Reciba Diario Masónico en su e-mail

Efemérides: Fundación de la Universidad de Concepción por masones chilenos


shadow

Los masones hemos tenido una relevante actuación en la historia de Chile como promotores de la independencia, como constructores de las bases del sistema republicano y promotores del desarrollo político y socioeconómico del país hasta hoy. Varios presidentes de la República han pertenecido a la masonería.

Concebida como una ciudad universitaria, la Universidad de Concepción comenzó a funcionar el 17 de marzo de 1919 con un total de 123 alumnos, distribuidos en las escuelas de Dentística, Farmacia, Química Industrial y Pedagogía en Inglés, la que más tarde se transformó en la Facultad de Educación.

Desde sus inicios, la Universidad de Concepción contó con la colaboración de influyentes vecinos de la ciudad, como Pedro del Río Zañartu, y con el respaldo de importantes instituciones regionales, entre las que se encontraban la Lotería de Concepción (fundada en 1921) y el diario El Sur. En esta primera etapa, la institución se desarrolló rápidamente y en breve plazo se crearon la Escuela de Medicina (1924), el Instituto de Biología (1924), el Instituto de Fisiología (1926) y la Escuela de Derecho (1929).

Junto con aumentar las alternativas de formación profesional, la Universidad se constituyó en un nuevo referente cultural a nivel nacional con la aparición de la revista Atenea, bajo cuyo alero se reunió un selecto grupo de exponentes de la literatura chilena.

En la década de 1960, la Universidad encomendó al poeta Gonzalo Rojas la organización de un Congreso de Escritores que logró atraer la participación de importantes representantes de la narrativa, la dramaturgia, el ensayo y la poesía latinoamericana.

La preocupación por la identidad americana quedó plasmada en la más importante obra arquitectónica de la universidad: «La Casa del Arte», inaugurada en 1965 y que hoy alberga la Pinacoteca, una de la más importantes colecciones de pintura chilena. El interés por rescatar valores de la cultura regional y nacional se manifestó mediante la creación del Teatro de Ensayo de Concepción, en el que destacó la labor desarrollada por los hermanos Duvauchelle.

Comprometida desde sus inicios con los grandes problemas del país y la humanidad en general, la Universidad de Concepción fue penetrada por el clima de movilización estudiantil que caracterizó a las universidades chilenas a fines de la década de 1960 y que se expresó en un proceso de profundas reformas en el sistema de educación superior. En la entidad penquista este fenómeno adquirió características particulares, ya que en sus aulas surgió el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que movilizó al estudiantado mucho más allá de las reivindicaciones académicas y administrativas, que reclamaban los alumnos de otros planteles, vinculándolo a cambios estructurales de la sociedad.

No obstante, a través del tiempo la Universidad de Concepción logró mantener los dos principios rectores de su quehacer y que se señalan en sus primeros estatutos: el pluralismo religioso, político y filosófico, y la autonomía del Estado, de la Iglesia y de cualquier partido político. Estos valores han permitido a la universidad, desde una perspectiva laica y democrática, hacer una significativa contribución al desarrollo de la cultura y la educación en Chile.

Obras masónicas en Chile:

Las obras masónicas han sido incontables, todas de amplia proyección social y con trascendencia en los ámbitos relevantes de la vida nacional: instituciones como la Cruz Roja, el Cuerpo de Bomberos, la formación de los Boy-Scouts (recuperada con la Asociación Nacional de Boy Scouts creada en 1982), Movimiento Juvenil Manque (1983), la Liga de Estudiantes Pobres; la promulgación de leyes como la Ley de Cementerios Laicos, de Jubilación, de Libertad de Cultos, del Seguro Obrero, del Voto Femenino, de Matrimonio Civil, la de Registro Civil y la dictación en el año 1920, de la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria.​

Pero uno de los campos de trabajo predilectos de la masonería ha sido la educación. Masones fueron los fundadores de las principales instituciones educacionales y culturales de Chile. Actualmente agrupaciones de masones mantienen unos veinte colegios de educación básica y media, además de influir en la fundación o fundar directamente instituciones de educación superior, como la Universidad de Chile, la Universidad de Concepción y la Universidad La República. Lo mismo que los Colegios Las Américas, La Fontaine y la red de Colegios Concepción dependiente de la Corporación Educacional Masónica de Concepción (COEMCO, al alero de la Gran Logia de Chile).

En 2007 agrupaba 207 logias y 15 triángulos (futuras logias).​

A la Gran Logia están asociadas el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos (ILEC), la revista Occidente, la Corporación Educacional Masónica de Concepción y el Colegio La Fontaine en Ñuñoa.

Noticias relacionadas:

Publicado por:

Garibaldi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.