shadow
shadow

De la masonería femenina y el REAA

 

 

 

Por Iván Herrera Michel/Pido la palabra

Entre los correos que suelen motivar mis publicaciones, hace un par de días he recibido una extensa carta de un Masón mexicano muy bravo en la que, palabras más palabras menos, me recrimina que le “haga propaganda” a la Masonería femenina, ya que este fenómeno, en su concepto, corresponde a una desviación de los tiempos modernos que “degrada a la Orden”, “atenta contra la pureza del Rito Escocés Antiguo y Aceptado”, y “muy fraternalmente” me “invita a rectificar la conducta”.

Mas FemeninaPalabras duras, que no puedo ni quiero pasar por alto, ya que fortalecen una posición que he encontrado en varias partes de nuestro planeta Masónico. A veces acompañada de un puñetazo en la mesa.

Y es curioso que me corresponda aclarar tanto estos puntos y conceptos, puesto que en varios escenarios internacionales me he referido, con datos verificables en la mano, a que es nuestra Latinoamérica y no Europa, la pionera de las grandes decisiones que distinguen al mundo liberal y adogmático de la Masonería.

Por ejemplo: En el tema del GADU una Gran Logia mexicana se le adelanto 12 años al Gran Oriente de Francia, y en el de la mixticidad otra Gran Logia Mexicana se le adelantó 70 años a la OMMI “El Derecho Humano”. Es decir, en el mismo país de nuestro “fraternal” remitente.

Mas Femenina fotoNo voy a referirme ahora a los rituales (Liturgias) de los 33 Grados del REAA, porque es bien sabido que no hay uniformidad al respecto, y en algunos encontramos frases y párrafos completamente distintos a los que se practican en otras Jurisdicciones. Igualmente, hay diferencias en la denominación de los Grados y los cargos, así como en la forma de elección y/o nombramiento de las dignidades. Lo cual constituye una pluralidad que debe tener en cuenta quien en la era de la información desee sentar magisterio y cátedra Masónica, reclamando universalidad para una costumbre local.

En realidad, la únicas bases normativas comunes a todas las vertientes escocistas son las Grandes Constituciones de 1762 y 1786, y la “Nova Instituta Secreta et Fundamenta”, atribuidas al Rey Federico II de Prusia, con las reformas que les fueron introducidas en Lausana, Suiza, en 1875. Aunque, en honor a la verdad, las reformas de Lausana no son de obediencia universal.

El punto principal en estos documentos, para los fines de este escrito, es que ninguno de ellos prohíbe ni las Logias femeninas, ni las Grandes Logias Femeninas ni los Supremos Consejos femeninos.

Ante esta ausencia de prohibición, suelen referirse los que no están de acuerdo con la presencia de la mujer en la Orden, a que es la “Tradición” del REAA la responsable de la exclusión.

Tampoco veo las cosas tan claras como dicen por ese lado, puesto que fundado el REAA en 1801, a los tres años, en 1804, ya lo estaba practicando la Logia mixta San Alejandro de Escocia, a la que se vinculó Simón Bolívar en 1805.

O sea, que tampoco estamos en presencia de una de esas modas modernas a las que tanto se refieren algunos Queridos Hermanos. La mixticidad es un hecho comprobado en el REAA que tiene casi su misma antigüedad. Y hablando de México, sus méritos no se reducen únicamente a los que hemos mencionado.

Mas Femenina G MistralHe aprendido de mi Querida Hermana y buena amiga Margarita García Tablada, estudiosa como la que más y una estupenda representante de la Masonería femenina de México, a quien tuve el honor de visitar y conocer en el año 2009 cuando ella ocupaba el cargo de Presidenta de la Gran Comisión de Relaciones Exteriores e Interiores de su Obediencia, en el Distrito Federal, que “la Masonería femenina aparece en México en 1883 con la fundación de la Logia Masónica Femenina “La Media Luz” en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, convirtiéndose esta en la primera Logia femenina del país, y según se tiene conocimiento del mundo, bajo la práctica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Entre 1888 y 1891 se fundaron dos Logias (femeninas) en el Distrito Federal, una en Tamaulipas y otra en San Luis Potosí. La primera Gran Logia Femenina mexicana fue creada entre los años 1930 y 1935 llamada Gran Logia “Emancipación Dogmática Femenina”, con sede en el D. F., trabajaba con el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, desapareciendo a principios de la década de los 60´s, fue la precursora en 1956 de la participación de las mujeres en la Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad.” (“Impacto de la Masonería Femenina en la Sociedad Actual”. Ponencia presentada en FAMAF. 2013)

Es decir, que una vez más México se adelantó por 20 años a la creación de la Gran Logia Femenina de Francia, en 1952, que suele citarse erróneamente como la primera femenina del mundo.

Por lo tanto, yo invitaría a mi Querido Hermano remitente, de la forma más fraternal, a que sin perder el gusto por la particularidad masculina de su preferencia, no sea tan hostil con las otras formas de practicar y concebir la Masonería, y en especial con las relacionadas con el REAA, al que se refiere con mucho interés.

La Masonería necesita pasar esa página absurda de divisiones internas, que tantos males le han traído.

 

 

 

Publicado por:

Diario Masónico

Trabajemos a cubierto con DM PREMIUM

shadow

Contenido Relacionado

shadow

Edición nº 4 de los “Cuadernos de la Logia Redención nº 167”

shadow

Comments

  1. Carlos Emiliano Levi Bueno    

    Buenas tardes. Muy interesante la plancha como los comentarios sobre ella. Es increíble como los ojos ven de manera diferente la naturaleza. Somos personas selectas cuya función es la lucha contra la ignorancia enarbolando la bandera del trilema L:.I:.F:. Sin embargo NO ACEPTAMOS la capacidad de una mujer para conocer los misterios ocultos en la Orden destinados al mejoramiento de la humanidad. La M:. actual difiere RADICALMENTE con los tiempos de su creación. En la actualidad, como A:. tenemos hermanos con conocimiento terciario o más, doctos, muchos de ellos, en algunas de las ciencias que abarca la Orden. Alegar, como se escribiera anteriormente, una situación biológica como impedimento no es correcto. Si así fuere, la cantidad de mujeres deportistas que dejarían dicha actividad sería impresionante. Acordemos que por los actos se nos reconocen y…cuántas mujeres en la historia universal han aportado sapienza para el crecimiento de las ciencias o para la paz mundial. Para mí, bienvenida QUERIDA HERMANA.

    M:.M:. CARLOS E. LEVI B.
    R:.L:. CONCORDIA N° 111
    VALLE DE ASUNCION
    L:.A:.M:.R:.P:.

  2. Drina bastidas    

    Estamos y existimos las mujeres masonas si ellos no nos reconocen como tales. Es su problema. Yo si los acepto.

  3. Juan Rodolfo Lillo Lobos    

    A medida que más trabajo en mi taller de la Gran Logía de Chile, más me doy cuenta que las mujeres son capaces de trabajar en masonería, tal como cualquier hombre, o en muchos casos, mejor.

    Espero que con el paso del tiempo la masonería Chilena y la Universal den el reconocimiento que se merece a las logias mal llamadas “irregulares”, y así podamos llamar, sin miedo a represalias ni a romper juramentos atemporaneos, “Querida Hermana” a las valientes mujeres que hacen masonería.

  4. Jaime Garcia    

    Pienso que el REAA:. esta pasando por una metamorfosis, que puede durar años, en el cual el tema de la mujer ya esta en discusión, hay libros interesantes sobre las mujeres en la masonería y en los talleres se escuchan voces a favor y en contra. Todo lo anterior es un avance positivo para que la IGUALDAD humana se materialice dándole mayor espacio a la mujer en la masonería. A mi criterio debemos de trabajar este tema con los masones jóvenes quienes son los que tímidamente opinan a favor de la mujer para su incorporación plena, es por ello deducir que es cuestión de tiempo.

  5. Francisco    

    En principio, he visto a muchos hermanos decir en tenida que las mujeres no deben de ser masones y en el café o tenidas blancas hablar maravillas de la visión femenina, y ello obedece a manipular su imagen con el fin de llevarse fraternalmente a la cama a una chica, no digo que sea malo, ni que sea lo contrario, sólo hablo del hecho en cuanto es.

    Por otro lado, la ausencia de menciones que denoten prohibición no está dada como una permisión, en éste aspecto, debemos de tomar en cuenta el contexto histórico, el cómo se construye un ser humano en dicha época no es lo mismo que en la nuestra, por ejemplo, bajo las sociedades esclavistas de Europa Imperial, los esclavos no son seres humanos, y no son vistos como tal, no nacieron libres, la mirada es construida por aquellos que si son humanos como bestias con cuerpos similares al de los humanos, pero no con aquél espíritu humanista que caracterizó a Europa en la Ilustración, bajo la contra-reforma protestante, España considera a los pobladores de sus primeras colonias, como una tribu perdida de Israel, por ello deben de ser conquistados y educados, puesto que son siervos de la corona en cuyo exilio se entregaron a la barbarie, siervos que reconocerán la sangre real de Jesús en el linaje de los Reyes Católicos.

    Si se es parte del REAA, se jura no trabajar en un taller irregular, irregular se define como aquél taller que no cumple con los antiguos usos y costumbres, carece de una carta patente y no está afiliado a una Gran Logia. En los Landmarks, y en los Antiguos Usos y Costumbres viene establecido ya sea que el masón no puede ser mujer, mutilado, niño, y otras cualidades que debe de cubrir, o que sea hombre libre y de buenas costumbres, o lo que sea que ello signifique. En el momento histórico donde emerge la Masonería Operativa, la forma progresista de esta permitió el creer en un ser supremo sin que éste tuviese un nombre en específico, pero en cuanto a las mujeres, todavía eran observadas como aquellas que conducen al hombre a la perdición y a someterse a las vulgares pasiones animales, el haber sido expulsado Adam del Edén es una advertencia que no se debe de pasar a la ligera, puesto que viene en el libro de la Ley, por ello, no hay necesidad de mencionar a las mujeres, las mujeres son la encarnación del mal y lo más próximo a la bestia, sólo pueden traer desgracia y encadenar a sus pasiones a los hombres libres y de buenas costumbres, y repito, íSTA ES LA CONSTRUCCIíN HISTíRICA DE LA SOCIEDAD EN EL PERIODO HISTíRICO DONDE SURGE LA MASONERíA OPERATIVA.

    Existen talleres irregulares que trabajan, y son irregulares porque no cubren con alguna característica, con varias, o sólo se llaman así porque son un performance del ritual. Repitiendo lo de arriba, por juramento, los del REAA no pueden trabajar en un taller irregular, puesto que estarán violando sus juramentos, además, los Landmarcks no pueden modificarse, son algo permanente en el tiempo pese a las mutaciones que posea la masonería.

    Desde las normas morales masónicas, esto debe de cumplirse o los participantes se convierten en practicantes de un rito irregular, apócrifo y por tanto sin reconocimiento, como mencioné anteriormente, juramos en cierto momento no trabajar en talleres irregulares, incluso, las normas son claras sobre la pena ante el pasar por alto este hecho, asumiendo que quisiéramos cambiar el rito, existen dos posibilidades:

    1.- Engendrar una masonería que sea incluyente con mujeres y en un futuro con otros humanos que no tienen derecho a pertenecer, lo cuál daría como consecuencia algo que no es el REAA, algo parecido al Rito Nacional Mexicano, u otro rito, a este no se le podría llamar masonería especulativa o simplemente masonería, puesto que sus valores distan de ella, sería un movimiento completamente distinto que emerge basándose en algunos de sus principios y formas ritual, pero satisfaciendo las necesidades de nuestra sociedad que en cuyo caso, reconoce como humanos a otras formas que antes no eran reconocidas del todo (incluso deberíamos de pensar en iniciar niños, puesto que también han sido humanizados e incluidos, si no, pudiera verse como un acto discriminatorio de nuestra parte al aceptar mujeres, mutilados (ésta categoría es de acuerdo a como viene en los landmarks, aunque actualmente pueden ser personas con capacidades diferentes) y homosexuales entonces, ¿Porqué no incluir niños?

    2.- Admitir que la masonería es algo que no cumple con las necesidades, demandas y cuestionamientos de nuestro mundo actual, por ello, erradicarla, incluso por ser discriminatoria, clasista, sexista, y demás cosas, sabiendo que no podemos alterar su estructura debido a nuestros juramentos, así como el hecho que pese a que no existieran esas normas, el modificar la institución crearía otra institución distinta, por lo cuál condenaríamos a destruir lo que todavía nombramos como masonería.

    Un ejemplo de ambas cosas nos lo brinda el Catolicismo y todas sus sectas, por ejemplo, Romanos, Ortodoxos, Anglicanos y Presbiterianos se diferencian entre ellos por tener distinta interpretación de los textos, desde quién puede ser la cabeza de su institución, como se nombran, hasta las lenguas vulgares en las cuales se puede traducir el texto. Cuando emerge históricamente un grupo que está en contra de la estructura social que establece el Catolicismo surge el Cristianismo, que niega dicha estructura centralizada y forma células, e igualmente, tiene interpretación de los textos que dista en diferentes medida a las anteriores, los Cristianos tuvieron la opción de seguir con su fe católica pese a sus dudas, o fundar su religión, anexarse en dado caso que ya existiera, si los masones no pueden hacer ello, estamos admitiendo que el Catolicismo y sus sectas son más progresistas que la masonería misma.

    Otra de las razones que se menciona, de la cuál, no todos están de acuerdo, es el lado ocultista de la orden, el cuál tiene una tendencia fálica. No podemos negar que actuamos bajo un rito fálico, ideado para hombres, es obvio que éste debe de ser para hombres, así mismo, existen ritos ctéicos para mujeres, como la Witchcraft, o WICCA, actualmente, bajo la influencia new age, tanto mujeres ingresan a rituales masónicos como hombres a rituales de WICCA, pero pese a que la irresponsabilidad de los practicantes lo permita, dista mucho de ser correcto, puesto que la naturaleza del ritual va en contra de la naturaleza del individuo, pudiere tener sentido quizás, si hablamos de una lesbiana activa, o una mujer que se trasviste de hombre (puesto que ambas son hombre socialmente), puedan ingresar a la masonería, puesto que ésta va de acuerdo a la estructura de su psique, pero tendríamos que construirlas como hombres para no ir en contra de los Landmarks, aunque los más ortodoxos dirán que debe de ser hombre en su totalidad para poder ser parte de la orden, así que tendríamos que pensar en evitar hombres que se construyen como mujeres y permitir mujeres que se construyen como hombres, ello realmente sería un reto, de otra forma, se corre el riesgo de manipular conductas que pudieran afectar su desenvolvimiento social, muchos de nosotros conocemos mujeres que pierden o reducen su psique femenina, lo cuál reduce su posibilidad de establecer cualquier alianza con un hombre (sea por amistad, sea por matrimonio), como dije anteriormente, si la mujer es socialmente un hombre, esto pudiere ayudarle, de lo contrario puede ser perjudicial, sólo faltará saber si es libre, de buenas costumbres y si la masonería puede aceptar un hombre construido socialmente sobre de su naturaleza biológica.

    Recordemos que el ser humano construye y da orden al mundo, el “axis mundi”, lo que posee orden entra dentro del mundo de lo sagrado, por tanto, es la verdad del mundo, dicha verdad encuentra tensión en lo interno y lo externo, teniendo dentro la psique, y externo lo social y lo natural; las contradicciones en esta triada que visto desde otra perspectiva corresponde a una diada o dicotomía, dan como consecuencia la acción, una acción que equilibra las contradicciones, pese a que esta sea una traición a una de ellas, o a todas en su conjunto, el no reconocer el orden social de las cosas en una institución es muestra de patología en la misma, condenando a los miembros que son el agente patógeno o condenando a la muerte a dicha institución, esta patología se contagia por contacto, puesto que el verbo es el agente creador.

    Conclusión: No niego la necesidad de los seres humanos, sea cual sea su condición, a alcanzar trascender de sí mismos, pero no todos deben de transitar el mismo camino, hay caminos que algunos les conduce a la vida, y a otros se las arrebata, por ello hay toda clase de ritos iniciáticos, pero la masonería no es desde su construcción histórica, desde sus usos y costumbres, desde su configuración ocultista, una institución que pueda albergar mujeres, no es saludable para ellas, y no lo es para los miembros de la masonería, con ello, espero haber traído a ustedes obscuridad, pues dice Louis Constant, que la luz, para algunas aves, es más cegadora que la luz misma.

  6. Roberto Arjona    

    Con el respeto que se merece mi Q.’. H.’. Lucas autor de esta pl.’. Y el de todos los HH.’. La No aceptación de la mujer en el Rito escocés antiguo y aceptado no tiene nada que ver con mentalidades retrógradas y machistas. La Masoneria es una orden INICIATICA, es decir es un método que conduce al ser cualificado rebasar las posibilidades humanas para acceder a estados superiores no condicionados. En otras palabras llegar a conocer los Misterios Mayores y los misterios Menores. Pero lo curioso de las órdenes iniciaticas y hablemos de la Masoneria es que no todos los hombres que deseen ingresar están cualificados para recibir la tradición de una influencia espiritual transmitida al momento del ingreso. Y esta cualificacion es la que impide o trata de mantener la tradición Masónica. Y estos requisitos para estar cualificados se encuentran en los landmarks. Y la Mayoría de los masones sabemos que en la mayoría de estos limites encontramos la prohibición de iniciar a Mujeres. Así como también ancianos, lisiados, cojos, esclavos etc. Todas estas limitaciones más allá de discriminar a los anteriores busca es que el individuo pueda recibir esa influencia necesaria para ser un INICIADO, así como también busca mantener ininterrumpidamente la tradición que desde los orígenes y desde un carácter no humano se ha transmitido hasta nosotros siempre y cuando no se haya degenerado, lo que devendría en la interrupción de la cadena. Es lo que se conoce como la verdadera REGULARIDAD MASíNICA. Dicho lo anterior estamos llamando que tal prohibición se encuentra en el interior del ser que busca la iniciacion. Una mujer, un lisiado, un cojo, un anciano, podrán presenciar un ritual masónico como recipendiario pero jamás estará Cualificado para una vez recibida la influencia espiritual que se recibe en el ritual de iniciación, llevarla de la potencia al acto. La mujer a diferencia del hombre tiene un proceso menstrual cada 28 días, relacionado mucho con la Luna que cambia de fase. El Rito Escocés antiguo y aceptado es un Rito solar y por lo tanto netamente masculino. Cuando se apertura un ritual estamos en presencia de energías sutiles, que cuando la mujer esta menstruando choca con esa energía. Tendríamos que preguntarle a la mujer que se va a iniciar, o que presencia rituales si esta menstruando para ver si puede estar presente en el desarrollo de la energía. Sin embargo, no con esto quiero decir que la mujer no pueda ser una iniciada, de hecho existen otras ordenes iniciaticas donde la mujer es aceptada. Y si nos remontamos mas a la Biblia y a las leyendas masónicas podremos ver que tubalcain eran un maestro del hierro, y pudo haber iniciado el oficio desde ahí. Pero la hermana de tubalcain era una maestra de tejer. Es decir de ahí pudieron haber nacido 2 tipos de oficios pero diferente en su trabajar.

  7. Carmen Valderrama Hidalgo    

    Q.’.H gracias por dar a conocer este artículo tan interesante dado por un debate, todavía hay mucho que aprender en este andar masónico, el mosaico no sería mosaico si no tuviera dos colores, la luna no brillaria si no existiera el sol, el universo nos muestra que la dualidad está en todo lo que nos rodea, por lo tanto si no existiesemos las mujeres tampoco los hombres, es tiempo de abrir los corazones y mejor aun la mentalidad y aceptar la realidad actual que las mujeres también somos capaces de trabajar y que somos parte importante en esta gran obra universal. Un T.’.A.’.F
    Carmen Valderrama H.
    Resp.’.Log.’.Artemisa nro.36
    Valle de Coquimbo, Chile.

  8. Lucas Miglioratti    

    Q.´. H.´. que gusto leer tu nota. Sin dudas creo que que si la masonería se reconoce como una institución progresista no puede hacer otra cosa que mirar hacia delante y aceptar y compartir la fraternidad con nuestras hermanas.
    Sin duda alguna pensamientos retrógrados y de contenidos discriminatorios hacia el sexo que nos parió no favorecen al desarrollo de nuestros templos.

    Te dejo una fuerte y apretado T.´. A.´. F.´.

    Lucas Miglioratti
    M.´. M.´.
    Unión Libertad Nº 275
    Or.´. de Rosario, Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.