shadow

FRECUENCIA DE LA NATURALEZA Y VIBRACIÓN DEL UNIVERSO


shadow

La vibración del Universo: Frecuencia 432 hz

Podemos notar que cuando estamos en medio de la Naturaleza, en un lugar sin contaminación auditiva, nos sentimos en paz, armónicos, receptivos y en bienestar. ¿Sabes por qué sucede esto?

El universo tiene una vibración natural a 432 hz (ciclos por segundo). Lo cual permite a la gente entonar su conciencia y su ser, con la energía universal. En 432 Hz vibran los principios de la media de oro PHI y se unifican las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y el magnetismo con la biología, el código del ADN y la conciencia.

El canto Gregoriano manejaba estas frecuencias, y por ello estos coros realizaron sanaciones milagrosas entre los monjes y los feligreses que los escuchaban.

Estas frecuencias están aparejadas con lo que es la secuencia primordial de emanación, como estructura geométrica para la creación de todo el universo. Es la afinación de la naturaleza. Son las frecuencias de los sonidos originales.

Las seis frecuencias Solfegio, incluyen:

  • UT – 396 Hz – Liberación de culpas y miedos
  • RE – 417 Hz – Deshacer situaciones y facilitar los cambios
  • MI – 528 Hz – Transformación y milagros (reparación del ADN)
  • FA – 639 Hz – Conexiones y Relaciones
  • SOL – 741 Hz – Despertar de la Intuición
  • LA – 852 Hz – Retorno al Orden Espiritual

Tienen relación con la Geometría Sagrada, y los números que las representan están vinculados matemáticamente formando una secuencia.

La tercera nota, frecuencia 528, se relaciona con la nota MI de la escala y se deriva de la frase “MI-ra gestorum”, que en latín, significa MILAGRO. Ésta es la frecuencia exacta usada por los biogenetistas para reparar el ADN roto, el programa genético sobre el cual se basa la VIDA.

Nuestros cuerpos resonarán en armonía con la frecuencia solfegio, vibrando con AMOR y purificación.

Nikola Tesla, Raymond Rife, e incluso Mozart, Haydn, Beethoven y Chladni, usaron el concepto del poder inherente de las terceras, las sextas y las novenas. Cada una de los seis tonos claves del Solfegio incorporan individualmente el esquema pitagórico del 3-6-9, que son utilizadas en combinaciones, sirven como “portales” hacia otras dimensiones.

Un ministro de propaganda nazi llamado Joseph Goëbels creó un decreto universal en 1939 por el cuál se instaba a todo el mundo a afinar el LA musical a 440 Hertzios, en lugar de a 432 Hz, frecuencia a la que se afinaba toda la música hasta el momento. Desde 1939 hasta hoy en día se ha entonado a esa frecuencia. Esto provoca en la gente pensar y sentir de una manera determinada y se la mantiene sumida en un desorden interno.

Toda la música que escuchamos en este momento, genera una frecuencia inarmónica con el planeta y con el organismo humano.

La frecuencia del planeta Tierra es de 8 Hz. Las ondas alfa, la frecuencia del cerebro en estado de relajación profunda, son ondas a 8 Hz. Afinar a 440, hace que la base no sea 8, sino 8’25, lo cual significa que los armónicos que generan no son armónicos con el planeta.

La primera alteración física que podemos notar cuándo llevamos un rato escuchando música, es cansancio, fatiga, desgana, lo que luego lleva a hacernos sentir inseguridad, miedo, angustia y desorden interno. Nos agudiza las emociones negativas, motiva a la rebeldía, por lo tanto a bloqueos energéticos, lo cual favorece enfermedades físicas.

Esto sucede porque los armónicos de la música no encajan con la frecuencia vibratoria del ser humano.

El uso de sintonía a 440 Hz genera un efecto intencional insalubre en el medio ambiente y en los seres vivos. Esto produce un cambio fuera de la naturaleza, en cómo pensamos y cómo nuestro ADN regula nuestra constitución genética.

El cerebro y el ADN están profundamente conectados al 432 a través de la procesión de los equinoccios y frecuencias cósmicas de 8 hz como lo son el movimiento del Sol y Saturno. Hay estudios más profundos basados en el movimiento planetario y tonos armónicos que se prestan más al apoyo de lo “orgánico” basado en los 432 Hz como una fundamento sólido para la estructura musical y regulación de nuestra salud.

