shadow
shadow

¿Una masonería cristiana? ¿Por qué no?

 

 

 

Por Iván Herrera Michel/ Pido la palabra

A raíz de mi reciente lectura del libro “Los Conventos Fundacionales del Régimen Escocés Rectificado” (RER), he estado considerando seriamente que la propagación de este Rito en Latinoamérica ofrecería a muchos Masones cristianos la oportunidad de trabajar en una Logia cuya dialéctica especulativa se desarrolle en el marco especifico de su fe religiosa, tal como está sucediendo en Argentina, México, Perú y Bolivia.

Es lo que pasa, por ejemplo, en el seno del Gran Oriente de Francia, que cuenta en plena armonía multiritual con algo más de medio centenar de Talleres del RER bajo su jurisdicción desde 1910, además del “Gran Priorato Independiente de Francia“ que tiene al interior de la Obediencia igual status Masónico que los adogmaticos Supremo Consejo del REAA y Gran Capítulo General del Rito Francés. Y también en la Gran Logia Femenina de Francia, en cuyo seno el “Gran Priorato Femenino de Francia” y las Logias del RER, disfrutan de excelentes relaciones con la mayoría de sus homólogos masculinos y mixtos de esa nación, y con sus también adogmáticos Supremo Consejo Femenino del REAA y Gran Capítulo General Femenino del Rito Francés.

De nuevo Masónica.es sorprende al publicar un libro contentivo de los documentos fundacionales de un Rito Masónico que busca “unir lo que está disperso”, pero con la condición de que el Masón sea cristiano trinitario (es decir, que crea en la “perfecta comunión de amor indefectible de un Dios uno y trino”) y no de otra confesión, agnóstico, ni mucho menos ateo o que sostenga convicciones esotéricas u ocultistas incompatibles con el Credo de Nicea-Constantinopla de los concilios de los años 325 y 381 de nuestra era, que es una profesión de fe que comparten la iglesias Católica, orientales separadas de Roma y gran parte de las protestantes

Para una cabal comprensión de la expresión de fe que exige a sus miembros el RER, no está de más recordar que este credo es el siguiente:

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre; por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó en María La virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria, para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados, espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.”

Ramón Martí, Ex Gran Maestro del GPDH

Ramón Martí, Ex Gran Maestro del GPDH

El libro es de autoría del H:. teólogo, estudioso y conferencista Jean Francois Var y cuenta con un prólogo y traducción de mi Q:. H:. Ramón Martí Blanco, Ex Gran Maestro del Gran Priorato de Hispania (GPDH), con quien ya tuve la oportunidad de adelantar un “Dialogo” en el mes de abril de 2011 (http://ivanherreramichel.blogspot.com/2011/04/en-dialogo-con-ramon-marti-gran-maestro.html.), que después formó parte de mi libro “El Toque y la Palabra”.

El RER no posee enredados entresijos en el origen de sus grandes textos fundacionales, ni sus rituales han sufrido variaciones al vaivén de los tiempos y las geografías, como sucede con los Ritos Escocés Antiguo y Aceptado, York, Francés, Menfis Mizraim y Emulation, entre otros. De tal manera, que sorprende la inusual y pétrea ortodoxia regular que ha observado desde su fundación hace más de doscientos treinta años, conservando iguales los rituales y la tradición.

Más allá de las particularidades cristianas, luego de leer en el libro las Actas transcritas de los Conventos fundacionales de Lyon (Francia – 1778) y de Wilhemlbad (Alemania – 1782), queda claro que, además de basarse en las enseñanzas espirituales de los Padres de la Iglesia y negar cualquier filiación con la Orden medieval del Temple, en palabras que ya le habíamos leído a nuestro H:. Eduardo Callaey, este Rito:

“(…) tiene por finalidad el mantener y fortificar, no solamente en la Orden Interior, sino también en las Logias Masónicas, los principios sobre los que se sustenta, que son:

· La fidelidad a la religión cristiana, fundamentada en la fe en la Santísima Trinidad.

· La adhesión a los principios y tradiciones, tanto Masónicas como caballerescas, del Régimen, que se traducen en profundizar en la fe cristiana y en el estudio de la doctrina esotérica cristiana, enseñada en la Orden.

· El perfeccionamiento de uno mismo por la práctica de las virtudes cristianas con el fin de vencer las pasiones, corregir los defectos y progresar por la vía de la realización espiritual.

· La dedicación a la patria y al servicio de los demás.

· La práctica constante de una beneficencia activa y esclarecida hacia todos los hombres, sea cual sea su raza, nacionalidad, situación, religión y sus opiniones políticas o filosóficas. (…)”.

