Reciba Diario Masónico en su e-mail

shadow

Símbolos esotéricos – Diario Masónico


shadow

Símbolos esotéricos

 

 

 

Del profesor Moncada

Doctor en Ciencias Herméticas Cum Laude Presbítero de la Iglesia Gnóstica Rosacruz del S.S.S. de Berlín, Cofundador de la Logia Rosacruz “Zanoni”, Miembro de la Hermandad de la Luz (Grado 13) T.B.O.L. , Fundador del Centro de Estudios Esotéricos “Acuario”, Past Master de la Logia “Isis” 528 del “Droit Humain”, Maestro Masón de la Gran Logia “Valle de México”, Grado 18 de la Co Masonería, Ex Presidente de la Logia Teosófica “Sr. Buddha”, Ex Miembro del Consejo Nacional Teosófico , Miembro de la Orden Martínista con sede en París ,Instructor y Conferenciante.

El símbolo es el lenguaje del Iniciado. Ha sido usado por los Magos de todos los tiempos, como medio eficaz para perpetuar las sublimes enseñanzas de las Fraternidades Ocultas.

PRÓLOGO

El símbolo es el lenguaje del Iniciado. Ha sido usado por los Magos de todos los tiempos, como medio eficaz para perpetuar las sublimes enseñanzas de las Fraternidades Ocultas.

En manos de los ignorantes, de los legos, no pasa de ser más que una cosa extraña, curiosa, algo así como un original rompecabezas.

Y al no poder ser interpretado continúa guardando el misterio que contiene. El símbolo debe de haber jugado un papel muy importante en las épocas del oscurantismo religioso, cuando la Iglesia dio en perseguir con crueldad a los “herejes”, a los que no comulgaban con sus ideas y también en el tiempo en que la imprenta era aún desconocida. En la primera, porque? pesar de decir mucho no decía nada. No comprometía a su dueño porque no era un documento escrito. Y en la segunda, porque servía como medio de difusión hermética entre los Iniciados.

Porque a pesar de que esas enseñanzas se han conservado por los manuscritos secretos y de que el conocimiento esotérico se ha impartido en forma oral, es decir, de boca a oído, de maestro a discípulo o por la escritura; el símbolo, sin embargo, era necesario por las ventajas siguientes:

Por su laconismo preciso. Por su sigilo. Por su originalidad que despierta curiosidad. Por su modo de conservarse él mismo.

El símbolo, no obstante representar cierta idea, principio o conocimiento, tiene sin embargo un margen muy amplio de interpretación. Porque cada quien puede interpretarlo a su manera, a la luz de su intuición o con ayuda del conocimiento hermético que posea. Y lo sorprendente de esto es que a pesar de que hay distintas interpretaciones de un mismo símbolo, en el fondo la verdad de la enseñanza es la misma.

Porque el símbolo se revela a quien lo interpreta en la justa proporción de lo que espiritualmente se merece.

En todas las religiones, en todas las Fraternidades o Hermandades Herméticas, en las Órdenes Místicas o religiosas, hay símbolos que encierran grandes secretos.

El cristianismo tiene a la cruz latina como símbolo principal y simplemente de sus cuatro palabras INRI se han hecho como 20 interpretaciones.

Al ser la cruz un símbolo muy antiguo y venerado, su uso se ha extendido en una gran variedad, porque casi todas las religiones y Fraternidades lo han tomado como emblema de sus actividades espirituales.

Nombremos algunas de ellas ya que por la falta de espacio no es posible ni definirlas ni explicarlas. En un trabajo mío titulado “Las Cruces y sus Misterios”, hablo de ellas.

La Cruz Griega. La Cruz Papal. La Cruz de San Andrés. La Cruz Astrológica. La Cruz de los Kabalistas. La Cruz de Jerusalén. El Lábaro de Constantino. La Serpiente de Bronce. La Cruz de los cuatro signos fijos. La Cruz de los Trinitarios. La Cruz Masónica. La Cruz de Tau. La Cruz de Malta. La Rota. La Cruz de Lorena. La Cruz Svástica, etc.

Los rosacruces tienen una rosa en el centro de una cruz. Los mahometanos un alfanje y un creciente. Los judíos la Estrella de David. Los budistas una rueda. Y entre los orientales destaca la flor del loto.

La Masonería está llena de hermosos símbolos. Y aun dentro de las diferentes órdenes religiosas del catolicismo, hay una gran variedad puesto que cartujos, franciscanos, dominicos, jesuitas, agustinos, mercedarios, carmelitas, benedictinos, clarisas, Josefinas y capuchinas, todos tienen un símbolo particular que expresa su ideal espiritual.

Y siendo la Magia la madre por excelencia de todo este mundo de actividades espirituales y poseyendo ella misma una gran variedad de hermosos, profundos, originales y místicos símbolos, justo es que se den a conocer sobre todo a los ocultistas que aman y sienten la grandeza de estas sublimes enseñanzas esotéricas.

En este intento salen los diez primeros símbolos interpretados y dedicados de manera especial a todos los miembros del Centro de Estudios Esotéricos “ACUARIO” que desde hace tres años fue fundado en la ciudad de México por el autor de estas líneas.

LA ROSA CRUZ

En este pantaclo destaca casi todo a primera vista, la cruz, la rosa y los cuatro animales. Es un símbolo muy hermoso que encierra una enseñanza muy profunda.

La cruz que es la intersección de dos líneas, una vertical y la otra horizontal y que se pueden prolongar al infinito, son los dos Eternos Principios que rigen en el Universo, como fuerza positiva masculina y como fuerza negativa femenina. En la lengua sagrada de los sacerdotes egipcios IOITHI simboliza el principio creador activo.NAIN simboliza la substancia pasiva. RASITH simboliza la unión de los dos principios y la perpetua transformación de las cosas creadas. IOITHI que aparece dos veces en el brazo horizontal de la cruz, significa de nuevo el Principio Creador Divino, pero como fuerza creadora que vuelve constantemente a su punto de partida, para sin cesar salir otra vez de él. En lo material es la cruz de los Cuatro Elementos con sus correspondientes analogías.

EL TORO que simboliza a la Tierra, es el trabajo, la labor, pacientemente desarrollados. Es la riqueza acumulada moneda a moneda, por el esfuerzo y el tesón.

EL LEÓN que simboliza al Fuego, es el valor que se necesita para acometer las grandes empresas.

Es el entusiasmo que hay que sentir por las causas nobles y dignas.

EL ÁGUILA que simboliza al Agua, es el mundo de los sentimientos que constantemente están activos en el alma, en un oleaje incesante.

EL HOMBRE que simboliza al Aire, son las aspiraciones, las ideas, que cual ascuas vivas están activas en la mente de la humanidad.

En otras palabras por el trabajo o la pereza, el hombre posee o carece de bienes. (Tauro)

Por el valor o el miedo, el hombre se afirma o se niega en la vida. (Leo) Por los sentimientos nobles o ruines, el hombre se dignifica o se envilece. (Scorpio) Por los pensamientos elevados o bajos, el hombre se posee o carece de bienes. (Tauro)

Así es como Tauro, Leo, Scorpio y Acuario, que son los cuatro Signos Fijos del Zodiaco y que en la Astrología Esotérica constituyen la Cruz del Espíritu Santo, es como crucifican a la humanidad en la tierra.

Y así como los Signos Ígneos y Aéreos inhalan y los Signos Acuos y Térreos exhalan. Y el Fuego y el Aire agitan, dan vida, y el Agua y la Tierra calman, conservan. Y recíprocamente los cuatro Elementos se atraen, se combinan y se destruyen.

El fuego condensado se transforma en aire, El aire se convierte en agua, El agua sublimada se escapa en aire y El aire exaltado se disemina en fuego. Así también en el alma humana, los sentimientos, los deseos y los pensamientos se atacan, se repelen, se combinan o se transmutan, haciendo del hombre un ser bueno, digno y laborioso, o un ente malo, ruin y perezoso.

Finalmente la rosa formada en el centro por NUEVE CÍRCULOS y que es símbolo de la Unidad Perfecta, de la luz y la pureza, que es LA ESFERA DE LO INFINITO, se abre y derrama su aroma y embellece a la cruz.

Es toda una revelación de una vida altamente espiritual. Es la perfección humana en la tierra, cuando por medio de la inteligencia, la voluntad, el dinamismo y el amor, el hombre forma y enlaza armónicamente los TRES TRIÁNGULOS que corresponden a cada uno de los cuatro Animales simbólicos.

Es decir Tres Triángulos para Tauro Tres Triángulos para Leo Tres Triángulos para Scorpio y Tres Triángulos para Acuario

Doce triángulos equiláteros en total, pero treinta y seis peldaños por escalar para llegar hasta la cumbre. Porque lo espiritual es lo esencial, lo eterno, lo infinito. Lo que redime y purifica. Lo que enaltece y dignifica.

Una rosa blanca, radiante, luminosa, en el centro de una cruz, es el símbolo más hermoso de una verdadera iluminación espiritual. Es la conjunción armónica de la mente y del corazón en su más elevada expresión.

La rosa, interpretada y sentida así, es la verdadera comunión mística, la que abre la puerta del mundo maravilloso del Espíritu, la que imprime en la conciencia su sello de real dignidad.

Un Cisne Blanco portando en el pico una Rosa Blanca y bogando en las aguas tranquilas y transparentes de un lago. . .

 

 

 

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. ÍC.    

    Quería hacer un matiz sobre la exposición que se hace De la Cruz en la explicación de “ Rosa Cruz” decir al autor que lo que nos expone lamentablemente está incompleto la “ Ecuación no está completada” por lo cual está solo en los conocimientos literarios e intelectuales básicos, pero no está en los conocimientos superiores.
    Cuando se trabaja bajo una ecuación incompleta obviamente el conocimiento se dispersa en el error y genera una falsa formación.

    T.·.A .·.F.·.

  2. roberto    

    Creo que tardaste mas en adornarte con tanto titulo que lo que realmente se aporto, debes ser mas humilde y dejar de andar por la vida diciendo que tantos grados posees, eso estan vanal como el metal mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.