shadow
shadow
shadow

Exclusiva DM: Manuel Torres nos presenta públicamente su programa electoral

 

 

Programa electoral 2018 del R. H. Manuel Torres Izquierdo

 

Read in English here

 

PREÁMBULO

La Gran Logia de España (G.L.E.) tiene ya 35 años. Desde su consagración, a partir de una Gran Logia de Distrito de la Gran Logia Nacional Francesa (G.L.N.F.), el mundo ha cambiado. También ha evolucionado la Masonería Regular, siempre dentro de los Antiguos Landmarks.

LA G.L.E. ES MASONERÍA

Los esfuerzos de la G.L.E. deben centrarse en hacer Masonería, no solo ni principalmente en darse a conocer al exterior.

Mal podemos aportar valores si no hemos trabajado antes esos valores en nuestro interior. Mal vamos a atraer a hombres buenos y con inquietudes espirituales si no practicamos esa espiritualidad y no cultivamos el sistema peculiar de moral característico de la Masonería Regular.

La presencia de la G.L.E. en la sociedad debe ser apreciada por las referencias éticas que aporta a la convivencia, no podemos concebirla solo como un club más o menos interesante y mucho menos como un grupo misterioso. Para ello hemos de formarnos, conocer bien nuestros rituales e instruirnos en su práctica.

No basta, lo hemos dicho, con que se nos conozca -como podría conocerse cualquier otro colectivo, asociación o club- porque, de ser así, privaríamos a la sociedad de las referencias morales que son nuestra razón de ser y careceríamos de atractivo para los hombres libres y de buenas costumbres que buscan algo más que compartir su ocio. Por ello la G.L.E. debe contener foros de reflexión y promover la formación específica de sus miembros, dotándose de los medios necesarios para ello. En todo caso, no puede olvidarse que su objetivo es el perfeccionamiento moral de la humanidad y ser medio de propagación de una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.

La G.L.E. tiene ya su sitio en la sociedad española como una pequeña asociación que representa una larga historia y a la comunidad internacional de Grandes Logias Regulares mundialmente respetada. Es el momento de dedicar todos los esfuerzos y recursos disponibles a profundizar en su razón de ser y a facilitar a cada uno de sus miembros y a cada una de sus Logias, elementos para la Formación.

UNA INSTITUCIÓN MADURA DE HOMBRES ADULTOS

La experiencia acumulada a lo largo de estos años por la G.L.E., como Obediencia Masónica y como organización, aconseja que cambiemos algunas cosas para mejorar, responsablemente, con estabilidad institucional.

La mayoría de edad de la G.L.E. como Orden Iniciática de hombres adultos implica  adaptaciones a su propia realidad actual y a las leyes de la sociedad en que se inserta.

Como modelo de Institución que promueve determinados valores no podemos permanecer inmóviles en un modelo organizativo que ya es extemporáneo incluso para la propia sociedad civil del siglo XXI. No podemos mostrar al mundo, a la sociedad que nos rodea, unas estructuras asociativas que se considerarían obsoletas en cualquier corporación o empresa.

La organización de la G.L.E. necesita adaptarse, simplificarse, promoviendo equipos para una gestión eficaz -lejos de un trasnochado liderazgo unipersonal, impropio del siglo XXI y más en una Orden de hombres adultos- y órganos de control verdaderamente representativos de sus miembros y sus Logias.

Todos los Oficios deberían aceptarse como un ejercicio de responsabilidad hacia los Hermanos y, en todo caso, por un periodo limitado de tiempo. Resulta imprescindible que quienes los desempeñen sean formalmente impecables y especialmente cuidadosos de lo que representan: Representan la Tradición secular y la Masonería española, muchas veces memorable. Honremos con nuestro ejemplo a nuestros HH. en el O.E.

Los Hermanos y las Logias cuyo idioma no sea el español deben encontrarse en una estructura que les permita trabajar ritualmente con comodidad, sentirse dignamente representados y exigir –como todos- la mejor administración de sus aportaciones, ofreciendo su singularidad como elemento para la solidez de la G.L.E., Obediencia española pero Universal como toda la Masonería.

Nuestra madurez como Masones nos obliga a ser protagonistas colectivos del acontecer de la Obediencia, muy lejos de liderazgos en apariencia indiscutibles y que pudieran promover una dócil pasividad.

