Reciba Diario Masónico en su e-mail

Efemérides: «Dies Solis» o día del sol


shadow

Efemérides: «Dies Solis» o día del sol

 

 

Desde Constantinopla, actual Turquía, Constantino I el Grande, decreta mediante edicto que el «dies solis» (actual domingo) será día festivo, entrando gradualmente en las tradiciones de la Iglesia, sustituyendo así al sábado, hasta entonces el más guardado por los cristianos.

El 3 de noviembre de 383, otro emperador, Teodosio I, establecerá que el día de descanso, el «dies solis», pasará llamarse «dies dominicus». (Hace 1695 años).

El domingo es, tradicionalmente, el séptimodía de la semana civil en la mayoría de los países de habla hispana. A nivel internacional, el estándar ISO 8601 del año 2004 estableció que la semana comienza en lunes y termina en domingo, considerándolo, de esta manera, el último día del cómputo semanal.

El domingo es el primer día de la semana litúrgica en la tradición cristiana, al igual que lo es en otras tradiciones culturales. El domingo es considerado un día feriado o festivo en la mayoría de los países del mundo y es parte del fin de semana. Solamente países influidos por la cultura islámica o judía tienen el viernes o el sábado como el día feriado semanal.

El calendario gregoriano se repite cada 400 años y ningún siglo comienza en domingo. El año nuevo judío jamás cae en domingo. Cualquier mes que comience en domingo tendrá un viernes 13.

El nombre domingo proviene del latín dies Dominicus (‘día del Señor’), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamaba a este día dies solis (‘día del sol’).

No fue hasta el 7 de marzo del año 321, cuando Constantino I el Grande decretó que el domingo sería observado como el día de reposo civil obligatorio:

En el venerable día del Sol, que los magistrados y las gentes residentes en las ciudades descansen, y que todos los talleres estén cerrados. En el campo, sin embargo, que las personas ocupadas en la agricultura puedan libremente y legalmente continuar sus quehaceres, porque suele acontecer que otro día no sea apto para la plantación o de viñas o de semillas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda. Dado el séptimo día de marzo, Crispo y Constantino siendo cónsules cada uno de ellos por segunda vez. Codex Justinianus, lib. 3, tit. 12, 3; Philip Schaff, History of the Christian Church, Vol. 3 (1902), p. 380, note. (en inglés)

Vídeo Relacionado

https://www.youtube.com/watch?v=6ahqX6G06SM

 

 

 

Publicado por:

Garibaldi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.