shadow

Diario Masónico condena los atentados de Bruselas


shadow

Diario Masónico condena los atentados de Bruselas… y los bombardeos en Siria

 

 

Esta vez han tocado los atentados en Bruselas, hace poco más de un año en París. Sucedió en Nueva York, en Madrid, en Londres…. La violencia terrorista nos machaca constantemente, y se debe a tres razones fundamentales, la intolerancia, el fanatismo y la ignorancia.

Como complemento podríamos añadir la hipocresía de occidente, que mira desde su atrio cómo los refugiados se quedan en las fronteras turcas abandonados a su suerte, y la religión, a cuyo fanatismo acuden todos aquellos desheredados que no tienen más porvenir que aquel que les promete un Dios que les conmina a la guerra ciega.

Hay un dato escalofriante y es que el 87% de los atentados yihadistas se cometen en suelo musulmán, y de cuya noticia pocas veces sabemos ya que no son muertos europeos los que caen. Esa hipocresía, esa poca atención de los medios de comunicación ante “los muertos de segunda clase”, hace que se nos manipule fácilmente y que se nos lance contra la cultura musulmana sin apenas distinciones entre las personas honradas y trabajadoras y estos fanáticos que, aún siendo musulmanes, unos y otros son bien diferentes.

Tampoco recuerda la vieja Europa si no es para manipularnos, las constantes violaciones de los derechos humanos que se dan por todo el continente americano, desde el norte hasta el sur.

Pero todo esto tiene un nexo para quien quiera verlo, un nexo que une todas las violencias disfrazadas de fanatismos religiosos, y es el neoliberalismo que acude a socorrer los intereses de los más poderosos en detrimento de aquéllos más desfavorecidos, personas estas últimas que viendo que con trabajo y esfuerzo no avanzan, optan por la vía de la rebelión a través de una lente muy peligrosa: la religión (llevada a extremos).

Por todo ello, ayuden de una vez los países “avanzados”, dígase también hipócritas, en origen a los países que se niegan a acoger, erradiquen la violencia que causa el hambre y la ausencia de vida digna para las personas.

La Unión Europea primero bombardea, después se niega a acoger a la gente que huye de las qguerras que “el primer mundo” provoca, y tras todo ello se niega a aceptar las consecuencias de tanta barbarie.

No es una guerra entre religiones, es una guerra entre gente sin futuro y los que se lo han robado.

 

Garibaldi (Simb.,)

 

 

 

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.