shadow

Escuadrar la Logia


shadow

Escuadrar la Logia

 

 

 

 

M.·.M.·. Roberto Alba

La crítica adversa más frecuentemente escuchada concerniente al trabajo de Emulación guarda relación con la ausencia del escuadrar la Logia cada vez que un Oficial o Miembro tiene que moverse de una parte a otra de ella.

Uno suele escuchar a menudo afirmaciones tales como: “A mi no me gusta Emulación porque son descuidados, nunca escuadran la Logia.

Tal crítica solo puede provenir de alguien que peca de ignorancia. Es notable que muchos de los más atrincherados críticos del Sistema de Emulación son Hermanos que jamás en su vida han estado dentro de Emulation Lodge of Improvement y quienes, por lo mismo, son poco idóneos para asumir el rol de críticos.

Una esmerada lectura que se realiza durante el trazado del Cuadro de Logia en el Rito inglés Emulación (Emulation) está conformado por citas traducidas de Les Tracés de Lumière (Dervy-Livres, París 1976) de Jean Tourniac, y de Villard de Honnecourt Nº 8, I 1984, artículo: “Le Tableau de Loge comme support de meditation et comme lieu du geste“, de J.-François Ferraton. Sobre el “Pavimento mosaico” véase R. Guénon, Símbolos Fundamentales…, cap. XLVII: “El blanco y el negro”., que dan cuenta de los deberes del Primero y Segundo Diáconos, mostrará la escrupulosa atención dada al escuadrar la Logia en las Ceremonias de Emulación – en aquellas ocasiones cuando escuadrar la Logia es necesario.

Nosotros hemos aprendido que la Francmasonería es un “peculiar sistema de moralidad velada en alegorías e ilustrada por símbolos”. El escuadrar la Logia tiene su simbolismo durante el efectivo desarrollo de una Ceremonia.

En una temprana fase de la Ceremonia de Iniciación, el Maestro proclama que los Hermanos del N., E., S., y O. son notificados que el Candidato pasará ante ellos para demostrar que “él es el Candidato debidamente preparado para ser echo masón”. El Candidato debe entonces ser conducido por el Segundo Diácono por la vía del N., E., y de igual manera por el S.,y el O. Hay aquí razones simbólicas y lógicas para escuadrar la Logia y entonces, es así escuadrada .

“Permitidme atraer en primer lugar vuestra atención sobre la forma de la Logia, que es un paralelepípedo extendiéndose en longitud de Este a Oeste, en anchura de Norte a Sur, y en altura desde la superficie de la Tierra hasta su centro, y tan alta como los Cielos. Una Logia de Masones es descrita en todas las direcciones del espacio para mostrar la universalidad de la Ciencia y enseñarnos que la Caridad de un Masón no debe conocer otros límites que los de la Prudencia.”

“Nuestras Logias deben estar orientadas de Este a Oeste, porque todos los Templos dedicados a la adoración divina, como las Logias de Masones, están o deben estar así orientadas. Nuestras Logias se encuentran sobre una Tierra sagrada, o sobre la más alta colina, o el más profundo valle, o en el valle de Josafat, o en cualquier lugar secreto.”

“En todas las Logias regularmente constituidas y normalmente consagradas, hay un punto situado en el interior de un círculo alrededor del cual ningún hermano puede errar. Este círculo está limitado al Norte y al Sur por las columnas J y B, las cuales simbolizan a nuestros dos santos patrones: San Juan Evangelista y San Juan Bautista. Si damos la vuelta a este círculo deberemos tocar necesariamente las dos columnas.”

“El Universo es el Templo de Dios Todopoderoso, a quien servimos. La Sabiduría, la Fuerza y la Belleza sostienen su Trono como los pilares de Su Obra, porque Su Sabiduría es infinita, Su Fuerza omnipotente y Su Belleza resplandece en el orden y la simetría del conjunto de la creación. El extiende los Cielos al infinito, como un vasto baldaquino, dispone la Tierra como el escabel de sus pies, corona su Templo con las Estrellas como una diadema y de Su Mano irradian la Potencia y la Gloria. El Sol y la Luna son los mensajeros de Su Voluntad y toda Su Ley es la concordia.”

La escuadra, se forma por la unión de una vertical y una horizontal. Con esta herramienta también construimos la figura del cuadrado, e igualmente la cruz si unimos dos escuadras por sus vértices respectivos. Ambas figuras son inseparables de la idea de cuaternario; así: los cuatro elementos, los cuatro puntos cardinales, las cuatro estaciones, los cuatro períodos cíclicos de la humanidad, las cuatro fases de la luna, los cuatro períodos de la vida humana, etc., es decir todo lo relacionado con la tierra y lo terrestre.

En realidad la escuadra es un ángulo recto, y ella está destinada a “escuadrar” la piedra durante su proceso de pulimento, después de haber sido trabajada por el mazo y el cincel.

Recordemos, en fin, que en latín escuadra se dice “norma”, indicando así la idea de orden, o de “encuadre” que hace posible el orden, especialmente el del pensamiento, que se hace uno con la Inteligencia que refleja, la cual está simbolizada por el compás.

Similarmente en una etapa posterior de la Ceremonia y algunas otras partes en las Ceremonias subsecuentes. En aquellas partes en cada Ceremonia donde el Candidato recibe la orden del Maestro de retirarse para restaurarse a “sus propias comodidades”, no hay ninguna necesidad de escuadrar la Logia.

Cuando aquella particular parte de la Ceremonia ha concluido, el Candidato debe únicamente retirarse de la Logia y no hay razones simbólicas ni lógicas por las cuales el ceremonial de escuadrar deba ser ejecutado. Tampoco existen dichas razones cuando el Hermano Secretario o el Hermano Director de Ceremonias pueda caberles la ocasión de moverse de una parte a otra de la Logia en la ejecución de sus deberes, absolutamente en todo aparte de las Ceremonias efectivas.

En forma general puede establecerse que: en las Ceremonias de Emulación la Logia es siempre escuadrada cuando el Candidato, a cargo del Diácono, está efectivamente tomando parte en un ceremonial o parte simbólica del trabajo. En las otras ocasiones la Logia no se escuadrada y aquellos quienes se apresuran en criticar adversamente el trabajo de Emulación deben detenerse a reflexionar y tomar en cuenta que, a los ojos de otros, su propio y perpetuo escuadrar la Logia puede aparecer superfluo y hasta un poco ridículo. Se debe confesar que he sido capaz aún de encontrar a un Hermano que pueda ofrecerme una lógica y convincente razón para escuadrar la Logia cada vez que alguien se mueve en ella.

La costumbre aparecería estar basada en una autoridad o razón no mayor que aquella que gobierna el hábito de servir el vino en una dirección particular durante las comidas.-

Es así que el suelo ajedrezado de las logias, no es solamente la expresión de las fuerzas más diversas, de las concepciones más opuestas que convergen en medio de las col:. Del templo, sino también las progresiones matemáticas , pues hay que tener presente aquella sentencia que dice que el G:. A:. D:. U:. geometriza…

Uno de los símbolos ocultos dentro de estos cuadros bi-colores, es lo que muchos han tomado como talismanes y que realmente son denominados cuadros mágicos. Estos cuadros son aceptados hoy en día por la ciencia, que requiere de vez en cuando acudir a ellos para hallar ciertas soluciones matemáticas. Desde la antigüedad tenían en verdad la propiedad de resolver problemas aritméticos e igualmente desde otras aplicaciones más ocultas.

Los cuadros mágicos tienen diferentes funciones, de las cuales la principal es, sin duda, servir como clave de interpretaciones. Es en efecto una buena pantalla, el que estos números colocados de cierta manera puedan ser reemplazados por letras, que forman palabras o frases Iniciáticas. Los H:. M:. conocemos este empleo.

Pongamos como ejemplo los cuatro primeros cuadros, a saber: el de Saturno que suma 15, el de Júpiter que suma 34, el de Marte que suma 65 y el del Sol que suma 111. Es bien sabido que estos cuadros suman vertical, horizontal o diagonalmente, el mismo valor.

Además de cuadros como el de Venus que suma 175, el de Mercurio que suma 266 y el de la Luna que suma 369, también hay muchos otros cuadros que se pueden resolver una multitud de incógnitas.

Estos cuadros mágicos que pueden ser representados por el embaldosado simétrico de nuestras logias, igualmente son valederos en sonometría.

Naturalmente estas relaciones son bien conocidas en magia, y la masonería no puede ignorar es principio que también se manifiesta en piedras, animales, nombres, perfumes, símbolos, etc. La investigación esotérica demanda los conocimientos más variados y sobre todo la comprensión inmediata de las relaciones y leyes de correspondencia entre los diferentes elementos de la Qabbalah, la astrología, la magia, la arquitectura, la música, etc… En síntesis, establecer la correlación que existe entre los diversos dominios de la ciencia, del arte y de la filosofía.

Todo está íntimamente ligado en el mundo, y el masón que aspira a construir el templo universal, no puede ignorar ninguna de las formas, de los espacios, ni de las ideas. Toda gráfica puede ser vertida en fórmula, y toda ecuación algebraica expresarse por medio de un cuerpo sólido o de una superficie a donde que existan verdaderos motivos para que puedan escuadrar la Logia

Es cuanto \
V de La Paz, Invierno de la E\ V \

 

Fuente: Foro pazavanza

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Jotenegro    

    Excelente trazado…de una claridad y de una docencia muy bien expuesta. Todo lo masónico tiene un profundo sentido esotérico que para quien desea comprender la real esencia del Arte Real debe estudiar,comprender e internalizar. Muchas veces se observa la cáscara de los esotérico, lo mas “evidente” y no se sabe escudriñar lo profundo que es donde está la verdadera Sabiduría. Allí está esperando el Maestro a que sea descubierto de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.