Si la música no está en armonía con el planeta, no está en armonía con el Ser humano y cómo consecuencia se producen alteraciones en ambos.

Las notas hacen 12 armónicos, cuando se toca una nota afinada a un LA afinado a 432 Hz.

Cuando uno toca en un LA afinado a 440 Hz, sólo se hacen 8 armónicos. La música afinada a 440 Hz es música muy pobre.

SANACIÓN MEDIANTE SONIDOS: 432 Hz.

Si escuchamos música a 432hz, que es la frecuencia a la que vibra el universo, podemos entonar la conciencia para potenciar nuestro Ser.

Como seres de conciencia, dependemos de la resonancia natural de atraer lo que deseamos para alcanzar el amor, la felicidad, el desarrollo personal, salud y abundancia. Dado que no estamos separados de las vibraciones que son interdependientes en la resonancia positiva para mantener y regular nuestro estado de ánimo y la salud para lograr estos objetivos.

Beneficios la música en 432 hz transmuta y sana el alma, mente y cuerpo:

  • El corazón humano (ritmo cardíaco)
  • Doble hélice de ADN (frecuencia de replicación)
  • La función cerebral máxima – sincronización bihemisférica (dos hemisferios del cerebro)
  • El pulso cardíaco fundamental del planeta (resonancia fundamental de la cavidad Schumann)
  • La geometría musical de la creación.

LA VIBRACIÓN de las notas:

La nota Do (C) vibra en 396 hertzios de frecuencia, para la liberación del miedo y la culpabilidad.

RE (D) vibra en 417 hertzios de frecuencia para la transformación, transmutación, y conversión de nuestro estado mental, para llegar a la aceptación de lo divino.

MI (E) vibra en 528 hertzios de frecuencia, para la transformación y reparación del ADN.

La nota FA (F) vibra en 639 hertzios de frecuencia para El Quantum Cognition esto es, mejorar el conocimiento, acelerar la inteligencia.

Escuchando por prolongado tiempo el sonido de la nota FA el cerebro puede experimentar la reducción de un compuesto químico denominado ácido quinurénico lo puede mejorar las capacidades cognitivas tanto de personas sanas como de pacientes que padezcan trastornos neurodegenerativos o psicóticos.

La nota SOL (G) vibra en 741 hertzios de frecuencia, e incide y en la expansión de la conciencia humana.

La nota LA (A) vibra en 852 hertzios y despierta la intuición, la nota LA afecta la glándula pineal o epífisis, la llamada tercer ojo, que constituya la antena del ser humano, no solo la intuición como parte de las habilidades del hombre, sino la telepatía, la psicoquinesis y otras capacidades del hombre, serian desarrolladas por la influencia de esta nota en el cerebro humano.

Por último la nota SI vibra en 963 hertzios de frecuencia e incide en el sistema nervioso, estabilizándolo, y equilibrando las energías acumuladas por el estrés y otros factores.

Cuando nuestros átomos y el ADN empiezan a resonar en armonía con el patrón en espiral de la naturaleza; se dice que nuestro sentido de conexión con la naturaleza se magnifican. El número 432 también se refleja en las relaciones entre el Sol, la Tierra y la Luna; así como la precesión de los equinoccios, la Gran Pirámide de Egipto, Stonehenge, el Yantra Sri entre muchos otros lugares sagrados.

La sintonización a LA = 432 Hz se correlaciona con el espectro de colores, mientras que el LA = 440 Hz no lo esta.

Todas las frecuencias en el espectro están relacionados en octavas, desde los rayos gamma a los subarmónicos. Estos colores y notas también están relacionados con nuestros Chakras y otros centros de energía importantes. Los Chakras están conectados a los Siete Rayos del espectro solar; entonces las notas y las frecuencias que utilizamos para el mismo deben ser los mismos. LA 432 Hz es la afinación del Teclado Cósmico o el Diapasón Cósmico. Eso coloca la Do# a 136,10 Hz ‘Om’, que es la nota principal del Sitar en la música clásica de la India y el tono de los cantos de los monjes tibetanos; que nos dicen ‘viene de la naturaleza’ (Dameon Keller).