Todos los Masones pertenecientes a las Logias de la G.L.E. deberían poder intervenir en la gestión a través de órganos que promuevan un modelo de liderazgo participativo y eficaz, así como su necesario control desde la más escrupulosa separación de poderes.

SACAR LOS METALES PROFANOS DEL TEMPLO Y CUMPLIR LAS LEYES

Por otro lado, la adecuación de la Asociación G.L.E. –que no la Orden, aunque sus miembros lo sean de ambas- a las Leyes españolas, en el ámbito asociativo y en el económico-fiscal, también exige cambios y, estos sí, rápidos y efectivos so pena de instalarnos al margen de esas mismas normas que hemos jurado acatar. Y conseguir finalmente que se nos declare una Organización de Utilidad Pública.

Los Asociados de la G.L.E., todos sus asociados, porque todos contribuyen en la misma proporción y así lo exigen nuestras Leyes, deberían conocer perfectamente su administración e intervenir en ella con sus votos, muy especialmente en los asuntos económicos.

La G.L.E. debe administrar sus recursos según sus objetivos -que nunca pueden ser personales- con eficacia, austeridad y transparencia. Cada masón, sea cual fuere su Grado, pues todos aportan, debe conocer los recursos disponibles y saber a qué se destinan y para qué.

La Sociedad civil debe tener un modelo en la Asociación G.L.E., una asociación que cumpla escrupulosamente la Ley. Esto exige cambios profundos que habrán de abordarse inmediatamente. Gestión honesta y profesional de la Asociación, objetivos colectivos, claridad, gasto adecuado a nuestras dimensiones, aplicado a nuestros propósitos y alejado de toda suntuosidad y boato impropios.

Manteniendo el actual superávit, la G.L.E. debe modificar sus presupuestos, adaptándolos a nuevos objetivos, siempre desde la austeridad y la transparencia.

EL TRABAJO EN EQUIPO COMO MÉTODO

Sería incoherente que estas reflexiones y las propuestas más concretas que se enuncian a continuación fueran una oferta electoral personalista y cerrada. Precisamente, nuestra convicción de que la G.L.E. es una Orden de hombres adultos y de principios obliga a hablar de proyectos colectivos y abiertos. El mejor programa se vacía de sentido y de futuro si es el resultado de una iniciativa individual y solo pretende halagar a los posibles votantes.

Por eso, estas líneas marcan la apertura a los miembros de la G.L.E. para que se integren en un equipo de trabajo que pretende algo tan apasionante como tomar la responsabilidad de consolidar interiormente nuestra Orden y ser un referente social. Y todo ello dentro de la Estabilidad, señal inequívoca de nuestra Responsabilidad y condición necesaria para preservar la Fraternidad.

OBJETIVO ÚLTIMO

El motivo personal que tuvimos cada uno de nosotros para llamar a las puertas de la G.L.E. exige a sus máximos representantes, que asumieron esta responsabilidad tras el imprescindible respaldo, tener una real actitud de servicio en aras a posibilitar que nuestro camino de búsqueda nos encamine a la Felicidad y Plenitud deseadas.

Si lo logramos, nos reconocerán como Masones!

14 de enero de 2.018

Manuel Torres Izquierdo
Maestro Masón

PROGRAMA: “Trabajar en Masonería” – “Progreso Masónico”

 

0.- “Trabajar en Masonería”

Trabajar en Masonería es la razón de ser de nuestra Gran Logia de España (G.L.E.). A este objetivo genérico están subordinados todos los demás. Practicar Masonería de Tradición, Masonería Regular, justifica nuestra existencia como Obediencia masónica.

Lo que hagamos tendrá sentido solo si se hace para que podamos trabajar como Masones lo mejor posible.

Todo oficio masónico debe ejercerse como un natural acto de servicio a los HH. y a la Institución.

Simultáneamente debemos siempre tener conciencia de que somos un eslabón de la cadena histórica de nuestra institución en España asumiendo su pasado y cimentando las bases de su futuro.

LA LOGIA

1.- La Logia, escenario del trabajo masónico.

Es “la base esencial de la Francmasonería”. La potestad para iniciar a profanos y conferir grados masónicos reside en las Logias. Se ha de reafirmar y ayudar a las Logias como escenario ineludible y principal de nuestro trabajo masónico.

Todas las demás estructuras organizativas de la G.L.E. están destinadas a facilitar el trabajo masónico que se hace en Logia. La G.L.E. tiene, respecto a las Logias, la doble obligación de facilitar su trabajo masónico (rituales, formación, asesoramiento…) y de garantizar que las que operan con su Carta Patente lo hacen en armonía y practicando el ritual en toda su pureza.