Mandil y Collarín de Maest:. del RER

Mandil y Collarín de Maest:. del RER

En lo personal, no poseo ninguna objeción a que los Masones que deseen, según palabras pronunciadas en Cochabamba, Bolivia, en julio de 2014, por actual Gran Maestro del GPDH Josep Martí, “desbastar su Piedra Bruta, y (adelantar) su construcción interior, apoyados en los Rituales, los Santos Evangelios y los Padres de la Iglesia”, puedan acceder a un Rito Masónico que satisfaga sus expectativas constructivas, cuando la correlación plural extreme la dialéctica respetuosa que exige el método Masónico.

O cuando  así lo prefieran en plena, simple y respetable libertad.

 

 

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. juan el bautista    

    Es penoso ver que los que aquí escriben manifestando sus opiniones y que se dicen masones no hayan comprendido lo que es la masonería en cualquiera de sus ritos, para los masones verdaderos que importa una religión o creencia en particular, el masón verdadero es mas que eso, o pregunto un islamita no puede ser masón un shita, mahometano, budista, ateo, masón es el hombre libre, de buenas costumbres, independiente, con cualquier tipo de creencia o sin ella que practica las virtudes, para su superación espiritual que lo lleve a trascender a sus siguientes etapas, luego donde radica la importancia de una logia cristiana budista etcétera, si se deja de cumplir con los landmarks masónicos? Es cuanto.

  2. tere    

    Tiene sus pros y contras,, todo es lo mismo.. pero se pueden hacer sectas de ahi… de ahi hay salido todas de los romanos

  3. Fredy Aguilar    

    Dentro de la libertad der hombre axisten muchas opciones validas y debemos respetar. Y en honor a la talerancia, si alguien desea pertenecer al RER no nos incumbe intervenir en tales opcioned

  4. FRANCISCO JAVIER BRISEÑO MARTíNEZ    

    NOOOOOOOOOOOOO… PARA DOGMATISMOS OSCURANTISTAS YA BASTA CON LAS SECTAS RELIGIOSAS CRISTIANAS E ISLíMICAS QUE HAN HECHO MUCHO DAÑO Y TRAIDO MUCHAS TINIEBLAS AL RAZONAMIENTO DE LA HUMANIDAD !!!
    .

    LAICIDAD. LAICIDAD, LAICIDAD !!!
    .

    *QUí CADA QUIEN PRACTIQUE LIBREMENTE EN LA PRIVACIDAD DE SU VIDA, SU CASA Y CON SUS AMG@S LAS CREENCIAS DE SU ELECCIíN PERO QUí NO INFLUYAN CON ELLAS LAS LEYES LAICAS DEL SER HUMANO !

    1. tere    

      Exacto, de ahi han salido todas las sectas diabolicas..

      1. Eduardo Iparralde    

        Estimado Francisco: Aparte del mal gusto y pésima educación de escribir con mayúsculas, he de recordarle que la Laicidad que usted invoca furibindamente es simplemente es la separación iglesia-estado (coexistendo ambas fraternalmente en sus ámbitos de influencia), debiendo el Estado observar una mera ‘neutralidad confesional’.

        Laicidad no es “fobia a las religiones” ni “persecusión a los creyentes” ni mucho menos “aniquilación de la religiosidad social” ¿que es eso “Quien Practique en la privacidad de su casa”? Lo que usted plantea eso sí que es un totalitarismo oscurantista. La libertad de creencias y de expresión son DD.HH. (aunque a usted le duela) y cada quien tiene el derecho de expresarlo públicamente y la gente de bien tenemos el deber moral de proteger esas expresiones……de gente como usted.

        Si a usted le molesta la religion y la espiritualidad en la sociedad el problema es suyo y debiera visitar a un especialista. El resto del mundo no tiene porqué hacerse cargo de sus complejos y traumas. Y muy especialmente el excelso “Arte real” no es guarida de paladines de la inolerancia, el prejuicio y el fanatismo.

        Menos nosotros, no por nada trabajamos a la Gloria del G:.A:.D:.U:.
        Saludos cordiales.

        1. Garibaldi    

          Q.·. H.·., siento decirle que no he escrito el artículo, sino que sólamente lo he subido siendo fiel al envío del autor, Iván Herrera Michel. En el resto del comentario, es usted libre de expresarla y nadie de nosotros va a censurar jamás la opinión de un H.·. Ni la suya ni la del autor. Agradecemos su desacuerdo, y recordarle que las opiniones vertidas en los artículos no tiene por qué coincidir necesariamente con la de los editores. TAF.·.

  5. Heinrich    

    Solo una pequeña observación, los mandiles y collarines visibles en la última foto a pie del artículo, no son de Maestro Masón, sino de Maestro Escocés de San Andrés (4º grado).
    TAF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *