Icono del sitio Diario Masónico

Tom Sarobe: «La G.L.E. está presidida por alguien que se expresa como un barriobajero patán»

entrevista

Tom Sarobe: «La G.L.E. está presidida por alguien que se expresa como un barriobajero patán»

 

 

 

En la entrevista, el Pasado Gran Maestro de la Gran Logia de España, Tom Sarobe, se pronuncia sobre varios temas que están en plena efervescencia en la G.L.E. Debates sobre la CMI y el reportaje publicado la semana pasada en el diario «El País», entre otras cosas.

 

P. ¿Algo que reseñar sobre la Gran Asamblea de marzo en la que salió reelegido Óscar de Alfonso?

R. Evidentemente. Hay cosas que no podemos obviar. Ocurre la paradoja de que, por ejemplo, al día siguiente que la GRAN LOGIA UNIDA DE INGLATERRA  retiraba el reconocimiento a ALBANIA, por Irregularidad,  el Gran Maestro De Alfonso abría su Gran Cónclave en Madrid, presidido por su amigo el G.·.M.·. de ALBANIA. Naturalmente, en signo de desafío con la Gran Logia Unida de Inglaterra.

¿Cuantos HH.·. ingleses fueron informados? ¿Y Españoles? ¿Quién  tiene algo que ver con Albania? ¿Y con Madagascar? ¿Y con Armenia? Así ocurre con algunas Grandes Logias reconocidas por la Gran Logia de España, que en muchos casos sólo sabemos que fueron visitadas por el  G.·.M.·. en sus excursiones a lugares exóticos .

P. ¿Qué intereses puede haber en reconocer a una Entidad Masónica Irregular?

R. Esto solo puede causar problemas de Reconocimiento Masónico. Sabemos que hay una enorme crisis que puede generar un desgarro en la C.M.I. (Confederación Masónica Interamericana). Somos una G.·.L.·. con los mismos 2.500 HH.·. que teníamos hace diez años. No ha habido crecimiento a pesar de las declaraciones de crecimiento de la membresía realizadas por el Gran Maestro.

En el Caso C.M.I., por ejemplo, ha costado un gran esfuerzo y dinero, que sólo ha servido para mayor gloria personal de Óscar Alfonso. Su candidatura a la Gran Secretaría de la C.M.I. fue una ocurrencia personal y única. España en su pequeña dimensión Masónica, ya era miembro de pleno derecho .¿Qué razón había para ser Superman?  Sólo su obsesión egocéntrica.  

P.  ¿Cuál es su opinión respecto a las declaraciones del G.M. en «El País» el pasado fin de semana?

R.  Creo que estas declaraciones marcan un antes y un después en la Masonería Regular Española. Es imposible creer que una «Institución de Caballeros», benefactores de la sociedad, cuyo principal objetivo como ciudadanos sea mejorarse y mejorar a los demás, esté liderada por un perjuro que se expresa públicamente como un «barriobajero patán», que confiesa ser un conspirador de años, que usa términos groseros e irrepetibles en la prensa y que presume de luchar contra sus hermanos con su “machete  entre los dientes” …

P. ¿De dónde ha salido esta actitud violenta y enemiga de sus Hermanos por parte del G.M.? ¿Dónde se olvidaron los juramentos básicos FRATERNALES?

R.  De donde se imagina uno que los temas políticos de toda índole se manejan en la G.L.E. A través de su órgano informativo y de control como si fuera un partido político, analizando las tendencias y los niveles sociales. Contando cuántos ateos hay, cuántos separatistas, cuántos católicos practicantes…. ¿De dónde salen los anuncios de la masonería irregulares con niños y mujeres disfrazadas de masones en la más estricta irregularidad?

Estamos seguros de que no nos equivocamos de puerta cuando entramos en nuestra Logia. Sé que las represalias vendrán de inmediato y que debo hacer lo que mi conciencia me dicta. No necesariamente lo más conveniente para mí, ya que no represento a ninguna facción grupo o tendencia que no sea la REGULARIDAD. 

Teniendo en cuenta que lo que aquí hago público responde a unas declaraciones hechas en un diario de tipo estrictamente masónico, estoy contestando por la misma vía, aunque siento que estos temas nunca deberían salir de la intimidad familiar.

En dos ocasiones anteriores, he solicitado la suspensión de las prácticas irregulares en publicaciones y/o declaraciones de la G.L.E. En ambos casos me han sido denegadas por orden expresa del Gran Maestro, y me veo obligado a utilizar este medio masónico, respetado por su independencia.

P. ¿Usted cree que Óscar de Alfonso se encuentra fuera de la «regularidad»?

Me veo obligado moralmente a denunciar públicamente a Óscar de Alfonso, Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de España como contrario a la «regularidad», ya que viola sistemática los «Lanmarks» de la Institución, los juramentos básicos que todos los Hermanos hemos realizado y que, siguiendo los principios de «hombres de honor», nos hemos obligado a llevar como estandarte de nuestra conducta.

P. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar con sus declaraciones?

R. Estoy dispuesto a llegar a corroborar en mi retorno a España, en su presencia, y la de cualquier Hermano, mi rechazo a las prácticas irregulares que se están llevando a cabo. Pediré la suspensión de la revista semanal que publica la G.L.E. («El Oriente»), suspendiendo, por tanto, cualquier noticia relativa a la política de cualquier signo.

Al igual que en Logia, debemos pedir la prohibición de noticias, encuestas o declaraciones de cualquier índole que afectan a la religión de cada miembro.  La estricta regla de conducta que un Gran Maestro de la Masonería debe respetar, tanto en su comportamiento público, como en su función, debe ser ejemplar en la sociedad donde reside. Su lenguaje debe ser adecuado y respetuoso. Debe evitar perjudicar la imagen de nuestra Fraternidad, cosa que en el presente es sinónimo de las declaraciones que el Gran Maestro utiliza de la más baja, vulgar y zafia forma de expresarse.

P. Un último mensaje….

R. Tengo la esperanza que este duro mensaje, que me duele en el corazón por su crudeza, pero que es necesario, sirva de apoyo a los «asuntos de familia», y me pongo siempre a la disposición de los HH.·. que verdaderamente aspiran a ser miembros de una Gran Logia de España regular y alegre, saliendo así de la oscuridad en la que nos hemos visto sometidos en los últimos años. Desde aquí envío un gran abrazo fraternal.

Gracias, T. Sarobe.

 

Salir de la versión móvil