1.1.- El ritual, centro de nuestro trabajo masónico.

La G.L.E. es pluri-ritual y las Logias eligen el rito que desean emplear en sus trabajos. La G.L.E. aprueba y publica los rituales, pero es mediante la correspondiente formación como ha de garantizar que esos rituales se practican correctamente.
Los rituales se distribuirán entre los Hermanos de todas las formas posibles, incluido el formato electrónico gratuito.

1.2.- La Formación, prioridad absoluta.

Su esencial objetivo será propiciar el cultivo y la interiorización de valores tales como la ética, la fraternidad, la participación, la libertad en igualdad, el espíritu caballeresco, el humanismo y la espiritualidad.

Será una actividad cotidiana y prioritaria de la G.L.E. apoyar el trabajo que se realiza en la Logia. Sus responsables contarán con las mayores facilidades y con todos los recursos disponibles.

Se crearán Logias de Instrucción para cada rito practicado en la G.L.E., con el fin de instruir a los HH. en la pureza de sus rituales y conseguir una perfecta comprensión material, intelectual, moral y espiritual de la vía ritual que han elegido.

Se creará la figura de Preceptor de cada rito.

Cada grado contará con “Cuadernos de apoyo” con los contenidos básicos correspondientes.

El Plan General de Formación, debidamente fechado y presupuestado, será sometido a la aprobación y seguimiento del Gran Cónclave.

La formación tendrá una partida concreta y específica en los presupuestos de la G.L.E.

1.3.- La Beneficencia y la Solidaridad, nuestras señas de identidad.

La Beneficencia y la Solidaridad forman parte del núcleo más genuino de nuestro trabajo masónico y deben tener tal consideración. Las acciones realizadas de cara a la sociedad han de ser una buena muestra de nuestras inquietudes y valores; las desarrolladas en el interior han de dirigirse no solo a socorrer al Hermano y sus familiares más directos en necesidad sino también a abordar situaciones de común preocupación por afectar a todos los Hermanos en uno u otro momento de su vida.

La G.L.E. deberá, a través de sus máximos órganos legislativos y ejecutivos decidir y ejecutar notables proyectos de B Y S de ámbito de la Gran Logia, compatibles con los que decidan y realicen las GG.LL.PP. y las RR.LL. Se informará, interna y externamente, de los resultados obtenidos para difundir una imagen coherente con nuestro compromiso solidario.

La G.L.E. apoyará decididamente aquellos proyectos de ámbito general que tengan como destinatarios a Hermanos en situación de especial vulnerabilidad.

El presidente del Consejo de Beneficencia y Solidaridad informará en cada reunión del Gran Cónclave y de la Gran Asamblea acerca de los siguientes puntos: estado de las cuentas, captación de fondos, así como de los proyectos realizados y en curso de ámbito superior a la G.L. Provincial.

Habrá una Fundación para la Beneficencia y Solidaridad cuyos patronos sean electos por la Gran Asamblea y distintos de los Grandes Oficiales a excepción del G. Hospitalario de la G.L.E. Mediante la Fundación, sometida a auditoría externa anual, se pondrán en marcha proyectos de mayor entidad económica y repercusión social, así como ofrecer un interesante tratamiento fiscal de acuerdo con la legislación.

1.4.- La estabilidad: un valor.

Las Logias han de recuperar su protagonismo y constituir el núcleo central de la actividad e inquietud de la G.L.E.

Todo cambio, si ha de producirse, debe hacerse desde la estabilidad, sin quiebra del equilibrio institucional ni de la fraternidad, sin confrontación.

Se buscará el acuerdo y el consenso respetando la natural diversidad, que debe encauzarse con armonía fraternal, y, solo después, se trasladarán las propuestas a los órganos legislativos de la G.L.E.

1.5.- Reconocimiento a nuestros HH. en el O.E.

Propiciar el permanente reconocimiento de la honorabilidad personal, familiar y social de los MM. MM. que nos precedieron en la cadena fraternal de unión histórica.

LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA: OBEDIENCIA REGULAR

2.- La Obediencia G.L.E.: De los órganos de gobierno y dirección.

2.1.- Separación de poderes en la G.L.E.

Se establecerá una nítida y radical separación entre los poderes legislativo (Gran Asamblea y Gran Cónclave), ejecutivo (Gran Maestro y Gran Consejo Rector) y judicial (Gran Orador y Corte Suprema de Justicia Masónica).

