shadow

La Iglesia católica declara la guerra a Halloween


shadow

La Iglesia católica de España le declara la guerra a Halloween. Con Holywins, que significa “la santidad vence”, se pretende evitar la celebración de Halloween, rescatando así el sentido de la fiesta católica del día de Todos los Santos.

En España esta iniciativa fue impulsada en 2009 por la diócesis de Alcalá de Henares, de la que está al frente el obispo Juan Antonio Reig Plà, aunque nació años antes, en 2002, en la diócesis de París.

Aunque Halloween significa víspera de Todos los Santos, la diócesis precisa que, actualmente, esta celebración «no tiene ninguna relación con la fe cristiana». Por ello, quieren «devolver a este día su verdadero sentido» y «celebrar a todos aquellos que siguieron heroicamente a Jesucristo, con una luminosa fiesta de Todos los Santos que desborde alegría y esperanza».

«No queremos compartir el culto a la muerte y la exaltación de lo monstruoso o feo que trae consigo, pues lo propio de los cristianos es celebrar el triunfo de la vida y promover la belleza y el bien», subraya.

“SIN RELACIÓN CON LA FE”

Por su parte, el obispado de Alcalá de Henares (Madrid) subraya que, aunque “Halloween” significa “víspera de Todos los Santos”, “actualmente esta celebración no tiene ninguna relación con la fe cristiana”.

“Por el contrario, su forma de plantear la vida y la muerte, el bien y el mal, son completamente distintas a las del Evangelio de Cristo y a la Tradición de su Iglesia. Por eso, los católicos queremos devolver a este día su verdadero sentido y celebrar a todos aquellos que siguieron heroicamente a Jesucristo”, subraya.

El obispado de Alcalá, el primero en España en asumir la celebración de Holywins en 2008, asegura que no pretende ir contra Halloween, pero tampoco “compartir el culto a la muerte y la exaltación de lo monstruoso o feo que trae consigo, pues lo propio de los cristianos es celebran el triunfo de la vida y promover la belleza y el bien”.

Halloween=Paganismo

Muchos cristianos celebran festividades, tales como Halloween, sin tener en cuenta su origen o verdadero significado. Es imposible separar Halloween de los druidas porque ellos originaron esta “fiesta”.

Por cientos de años antes de Cristo, los celtas habitaron en lo que ahora es Francia, Alemania, Inglaterra, Escocia e Irlanda. Los sacerdotes celtas eran llamados druidas. Este pueblo fue conquistado después por los romanos.

La información acerca de los celtas y druidas proviene de César y de historiadores romanos, de escritos griegos que datan aproximadamente del año 200 a.C., y de registros antiguos encontrados en Irlanda. Los escritos griegos y romanos acerca de los druidas describen extensamente sus frecuentes sacrificios humanos barbáricos. Los textos irlandeses antiguos dicen poco respecto a sacrificios humanos, pero explican en detalle el uso que los druidas hacían de la magia para causar tormentas, maldecir lugares, matar por medio de hechizos y crear obstáculos mágicos.

Monjes Fascinados por los Druidas

Los registros irlandeses cuentan de la fascinación que sentían los monjes católicos por los poderosos druidas, quienes pronto se convirtieron en miembros importantes de sus monasterios. El papa Gregorio el Grande decidió incorporar el feriado de los druidas a la iglesia. El proclamó: “Ellos ya no deberán sacrificar animales en honor al diablo, pero pueden matarlos a fin de obtener alimento para la gloria de Dios, y dar gracias al Dador de todos los dones por su provisión”. El papa Gregorio III trasladó la fiesta eclesiástica del 31 de octubre al 1 de noviembre, y lo llamó Día de Todos los Santos. El papa Gregorio IV decretó que ese día fuera observado por la iglesia universal. El término Halloween deriva de All Hallows Eve (Noche de Todos los Santos).

Los fundadores de los Estados Unidos no permitieron que se celebrara ese día porque sabían que era una festividad pagana. Fue alrededor de 1900 cuando Halloween llegó a celebrarse en forma más generalizada en los Estados Unidos. En la década de 1840, una terrible escasez de papas en Irlanda causó la llegada de miles de irlandeses católicos a Norteamérica. Ellos llevaron esa práctica consigo.

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.