shadow


La Masonería Argentina recuerda a tres masones que honran la historia de América Latina

 

 

 

El tucumano Bernardo de Monteagudo fue hombre de leyes graduado enChuquisaca, secretario de Castelli en la expedición al Norte tras laRevolución de Mayo.

Dirigió La Gaceta, publicó Mártir, o Libre, organizóla segunda Sociedad Patriótica e integró la Logia Lautaro.José Martí nació en La Habana el 28 de enero de 1853. Fue periodista,ensayista, poeta, diplomático, catedrático de lengua inglesa, literaturafrancesa, italiana, alemana e Historia de la Filosofía, crítico de arte yliteratura y traductor.José Martí fue miembro de la Logia Caballeros Cruzados N 62, del GranOriente Lusitano Unido, bajo el nombre simbólico Anahuac. Por último,Eloy Alfaro, político y militar ecuatoriano, presidió su país en 1895-1901y 1906-1911. Alineado en las ideas liberales, se exilió en Panamá trasfracasar en una insurrección.

A su regreso apoyó el levantamiento contrael gobierno de Borrero; seis años después fue proclamado jefe supremo deManabí y Esmeraldas y organizó un ejército que ingresó triunfante enGuayaquil. Fundó la Logia Cadena Fraternal y Templo de la Amistady la Logia La Ley Natural, en Quito. El Supremo Consejo del Perú leconcedió el Grado 33.

El tucumano Bernardo de Monteagudo fue hombre de leyes graduado enChuquisaca, secretario de Castelli en la expedición al Norte tras laRevolución de Mayo. Dirigió La Gaceta, publicó Mártir, o Libre, organizóla segunda Sociedad Patriótica e integró la Logia Lautaro. Representó aMendoza en la Asamblea de octubre de 1812. Tres años después fue editor deEl Independiente, luego pasó a Chile como Auditor de Guerra del ejércitode San Martín.

En Lima defendió posturas monárquicas y recogió rechazos, en especialdurante la ausencia de San Martín por su reunión con Bolívar de quienluego se convirtió en hombre de confianza. Fue asesinado el 28 de enero de1825 en la capital peruana.

José Martí nació en La Habana el 28 de enero de 1853. Fue periodista,ensayista, poeta, diplomático, catedrático de lengua inglesa, literaturafrancesa, italiana, alemana e Historia de la Filosofía, crítico de arte yliteratura y traductor. Escribió para los niños y organizó un partidopolítico y un ejército, participó en la Guerra de los Diez Años, fueencarcelado, obligado a realizar trabajos forzados y posteriormentedesterrado. Publicó su denuncia en El presidio político en Cuba.

Martí describió las aberraciones de la esclavitud y denunció elcolonialismo español. Fundó el periódico Patria (1892) y encabezó un gruporevolucionario. El 11 de abril de 1895 desembarcó en Playitas, provinciade Oriente, lanzó el Manifiesto de Montecristi. Murió en combate frente alas tropas españolas en Dos Ríos el 19 de mayo de 1895, poco después dehaber regresado a Cuba para iniciar la que llamó “la guerra necesaria”.José Martí fue miembro de la Logia Caballeros Cruzados N 62, del GranOriente Lusitano Unido, bajo el nombre simbólico Anahuac. Se lo relaciona,además, con las Logias Libertad N40 y Armonía N 52.

Eloy Alfaro, político y militar ecuatoriano, presidió su país en 1895-1901y 1906-1911. Alineado en las ideas liberales, se exilió en Panamá trasfracasar en una insurrección. A su regreso apoyó el levantamiento contrael gobierno de Borrero; seis años después fue proclamado jefe supremo deManabí y Esmeraldas y organizó un ejército que ingresó triunfante enGuayaquil.

En 1895 estalló la Revolución Liberal: Alfaro fue proclamado jefe supremo.El 12 de enero de 1897, una Asamblea Constituyente, se pronunció por elliberalismo y eligió como presidente a Alfaro que estableció la separaciónentre la Iglesia y el Estado y dispuso la construcción del ferrocarrilQuito-Guayaquil. Durante su segundo gobierno se promulgó la Constituciónde 1906, avanzó la construcción del ferrocarril transandino, lasecularización en la enseñanza pública y obras de infraestructura ycomunicación. En las elecciones de 1911 impuso como candidato a EmilioEstrada, después quiso obtener la renuncia de Estrada, fue depuesto y tuvoque abandonar el país. Regresó con otros dirigentes, fueron detenidos enGuayaquil y conducidos a Quito donde una turba asaltó la prisión yarrastró por las calles de la ciudad a Eloy Alfaro, Flavio y MedardoAlfaro, Luciano Coral, Ulpiano Páez y Manuel Serrano; sus cuerpos fueronquemados el 28 de enero de 1912.

La obra presidencial de Alfaro incluyó la exoneración del tributoterritorial a los indios de la Sierra y a los montuvios de la Costa, lasupresión de la prisión por deudas, la participación de la mujer en cargosadministrativos y la creación de numerosas escuelas y centros deeducación. Además, se pronunció por la independencia de Cuba ante la reinaMaría Cristina y luchó por reponer la idea bolivariana de la GranColombia. Alfaro fue iniciado masón en Costa Rica, integró la Logia Rosade América N 36 de Panamá y perteneció a logias de Guayaquil. En 1905,recibió un voto de aplauso del Congreso Masónico celebrado en BuenosAires. Poco después fundó la Logia Cadena Fraternal y Templo de la Amistady la Logia La Ley Natural, en Quito. El Supremo Consejo del Perú leconcedió el Grado 33.

En jurisdicción de la Gran Logia de la Argentina y en homenaje a esoshermanos masones de América trabajan las Respetables Logias Bernardo deMonteagudo 414 (Paso de los Libres, Corrientes), José Martí 168 (La Plata)y Eloy Alfaro 556 (Ciudad de Buenos Aires).

Nicolás Orlando Breglia-Gran Maestre

Fuente: http://www.diariojunio.com.ar/noticia.php?noticia=66504

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Comments

  1. Victor Chuquipiondo Villegas    

    Efectivamente Tres de los grandes de Argentina, pero no debemos olvidar al peruano Pablo Antonio José de Olavide y Jauregui. Quién allá en su mansión en Sevilla luego de ser desterrado del Perú por los jesuitas, en esa mansión que funcionaba como Logia, instruyó a Francisco de Miranda, y luego Francisco de Miranda instruyó a Simón Bolívar, San Martín y Otros para lograr la independencia de los pueblos de América Latina. Pero Olavide murió sin ver realizados sus grandes ideales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.