Los órganos legislativos y judiciales de carácter colegiado tendrán, en todo caso, mayoría de miembros verdaderamente electos en representación directa.

2.2.- El Gran Maestro: un honorable masón “primus inter pares”.

El Gran Maestro, primero entre sus iguales, es, por antonomasia, el máximo representante de la G.L.E., poder moderador y arbitral, garante de los ritos, de la Constitución y los Reglamentos y de la Regularidad. Sus facultades decisorias y ejecutivas no deben ejercerse de manera unipersonal sino que han de ser moduladas por los órganos correspondientes de la G.L.E. El Gran Maestro, lejos de otros modelos, ya obsoletos en la propia sociedad, debe ser capaz de liderar un equipo de trabajo.

  • Sus “Decretos” deberán ser previamente conocidos e informados por el Gran Consejo Rector, salvo caso de urgencia.
  • Como “ejemplo de abnegación, de conducta intachable y de espíritu de servicio”, que dictan nuestros Reglamentos, será el primero en ofrecer a sus Hermanos –en su caso, a través del Director del Consejo Rector y del Gran Tesorero- la máxima transparencia en el desempeño de su alto oficio.
  • El Gran Maestro debe tener autoridad moral, prestigio y dignidad para merecer el respeto y el aprecio de sus Hermanos y para hacer valer sus opiniones sin necesidad de ejercer su poder o ejerciéndolo fraternalmente. En palabras de un Hermano, se puede llamar “liderazgo servicio” en contraposición al “liderazgo de autocrático”.
  • La duración del mandato del Gran Maestro será de 3 años, pudiendo repetir una sola vez.
  • El Gran Maestro responderá siempre ante la Gran Asamblea.

2.3.- El Gran Consejo Rector, el Ejecutivo de la G.L.E.

El Gran Consejo Rector, como “órgano de gobierno ejecutivo de la Gran Logia de España, que entiende de todos los temas para la administración de la Obediencia”, se reunirá las veces que sea preciso y habitualmente bajo la presidencia de su director, sin perjuicio de los derechos que asisten al Gran Maestro.

  • El director del Consejo Rector someterá su gestión a la aprobación del Gran Cónclave en cada una de sus reuniones.
  • El Gran Consejo Rector trasladará al Gran Cónclave, para su conocimiento, los informes emitidos a petición del Gran Maestro relativos a la promulgación y publicación de Decretos.
  • La mayor parte de sus miembros tendrán asignadas específicas áreas de competencia y responsabilidad (entre ellas, beneficencia y solidaridad, formación e instrucción, relaciones internacionales, expansión cuantitativa y cualitativa, acción cultural y artística, comunicación) y deberán desarrollar y ejecutar los proyectos previamente aprobados por los órganos legislativos de la G.L.E. con programas de acción calendados y relacionados con específicas partidas presupuestarias. Deberán rendir cuentas periódicamente ante los órganos legislativos de la G.L.E.

2.4.- El Gran Cónclave

Además de las funciones que se le atribuyen en nuestra actual Constitución y Reglamentos, será el órgano encargado del seguimiento de los acuerdos de la Gran Asamblea y, sobre todo, del control del Gran Maestro y del Gran Consejo Rector entre asambleas.

Estará formado por miembros electos, al menos en su 75%.

2.5.- La Gran Asamblea

Siendo “la máxima autoridad de la Francmasonería Simbólica Regular de España” y compuesta por “todos los Maestros Instalados de la Gran Logia de España que estén en pleno uso de sus derechos masónicos”, como dice nuestra Constitución, no se ocupará de aspectos asociativos, los cuales serán competencia de la máxima autoridad asociativa, es decir, la asamblea de la “Asociación G.L.E.”.

2.6.- La Corte Suprema de Justicia Masónica.

Estará formada por un presidente y cuatro vocales, así como cincos suplentes, todos los cuales serán elegidos por la Gran Asamblea de entre los Maestros Instalados de la Gran Logia de España que se encuentren en pleno ejercicio de sus derechos masónicos.

El mandato de los miembros de la Corte Suprema de Justicia Masónica será de tres años, pudiendo ser reelegidos una sola vez.

2.7.- Simplificación de la estructura de la G.L.E.

La estructura organizativa de la G.L.E. es actualmente muy compleja e ineficiente respecto a las dimensiones reales y membresía de la G.L.E., lo que dificulta su funcionamiento (sin que ello repercuta en una mayor ayuda para las Logias), merma la accesibilidad de los Hermanos y encarece los costes.

  • Se simplificará la estructura de la G.L.E., en correspondencia con nuestras verdaderas dimensiones y necesidades, ajustando al máximo el gasto que actualmente supone para los Hermanos, que puede repercutir en las capitaciones.
  • Se delimitará orgánicamente la G.L.E. y las GG. LL. Provinciales con criterios de accesibilidad, eficiencia, costumbre y sentido común, tomando en consideración la voluntad de las Logias.
  • Ritual, Formación, Solidaridad (Beneficencia) y relaciones con la sociedad serán las líneas de trabajo de las GG. LL. Provinciales. Las GG.LL.PP. no deben ser una copia de la estructura de la G.L.E. Se propone una relación directa de las Logias con la estructura administrativa de la G.L.E., profesionalizada y con un perfil potente de dominio de las TICs (tecnologías de la Información)

2.8.- Relaciones Internacionales.

La presencia internacional de la G.L.E. y de su G.M. seguirá siempre criterios de austeridad, funcionalidad y continuidad.

Tras la pertinente consideración y sobre las bases aprobadas por la Gran Asamblea, el Gran Cónclave deberá aprobar anualmente el programa de actuación y visitas en el ámbito internacional que deberá estar interrelacionado con una específica partida presupuestaria.

Las relaciones internacionales tendrán como objetivos prioritarios:

1.- Las mejores relaciones con la G. L. U. de Inglaterra.

2.- Favorecer las relaciones con las GG.LL. de Europa.

3.- Seguir las fraternales relaciones con las GG.LL. de Iberoamérica, limitando los viajes.

4.- Renovar la acción fraterna de la masonería en el arco mediterráneo.

5.- Fortalecer las relaciones con las GG.LL. de EE. UU.

2.9.- Relaciones con otras Órdenes, Potencias y Cuerpos.

Como Obediencia pluriritual, la Gran Logia de España valora positivamente la colaboración con otros cuerpos y jurisdicciones masónicas regulares. Desde la fraternidad, cooperará con ellas para contribuir a la consolidación de la vida masónica regular en España, en la convicción de que caminar juntos, siempre con pleno respeto a la soberanía de cada organización, es la mejor y más eficaz opción posible, e incentivará a sus miembros a que sigan y completen, si ese es su deseo, el camino iniciático de cada Rito.

Se favorecerán las sinergias, internas y sociales, con otras organizaciones de la Francmasonería Regular lo que multiplicará el efecto positivo en la transmisión de nuestros valores a la sociedad.

2.10.-Órgano asesor del G.M.

Se creará una Comisión asesora del G.M. compuesta por HH. que hayan tenido, en razón a sus competencias, responsabilidad o méritos, especial significación en la Masonería Regular española.

2.11.-Comisión de Reflexión Ética.

Se creará una Comisión que analice éticamente algunos de los retos del futuro de la Humanidad en materias tales como bioética o salud pública.

2.12.- Unión Histórica.

Con el objetivo de que haya en España una única Obediencia Simbólica Regular y que se integren en la misma la Tradición y los Derechos Históricos, se integrará jurídicamente, siempre que se decida por las GG. Asambleas de ambas Obediencias, el Gran Oriente Español en la G.L.E.

2.13.- Comunicación.

Se mantendrá y potenciará el área de comunicación de la G.L.E. si bien se diversificará su contenido significando el de carácter institucional y de formación masónica.

Se complementará ante la sociedad civil los sentimientos de honorabilidad de nuestra Institución con los de la justa reivindicación de nuestro patrimonio histórico.

Se transmitirán, a través del área privada de la web de la G.L.E., los acuerdos y temas más significativos tratados en los GG. Conclaves en aras a la mayor y más transparente información.

LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA: ASOCIACIÓN DE DERECHO CIVIL

3.1.- La Asociación G.L.E.

La G.L.E., además de una Orden Iniciática constituida por todos los Francmasones Antiguos, Libres y Aceptados bajo su jurisdicción, … en plenitud de sus derechos… “, es una asociación inscrita en el correspondiente registro público y, en consecuencia, obligada a cumplir la normativa que regula estas organizaciones.

La confusión entre ambas condiciones, muy especialmente en las reuniones rituales en las que se abordan aspectos asociativos, por una parte, degrada de manera innecesaria los trabajos masónicos y, por otra, limita los derechos asociativos de sus miembros.

