shadow

Dios en la masonería


shadow

La creencia en un principio creador; se entiende como la observación de una voluntad necesaria, que haga posible toda creación.

La Masonería no es una religión, no cree en Dioses revelados que dirigen los destinos de los humanos; y les dotan de leyes de obligado cumplimiento, en masonería, Dios es una idea que nos lleva creer en la necesidad de un sistema ordenado de existencia, la referencia a través de la cual es posible trascenderse a sí mismo; Dios es el modo en que cada ser humano entiende la energía que hace posible la Creacion.

Los masones, abren y cierran los trabajos consagrados “A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo” y las Tenidas en las logias; dichos trabajos son en realidad un culto al ser supremo; donde se pide a Dios bendecir el recinto como un lugar sagrado donde se alabará su Nombre. En ese sentido, la masonería, siguiendo su tradicional método de enseñanza (deductivo); analiza el universo y la perfección que reina en él y concluye que esta no puede ser la obra de otro que no sea de el ” Gran Arquitecto Del Universo”.

La Masonería carece de un Dios positivo, se trata la Masonería de un sistema de enseñanza fundamentado en el Símbolismo y la alegoría.

Y el Gran Arquitecto del Universo, es uno de sus Símbolos.

De modo que en el seno de la Masonería, pueden confluir personas de toda ideología, de toda fe; cualquier creencia mientras no sea negadora del resto de ideas, es aceptada por la Masonería.

Por ello, el ateísmo en la Masonería es discutido, pues el ateo al negar cualquier idea de Dios, se otorga para sí la posesión de verdades que no posee.

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. José Luis    

    Excelente filosofía de la vida

  2. Demóstenes Lalinde Torres    

    La palabra ATEO, está compuesta por la letra A que significa “sin” ; y “TEO” que significa dios. Un ateo es una persona, un ser humano sin dios. Lo que significa que de tantos dioses que existan, no ha escogido ninguno para rendirle culto, acatar los ritos y guardar obediencia y respeto a sus doctrinas. Por lo tanto, el ateo no niega la existencia de cualquier dios, solo que no se ha decidido por ninguno. Un ateo es una persona respetuosa de las creencias ajenas que no se identifica con religión alguna. Es de gran dimensión moral, no se enfrasca en discusiones banales y triviales que puedan despertar fanatismos religiosos que conduzcan a odios y venganzas perjudiciales a la armonía del entorno social donde viva. Los caminos que conducen a dios son tan numerosos y tan diferentes, como el aliento de los hombres. Pero no se puede decir que el camino que uno escogió es el único y el verdadero, porque eso no lo cree nadie. La masonería acoge respetuosamente a sus adeptos con la religión que practique cada uno, porque le interesa que todos sus hermanos encuentren la paz espiritual que los conduzca a su salvación a través del rito que practique.
    Los masones no se desgastan tratando temas políticos o religiosos, temas que son prohibidos de tratar en sus talleres porque son detonantes y disociadores de la armonia, de la fraternidad y de la unión entre hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.