“La música basada en DO = 128 Hz (nota DO en concierto LA = 432hz ) apoyará a la humanidad en su camino hacia la libertad espiritual. El oído interno del ser humano se basa en DO = 128 hz” (Rudolph Steiner)

“Por la re-sintonización de instrumentos musicales y el uso de la afinación de concierto a 432 hertzios en vez de 440 hertzios; tus átomos y el ADN empiezan a resonar en armonía con la espiral de PHI de la Naturaleza.” (Brian T. Collins)

Para evitar que esto continúe sucediendo, deberíamos afinar la música a 432 Hz.

Y podemos hacerlo utilizando un programa que permita bajar la frecuencia. Las interpretaciones sonarán un poco más lentas, pero es casi imperceptible. Hay programas que sirven para manejar, editar y grabar música. Esta música después se debe pasar a DVD en lugar de en CD, porque los CD’s no tienen capacidad de manejar 12 armónicos, sólo manejan 8 armónicos, y no serviría de nada porque estaríamos recortando 4 armónicos.

  • UT – 396 Hz – Liberación de culpas y miedos
  • RE – 417 Hz – Deshacer situaciones y facilitar los cambios
  • MI – 528 Hz – Transformación y milagros (reparación del ADN)
  • FA – 639 Hz – Conexiones y Relaciones
  • SOL – 741 Hz – Despertar de la Intuición
  • LA – 852 Hz – Retorno al Orden Espiritual

Puede seguir las noticias masónicas en torno al COVID-19 aquí

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Robert M.    

    Hay que tener clara la metodología que requiere el conocer la frecuencia propia.
    Por ejemplo como se identifican las notas que dan forma al cambio de frecuencia es decir a producir un cambio de ritmo en la fluctuación de onda ??
    Os daré una pista… las emociones son portadoras de notas, esas notas contienen codificado aquello que debes desvelar, una vez identificas la emoción dejándola emerger… tus herramientas de descodificación empiezan a gestionarla y llega un momento que descodificas aquello que te tu emoción te revela.

    T.·.A .·.F.·.

  2. Robert.M    

    QH una sugerencia:

    Te enfocas en términos externos y solo te quedas en los datos e información superficial.
    Los que tenemos una conocimiento más amplio sabemos aplicar la afinación en nuestra vida.
    Para hacerlo en tu día día debes de saber que es una frecuencia y como y de qué manera está estructurada en tu vida, obviamente es cambiante a medida de tu proceso individual, es decir o se acelera la fluctuación de onda, o se relantiza, o se eleva o permanece impasible o desciende la fluctuación de onda.
    La fluctuación de onda es como las revoluciones de un coche para cambiar su ritmo.
    La frecuencia tiene una onda de referencia y es la dirección que enfoca tu estado de conciencia.
    Tu día a dia dentro de la ignorancia de tu propia inconsciencia te lleva a permanecer con pensamientos recurrentes lineales que están trazados en la misma fluctuación de onda, es decir no cambia las revoluciones desde tu pensamiento que influyen en el ritmo de la fluctuación de onda y la frecuencia no se eleva.
    Para elevar la frecuencia antes hay que conocerla y saber cómo funciona una vez sabes cómo funciona podrás modularla de forma consciente.
    Y dejarte claro que esto no es una teoría ya que se lleva a la práctica fácilmente de forma sencilla.

    Taf.

  3. Jj    

    Nuestra misión es enseñar verdades, no teorías conspirativas. A pesar de que efectivamente Joseph Goëbels intento que se afinase a 440 hz, no es cierto que históricamente no se afinase a frecuencias superiores a los 432 hz. He echo J.S.Basch realizó composiciones en una fundación a 480 hz.
    Este artículo es un corta-pega de una página sensacionalista y que para nada puede ser tomada en cuenta.
    Debemos contrastar la información que publicamos para no caer en la desidia del sensacionalismo y teorías conspiratorias.

    T:.A:.F:.

    1. Robert M.    

      QH jj.
      Como te decía en mi anterior comentario para modular la frecuencia debes de identificar tu dial, y para ello tienes que saber y contemplar el funcionamiento y sentido de tu frecuencia.
      Los que hemos accedido a ese conocimiento que aún no es publico, cuando hemos visto cómo funciona y qué implicaciones tiene con nuestros pensamientos, palabras y acciónes, se desveló parte de la ignorancia que en el devenir diario traemos con nosotros.

      T.·.A .·.F.·.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.