  • Las Tenidas de la Gran Asamblea de la G.L.E. y las asambleas administrativas de la “Asociación G.L.E.” se celebrarán por separado. La Gran Asamblea se celebrará en rito de Gran Logia.
  • En consideración a las posibilidades presupuestarias de nuestra G.L.E., se limitarán los gastos correspondientes a las invitaciones para la asistencia de los representantes de otras GG. LL. a nuestra Gran Asamblea, invitaciones que –en todo caso- no excederán de los usos en otras GG.LL.
  • Se reducirán notoriamente los gastos de la Gran Asamblea y los correspondientes a viajes del Gran Maestro, conceptos que suponen en la actualidad prácticamente la tercera parte del presupuesto de la G.L.E.
  • La Asamblea administrativa de la “Asociación G.L.E.” tratará todos los asuntos de contenido económico y patrimonial -en coherencia con la prohibición de llevar metales a la Logia y por respeto a todos los asociados independientemente de su grado masónico y a la legalidad asociativa vigente-, se celebrará sin regalía ni decoraciones masónicas y permitirá, a todos los miembros -en cuanto sea técnicamente viable con garantías-, el voto electrónico y delegado.
  • Todos los miembros de la G.L.E. serán convocados a participar en la asamblea administrativa de la “Asociación G.L.E.”.
  • Se adecuará la “Asociación G.L.E.” a la legislación vigente (Leyes Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del derecho de Asociación, Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo y demás de aplicación) de modo que seamos irreprochables en nuestro respeto a las Ley.

3.2.- Presupuestos de la G.L.E.

Los presupuestos de la G.L.E. deben corresponder a sus verdaderas dimensiones y necesidades. En consecuencia, se ajustarán en la misma medida las capitaciones anuales a los Hermanos.

Toda la gestión de la G.L.E. se llevará a cabo de forma austera y transparente, siendo colegiada la acción ejecutiva a realizar por el Gran Consejo Rector con los criterios expuestos en el apartado 2.3 de este programa.

Los programas de acción, aprobados en la Gran Asamblea, acordes con los planes anuales, trianuales y quinquenales establecidos, serán evaluados periódicamente en los GG. Conclaves.

3.3.- Las aportaciones al Fondo Inmobiliario: o se utilizan o se suprimen.

Las aportaciones al Fondo Inmobiliario que, según nuestros Reglamentos “tendrán consideración de ingreso finalista y sólo podrán utilizarse para la adquisición de inmuebles, para la amortización de préstamos hipotecarios…, para inversiones en rehabilitación de inmuebles en propiedad, para cualquier otro gasto derivado del uso de inmuebles en propiedad”, rara vez se han empleado a estos fines e incluso fueron destinadas, en alguna ocasión, a pagar los gastos corrientes de la G.L.E.

En todo caso, nunca se han definido con claridad los requisitos para acceder a la utilización del Fondo Inmobiliario y en más de una ocasión se ha dispuesto del Fondo Inmobiliario de forma poco objetiva.

  • Se decidirá, previo el debido contraste de pareceres, sobre el Fondo Inmobiliario, de modo que sirva a los fines para los que fue establecido o se suprima definitivamente.
  • Los criterios, que se tratarán en el Gran Cónclave y se aprobarán en la Gran Asamblea, a seguir para su utilización serán públicos y objetivos.
  • Si se optase por mantener este Fondo, solo servirá para generar y mantener un patrimonio inmobiliario de la G.L.E. que permita a las Logias trabajar en locales dignos y acogedores, según un programa previamente establecido.

3.4.- Expansión orgánica, especialmente en determinados ámbitos.

  • Se revisarán los criterios y el protocolo para la admisión de nuevos miembros de nuestra Orden asegurando tanto que los candidatos carecen de antecedentes que imposibiliten su admisión como que todas las Logias de la Obediencia tendrán acceso a conocer su solicitud.
  • Se elaborarán programas de acción específicos y campañas de indirecta sensibilización para determinados colectivos, tales como jóvenes, intelectuales, científicos, artistas, profesionales autónomos, etc. Tras el imprescindible análisis previo, deberá llevarse a cabo una acción especial para el posible retorno de los HH. en sueños.
  • Habrá un programa especial, con apoyo personal y económico, para que la G.L.E. pueda tener presencia orgánica en todas las provincias españolas.
  • Se propiciará la viabilidad de que los HH. hispanoamericanos, miembros activos de GG.LL. de la Amistad que no sean residentes en España, puedan incorporarse con un “status especial” como miembros de la G.L.E. con derecho a voz.

