shadow

Efemérides: Georges Remi (Hergé)


shadow

Efemérides: Georges Remi (Hergé)

 

 

 

El 3 de marzo del año 1983 fallece en la localidad belga de Lovaina, Georges Remi, más conocido por Hergé, historietista belga creador de las inolvidables “Aventuras de Tintín y su perro Milú”. (Hace 32 años)

Hergé nos ha regalado con sus viñetas inolvidables momentos. Sus personajes, desde nuestra infancia, han creado un universo paralelo a nuestra realidad con un código de honor exquisito. Y aquí haremos nuestra primera parada: el honor que derrocha el protagonista de sus viñetas, Tintín, no deja de ser similar al de personajes legendarios de la novela medieval: Perceval, Arturo, Gawain…todos ellos ligados a la eterna búsqueda del Santo Grial. Las aventuras y desventuras de unos y otros van ligadas a un alto código de conducta social con un mismo fin: buscar y/ó desvelar la verdad oculta. El verdadero premio es el aprendizaje como camino hacia la iniciación en busca de lo perfecto o inalcanzable. En ese camino el rastro dejado por estos personajes novelescos es el de un héroe. Tintín desde sus primeros álbunes también lo es.

Como el Juego de la Oca, Tintín es un transmisor de virtudes ocultas disfrazado de diversión infantil. Cada casilla de la Oca representa un paso adelante en nuestra gnosis y así también cada viñeta que dibujará Hergé es un paso más hacia el conocimiento. No sólo se trata de divertirse, significa algo más profundo. También lo ejemplificaban aquellos cuentos “sencillos” llamados: Blancanieves, Caperucita Roja, etc… ; la información o aprendizaje subyace oculta entre una maraña de datos divertidos, simples y directos. Estos últimos son capaces de llegar a todo el que bucee entre sus páginas, los primeros suelen permanecer ocultos a los ojos de la mayoría…

Tintín nos ha enseñado a viajar y respetar las culturas milenarias, de las cuales el mundo occidental debe aprender aún mucho. Quizás cuando desaparezca el velo de la soberbia y la vanidad ó quizás el equilibrio mundial debe volver a dar un giro para darnos cuenta. El compañerismo demuestra ser en sus viñetas básico para alcanzar metas, recordando a aquellos dos templarios subidos en un sólo corcel (símbolo presente en multitud de sellos e inscripciones templarias, era una imagen de la que gustaban representarse). Haddock y Tintín podían ser esos dos templarios que en un símbolo de unión son capaces de avanzar juntos hacia el misterio y llegar al fin del conocimiento. El corcel podría ser Milú, y como les gustaba a los caballeros del Temple hablamos de un animal bien considerado con amplio protagonismo. Esto también podría evocar la visión oriental, que tanto atraía a Hergé, del mundo animal.

Hay un loco alquímico en la obra, no es otro que el Profesor Tornasol, extraño y solitario pero a la vez un ser profundo y versado. Tiene todos los ingredientes para que el producto final sea explosivo e innovador, para mostrar los avances a los que lleva el conocimiento oculto. Y sin embargo su fachada es la del sabio despistado y desaliñado, una vez más la primera impresión no es la que cuenta…como en Blancanieves, cuando todos la dan por muerta. El comic llamado El asunto Tornasol, una de sus obras por excelencia, nos muestra este planteamiento.

 

 

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.