Reciba Diario Masónico en su e-mail

Efemérides: Victoria de Saladino y captura del Rey de Jerusalén


shadow

Al Oeste del Mar de Galilea, en el desfiladero conocido como Cuernos de Hattin (Qurun-hattun) tiene lugar una batalla entre el ejército cruzado, formado principalmente por contingentes Templarios y Hospitalarios a las órdenes de Guido de Lusignan, rey de Jerusalén, y Reinaldo de Chatillon, contra las tropas del sultán de Egipto, Saladino.

Ambos ejércitos cuentan con unos 17.000 efectivos cada uno, pero al finalizar el día, el general Saladino venció a los ejércitos cruzados; y por la noche capturarán a Guy de Lusignan prisionero, al igual que Reinaldo de Chatillon, el peor enemigo de Saladino. Como éste ha prometido, le corta la cabeza él mismo.

A continuación, Saladino se dirigirá con su ejército de más de 70.000 hombres, a asediar la ciudad santa de Jerusalén, defendida por Balian de Ibelin; donde llegarán a un acuerdo para que los cristianos puedan abandonar la ciudad con la promesa de no ser atacados por las tropas sarracenas. Por eso, se considera la batalla de los Cuernos de Hattin como el detonante de la pérdida de Jerusalén a manos sarracenas. Todo ello dará pie a que al año siguiente se convoque en Occidente la Tercera Cruzada; que estará encabezada por el rey Ricardo Corazón de León de Inglaterra. (Hace 829 años)

Al-Nasir al sad-Din Yusuf ibn Ayyb (en kurdo: Selahedn Eyb, más conocido en occidente como Saladino, Saladín, Saladin o Saladine (1138, Tikrit (Irak) – 4 de marzo de 1193, Damasco), fue uno de los grandes gobernantes del mundo islámico, siendo Sultán de Egipto y Siria e incluyendo en sus dominios Palestina, Mesopotamia, Yemen, Hiyaz y Libia. Con él comenzó la dinastía ayubí, que gobernaría Egipto y Siria en los años posteriores a su muerte.

Defensor del islam y particularmente de la ortodoxia religiosa representada por el sunismo, unificó política y religiosamente el Oriente Próximo.

Combatió y lideró la lucha contra los cristianos cruzados y acabando con doctrinas alejadas del culto oficial musulmán representado por el Califato Abasí. Es particularmente conocido por vencer en la batalla de Hattin a los cruzados, ocupando de nuevo Jerusalén para los musulmanes y tomando Tierra Santa. El impacto de este acontecimiento en Occidente provocó la Tercera Cruzada; liderada por el famoso Ricardo I de Inglaterra que se convirtió en mítica tanto para occidentales como para musulmanes.

Su fama trascendió lo temporal y se convirtió en un símbolo de caballerosidad medieval, incluso para sus enemigos. Sigue siendo una figura muy admirada en la cultura árabe, kurda y religión musulmana.

Publicado por:

Garibaldi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.