3.5.- Reforma Constitución y Reglamentos Generales.

  • Se creará una Comisión para recibir y analizar técnicamente las sugerencias o propuestas que, para la reforma de la Constitución de la G.L.E. y de sus Reglamentos Generales, efectúen las RR.LL. y los HH., haciendo, de esa forma, viable los cambios necesarios para el cumplimiento de algunos de los compromisos expuestos en este programa.
  • El proceso, que culminará en la Gran Asamblea de marzo de 2021 y sobre el que se informará en los GG. Cónclaves y en las GG. Asambleas, se ultimará con un proyecto de Constitución que se distribuirá con, al menos, tres meses de antelación a la fecha de la Gran Asamblea referida para su aprobación y en la que los temas de mayor significación, a la vista de lo planteado a lo largo del proceso, serán objeto de específica decisión.
  • Esta reforma tiene como primer objetivo decidir sobre la identidad propia de la G.L.E. como organización básica de la Francmasonería Regular Española, que respetará obviamente el principio de Universalidad.
  • La reforma de la G.L.E. tendrá como criterio fundamental el fortalecimiento integrador de la diversidad masónica y no incidirá en la imprescindible estabilidad institucional.

3.6.- Acción Cultural y Artística.

  • Una vía indirecta para transmitir los valores de nuestra Institución y tener presencia social será fomentar acciones culturales y artísticas por parte de la G.L.E. complementarias a las que puedan promover y ejecutar las GG.LL.PP. y las RR.LL.
  • Adicionalmente, las acciones culturales y artísticas deben posibilitar la existencia de personas simpatizantes o colaboradores de nuestra Institución sin necesidad de que sean miembros de la misma.

14 de enero de 2018

Manuel Torres Izquierdo
Maestro Masón

LAS 25 PROPUESTAS

 

