no contar con ellos para sus fines revolucionarios creando una nueva logia que reuniría a todos aquellos que ansiaban la libertad de los territorios americanos gobernados por la corona española y que estuvieran dispuestos a colaborar en su campaña emancipadora.

José de San Martín había sido iniciado en la Masonería en la Logia Integridad de Cádiz y de allí pasó a la Logia Caballeros Racionales Nº 3, donde recibió el Tercer Grado de la Masonería Simbólica, el de Maestro Masón, el 6 de Mayo de 1808.

San Martín funda, entonces, la Logia Lautaro, en 1812, en Buenos Aires, junto con Alvear y Zapiola, quedando constituida con algunas de las personalidades más descollantes de la época. Entre sus miembros se encontraban: José de San Martín, Carlos María de Alvear, José Matías Zapiola, Ramón Eduardo de Anchoris, Bernardo de Monteagudo, Juan Martín de Pueyrredón, Antonio Álvarez Jonte, Nicolás Rodríguez Peña y Julián Álvarez. Solían reunirse en las casas de sus integrantes o en un local que se encontraba frente al Convento de Santo Domingo, en la actual calle Balcarce.

Esta Logia tuvo influencia sobre una amplia región de Sud América yde a poco, fueron creándose otras con igual denominación no sólo en las ciudades de Mendoza, Santa Fe y Córdoba sino en otras regiones que hoy ocupan Chile, Perú, Bolivia y Uruguay.

En 1817 fue fundada una Logia Lautaro en Santiago de Chile cuyo primer Venerable Maestro (presidente) fue O´Higgins, luego del triunfo de los patriotas en la batalla de Chacabuco. Sus principales miembros fueron: Bernardo O´Higgins, José de San Martín, Tomás Guido, José Antonio Balcarce, José Ignacio Zenteno, Juan Gregorio de Las Heras, Ramón Freire, Manuel Blanco Encalada, Miguel Zañartu y Ramón Arraigada.

 

 

El Prof. Dr. Antonio Las Heras preside la Comisión del Libro de Filosofía, Historia y Ciencias Sociales de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE). Investigador e historiador sobre temas masónicos y de sociedades secretas iniciáticas.

www.antoniolasheras.com   Twitter: @LasHerasAntonio

 

 

 

 

Publicado por:

Garibaldi

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *