shadow

Sherlock Holmes del hermetismo (exoterismo y esoterismo)


shadow

Sherlock Holmes del hermetismo (exoterismo y esoterismo)

por Mario López

¿Quién de ustedes no ha jugado a detectives en su infancia? Ahora, ya como gente adulta y como buscadores de la verdad o como místicos, tenemos la obligación de serlo.

No un detective cualquiera sino uno especializado en hermetismo, en misticismo. Experto en saber separar lo esotérico de lo exotérico. Tenemos que ser el mejor en dicho campo porque de la buena o mala investigación, de sus resultados, depende en gran medida nuestro avance espiritual.

Toda Orden Iniciática posee dos aspectos en sus enseñanzas. Lo esotérico y lo exotérico. Lo interno y lo externo. Lo secreto y lo público. Ninguna Orden realmente iniciática es la excepción.

La masonería, por ejemplo, oculta a los ojos profanos sus secretos por medio de símbolos. Es preciso que el masón indague, investigue, el significado oculto de los mismos. El masón debe realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el fin de aumentar su saber. Ha de ser un Sherlock Holmes [1] del hermetismo.

El término símbolo (del Lat. Simbolum) es una representación sensorial perceptible de una realidad. Así la escuadra y el compás son el símbolo conocido de la masonería. Todo el mundo sabe eso (o casi todo el mundo). Pero ese símbolo es mucho más, es como una nuez que debe ser abierta para poder comer su fruto. En palabras de Meister Eckhart [2]:

“Si quieres el hueso, debes romper la corteza”

Cuando nos enfrentamos a un símbolo y, en nuestro ejemplo, la masonería es simbólica, hemos de tener muy claro que posee dos aspectos complementarios entre si:

Lo esotérico, interno, invisible, esencial

Lo exotérico, externo, visible, superficial

El masón debe entrenarse para pasar de lo externo a lo interno, de lo visible a lo invisible, de lo superficial a lo esencial, de lo exotérico a lo esotérico. Debe aprender a ver “más allá de lo evidente”.

Phileas del Montesexto [3] escribe:

“Lo esotérico le da validez y sentido a lo exterior y visible. Una ceremonia religiosa donde el oficiante y los feligreses desconocen el valor interno de la misma podrá ser muy bonita estéticamente e incluso emocionalmente; pero  en el fondo será una parodia intranscendente, un espectáculo hueco para hombres dormidos” [Proyecto OPI, monografía 1 – pág 3]

Esto mismo puede ser aplicado a los rituales masónicos. ¿Cuántos masones conocen el esoterismo presente en los rituales de iniciación, exaltación, apertura, cierre…? ¿Cuantos masones se han preocupado de “ver más allá de lo evidente”?. Por supuesto también es aplicable a cualquier otro tipo de ritual ( rosacruz, católico, musulmán….)

Se me dirá que los rituales cambian. Incluso en el mismo Rito. Es cierto. Lo exotérico cambia porque se adapta en el tiempo y en el espacio. El símbolo, incluso, puede cambiar dando lugar a diferentes ritos; pero lo esotérico, lo primordial, el verdadero significado es eterno e inmutable, jamás puede cambiar.

El exoterismo puede llegar a ser dogmático e incluso fanático como ha sucedido en diferentes religiones. Se confunde el símbolo con la Verdad y se persigue al que no comparte la misma simbología. El esoterismo nos permite ver más allá y, en el caso mencionado, determinar que solo existe un Dios al se le denomina por muchos nombres.

“Un dogma religioso cesa, sin embargo, de ser limitado… desde el momento que es comprendido según su Verdad interna, que es de orden universal” [Schuon, Fritjof [4] “De la unidad transcendente a las religiones”]

Vemos así que el esoterismo bien aplicado destruye el dogmatismo y el fanatismo, nos une con la Verdad, nos re-liga con lo Superior; es la verdadera Religión, es decir, nos permite volver a ser Uno con el Superior.

Pero no es un camino fácil, aunque tampoco es elitista. Exige compromiso, dedicación, constancia, trabajo interior, “conocerse a uno mismo” y no hay peor enemigo que nosotros mismos.

No se trata de aprender y realizar un ritual “místico” de memoria sino de interiorizar su esoterismo y actuar en nuestra vida en consecuencia con dichos principios interiorizados. ¿De qué sirve proclamar a los cuatros vientos, por ejemplo,  los principios masónicos de Libertad, Igualdad y Fraternidad si no los hemos interiorizado y los aplicamos en nuestra vida diaria?

El Esoterismo no es elitista pero tampoco es para todos los hombres. No todo ser humano quiere “ver más allá”. Algunos son felices en su mundo de imágenes como en el conocido mito de la Caverna de Platón. Aquí radica la utilidad del exoterismo… y su gran peligro. Si quien difunde la parte exotérica de algo no conoce la parte esotérica o no la quiere conocer o aplicar tenemos un gran problema. Un exoterismo mal explicado es el germen perfecto para el desarrollo de los fanatismos. Los grandes místicos nos lo recuerdan con sencillez:

“Busca y encontrarás”
“Pide y se te dará”
“Llama y se te abrirá”

De nada sirve abrir la puerta a quien no llama a la misma. Sería como echar perlas a los cerdos porque sería pisoteadas al no conocer su valor. El que no Busca ni Pide no se encuentra preparado, no está abierto a “ver más allá”. El es feliz en su mundo, en su matrix. No ha llegado su momento. Dejadlo marchar. Recordad que la Ordenes Iniciáticas no hace a los hombres buenos, busca a los buenos para hacerlos mejores”

“Cuando los oídos del estudiante están listos para oir, entonces vienen los labios a llenarlos de sabiduría”

[Tres iniciados – “El Kybalion [5]”]

Tú que has leído hasta este punto estás listo. No habrías llegado a este punto de no estarlo. De ti depende seguir el camino… y no es fácil.

NOTAS:

[1] Sherlock Holmes es un personaje ficticio creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle (masón), es un detective inglés de finales del siglo XIX, que destaca por su inteligencia, su hábil uso de la observación y el razonamiento deductivo para resolver casos difíciles. Es protagonista de una serie de cuatro novelas y cincuenta y seis relatos de ficción. Sherlock Holmes es el arquetipo de investigador cerebral por excelencia e influyó en gran medida en la ficción detectivesca posterior a su aparición.

[2] Eckhart de Hochheim (Turingia, c. 1260 – c. 1328), más conocido como Maestro Eckhart (en alemán: Meister Eckhart) fue un dominico alemán, conocido por su obra como teólogo y filósofo y por sus escritos que dieron forma a una especie de misticismo especulativo, que más tarde sería conocido como mística renana. Es llamado Meister en reconocimiento a los títulos académicos obtenidos durante su estancia en la Universidad de París. Fue maestro de teología en París en diversos períodos y ocupó varios cargos de gobierno en su Orden, mostrándose especialmente eficiente en su asistencia espiritual a la rama femenina dominica.

[3] Phileas del Montesexto (Montevideo, 1970) es el coordinador internacional de la Asociación Internacional de Filosofía Iniciática, promotora del Programa de Estudios “Opus Philosophicae Initiationis”, creado en la ciudad de Lima en el año 2009, a fin de proporcionar una síntesis de las enseñanzas del Conocimiento Primordial. Investigador de las tradiciones espirituales de Oriente y Occidente. Luego de su peregrinación de 33 días desde Roncesvalles a Fisterra (Camino de Santiago, 2002), se dedicó a trabajar en la difusión de la Sabiduría Antigua a través de Internet, promocionando diversas iniciativas culturales y bibliográficas vinculadas con la Tradición Primordial. Web oficial: http://www.phileasdelmontesexto.com

[4] Frithjof Schuon, (también conocido como Sheikh Issa Nureddin Ahmad al-Shadhili al-Darqawi al-Alawi al-Maryami). (18 de junio de 1907 – 5 de mayo de 1998). Metafísico, pintor y poeta. Portavoz del Tradicionalismo y filósofo de la corriente metafísica de Shankara y Platón. Fue también colaborador regular de publicaciones sobre religiones comparadas en Europa y América. Sus escritos han aparecido en muchas publicaciones sobre filosofía y erudición. (http://es.wikipedia.org/wiki/Frithjof_Schuon )

[5] El Kybalión es un documento del siglo XIX que resume las enseñanzas de la filosofía hermética, también conocidos como los siete principios del hermetismo. Su autoría se atribuye a un grupo anónimo de personas autodenominados Los Tres Iniciados, aunque las bases del hermetismo se atribuyen a un alquimista místico y deidad de algunas logias ocultistas llamado Hermes Trismegisto, cuya existencia se estima en Egipto antes de la época de los faraones, y según la leyenda fue guía de Abraham.

iluminando.org

Puede seguir las noticias masónicas en torno al COVID-19 aquí

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Judith Crosignani Lalinde    

    Excelente información y explicación sobre la Masonería. Lo leí todo y me resultó realmente muy interesante. Es una publicación totalmente clara y con la capacidad de llegar a lo más hondo y esotérico de nuestro ser. Algo que siempre me atrajo desde que tenía conocimiento de su existencia. Me gustaría mucho seguir informándome. Gracias por haberme hecho sentir que podemos ser cada día mejor persona y poder crecer en conocimientos que tal vez creíamos “dormidos” . Lo importante es procurar aprender que nuestro potencial es ilimitado. tanacrosi@hotmail.com

  2. Jotenegro    

    Nada es lo que parece o lo que quiere ser.El pensador debe abstraerse de lo evidente para calar en lo hondo..hurgar en la verdadera raíz si quiere encontrar a la verdad

  3. Magaly Ragnal    

    Me encanto parece y lo sentí que se dirigían a mi, quisiera adentrar me en estos conocimientos.

  4. CRistian Morales    

    Me gusto y quede sorprendido cuando en el articulo dice : tu que haz leido hasta este punto. No habrias haber llegado a este punto de no estarlo. De ti depende seguir el camino y no es facil
    Me encanto parece y lo sentí que se dirigían a mi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.