  • Las estructuras de la G.L.E. estarán al servicio del trabajo masónico en la Logia. Los rituales se distribuirán entre los Hermanos de todas las formas posibles, incluido el formato electrónico gratuito.Habrá una relación directa de las Logias con la Administración de la G.L.E. (profesionalizada y con dominio de las TICs).
  • Se crearán Logias de Instrucción para cada rito practicado en la G.L.E. y se creará la figura de Preceptor de cada rito.Cada grado tendrá Cuadernos de apoyo con los contenidos formativos básicos.El Plan General de Formación tendrá una partida concreta y significativa en los Presupuestos.
  • La G.L.E. decidirá y ejecutará proyectos de Beneficencia y Solidaridad compatibles con los de las GG.LL.PP. y las RR.LL. La G.L.E. apoyará proyectos de ámbito general para Hermanos en situación de especial vulnerabilidad. El Presidente del Consejo de Beneficencia y Solidaridad informará en cada reunión del G. Cónclave y de la G. Asamblea. Habrá una Fundación para la Beneficencia y Solidaridad, con patronos electos por la G. Asamblea y distintos de los Grandes Oficiales, a excepción de su Presidente.
  • Los órganos legislativos y judiciales de carácter colegiado tendrán mayoría de miembros verdaderamente electos en representación directa. Los Decretos del G. Maestro serán previamente conocidos e informados por el G. Consejo Rector, salvo caso de urgencia. El G Consejo Rector transmitirá al G. Cónclave los informes relativos a su promulgación y publicación.
  • La duración del mandato del Gran Maestro será de 3 años, pudiendo repetir una sola vez.
  • El Director del G. Consejo Rector someterá su gestión al G. Cónclave en cada una de sus reuniones.
  • El G. Cónclave será el encargado del seguimiento de los acuerdos de la G. Asamblea y del control del G. Maestro y del G. Consejo Rector entre Asambleas. Estará formado, como mínimo, por un 75% de miembros electos.
  • La G. Asamblea no se ocupará de aspectos asociativos. Los aspectos asociativos serán competencia de la asamblea de la Asociación G.L.E.
  • La Corte Suprema de Justicia Masónica estará formada por un presidente y cuatro vocales elegidos por la G. Asamblea. Su mandato será de tres años, pudiendo ser reelegidos una sola vez.
  • Se simplificará la estructura de la G.L.E., ajustando el gasto. Se delimitarán orgánicamente la G.L.E. y las GG.LL. Provinciales con criterios de accesibilidad, eficiencia, costumbre y sentido común, considerando la voluntad de las Logias. Ritual, Formación, Solidaridad (Beneficencia) y relaciones con la sociedad serán las líneas de trabajo de las GG.LL. Provinciales, que no serán una copia de la estructura de la G.L.E.
  • La presencia internacional de la G.L.E. y de su G.M. seguirá siempre criterios de austeridad, funcionalidad y continuidad. El G. Cónclave aprobará programa y presupuesto de actuación y visitas internacionales. Las relaciones internacionales tendrán como objetivos prioritarios: la G. L. U. de Inglaterra, las GG.LL. de Europa, las fraternales relaciones con las GG.LL. de Iberoamérica, la masonería en el Arco Mediterráneo y las GG.LL. de EE. UU.
  • Se favorecerán las sinergias con otras Organizaciones de la Francmasonería Regular.
  •  Se creará una Comisión Asesora del G.M., con HH. que hayan tenido especial significación y experiencia en la Masonería Regular Española.
  •  Se creará una Comisión que analice éticamente algunos de los retos del futuro de la Humanidad, como en bioética o salud pública.
  • Se integrará jurídicamente, previa decisión de las GG. Asambleas de ambas Obediencias, el Gran Oriente Español en la G.L.E.
  • Se mantendrá y potenciará el área de comunicación de la G.L.E., diversificando su contenido y significando el institucional y el de formación. Se reivindicará nuestro patrimonio histórico.
  • Las Tenidas de la G. Asamblea de la G.L.E. y las asambleas administrativas de la Asociación G.L.E. se celebrarán por separado. La Gran Asamblea se celebrará en rito de Gran Logia. Se limitarán los gastos de invitaciones para la asistencia de representantes de otras GG.LL.
  • Se adecuará la Asociación G.L.E. a la legislación vigente. La asamblea administrativa de la Asociación G.L.E. tratará todos los asuntos de contenido económico y patrimonial. Se celebrará sin regalía ni decoraciones masónicas y permitirá el voto electrónico y delegado.Todos los miembros de la G.L.E. serán convocados a participar en la asamblea administrativa de la Asociación G.L.E.
  • Los Presupuestos de la G.L.E. serán los correspondientes a sus verdaderas dimensiones y necesidades. Habrá un ajuste, en la misma medida, de las capitaciones anuales. La gestión de la G.L.E. será austera y transparente.
  • Se reducirán notoriamente los gastos de la Gran Asamblea y los correspondientes a viajes del Gran Maestro, que suponen en la actualidad casi la tercera parte del presupuesto de la G.L.E.
  • Los programas de acción, aprobados en la G. Asamblea, serán evaluados periódicamente en los GG. Conclaves.
  • Se decidirá sobre el Fondo Inmobiliario, para que sirva a los fines para los que fue establecido o se suprima. Los criterios para su utilización serán públicos y objetivos.
  • Se revisará el protocolo para la admisión de nuevos miembros, asegurando que carecen de antecedentes que la imposibiliten; todas las Logias conocerán las solicitudes. Se desarrollarán programas de acción y campañas de sensibilización para determinados colectivos: Jóvenes, Intelectuales, Científicos, Artistas, etc. Se realizará una acción especial para el retorno de HH. en sueños. Habrá un programa especial, con apoyo personal y económico, para que la G.L.E. tenga presencia orgánica en todas las provincias españolas. Se propiciará que los H.H. hispanoamericanos, miembros activos de GG. LL. de la Amistad no residentes en España, puedan tener un “status especial” como miembros de la G.L.E. con voz.
  • Se creará una Comisión para recibir y analizar las propuestas de reforma de la Constitución y los Reglamentos Generales para decidir sobre la identidad de la G.L.E. como Organización básica de la Francmasonería Regular Española que respeta el principio de Universalidad. El proceso culminará con un proyecto de Constitución que se distribuirá con, al menos, tres meses de antelación a la fecha de la G. Asamblea en la que deba ser considerado.
  • Se fomentarán acciones culturales y artísticas complementarias a las que puedan promover y ejecutar las GG.LL.PP. y las RR.LL., posibilitando la existencia de simpatizantes o colaboradores de la G.L.E.

 

 

14 de enero de 2.018

 

Manuel Torres Izquierdo

Maestro Masón

 

 

Publicado por:

Garibaldi

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *