shadow

73º Aniversario de la Confederación Masónica Interamericana


shadow

El 14 de abril de 1947 por primera vez la masonería de América se reúne en un amplio movimiento de consulta y revisión de sus bases estructurales, para fortalecer la institucionalidad autónoma de las potencias masónicas americanas.

El 14 de abril de 1947, en el Día de la Américas, se inicia la Primera Conferencia Interamericana de la Masonería Simbólica, constituyéndose la Confederación Masónica Interamericana, cuya oficina permanente quedó radicada en Chile.

Participaron la Gran Logia y el Gran Oriente Federal Argentino, la Gran Logia de Bolivia, dos Grandes Orientes y 9 Grandes Logias de Brasil, la Gran Logia de Colombia, la Gran Logia de Chile, la Gran Logia del Ecuador, 15 Grandes Logias Mexicanas, la Gran Logia de Panamá, la Gran Logia de Paraguay, la Gran Logia de Perú, la Gran Logia de Puerto Rico, la Gran Logia de Venezuela y la Gran Logia de Uruguay.

Cabe mencionar que, esta nutrida concurrencia, pudo haber sido producto de la situación internacional agobiada por los problemas de la post guerra, y que significaba una ímproba tarea en términos de ayuda humanitaria a la que la masonería interamericana no podía substraerse.

Lazos internacionales masónicos

Por otra parte, el nuevo orden internacional, de la que fue señera la recién creada Organización de las Naciones Unidas, generó un clima de colaboración entre diversas entidades que desde sus restringidos ámbitos nacionales, entendió que fortaleciendo los lazos entre ellas, los esfuerzos y los logros podrían tener un mayor alcance y fortaleza.     

“La Gran Logia de Chile ha desarrollado un histórico compromiso con la CMI, y participa con decidido entusiasmo en el marco de la VI Zona, donde me ha correspondido asistir a sus dos últimas reuniones, en Buenos Aires y Asunción, y este año esperamos poder concurrir a Santa Cruz. En febrero recién pasado organizamos en Viña la Reunión de los Cancilleres, y hace un año realizamos un seminario sobre el impacto de la tecnología. No existe en el mundo una confederación de Grandes Logias, que tenga tanta fuerza como la CMI, y es el gran aporte de encuentro e intercambio fraternal que ha puesto la masonería interamericana al servicio de nuestros altos principios. Para la Masonería chilena ese enorme aporte debe ser preservado en su identidad, en fidelidad con los principios inspiradores de 1947”, expresó Sebastián Jans Pérez, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile.

Los trabajos de la Primera Conferencia fueron dirigidos por Armando R. Lerma, Serenísimo Gran Maestro de la Masonería del Uruguay, como Presidente, y René García Valenzuela, Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, como Secretario General.

La conferencia se organizó en torno al análisis y debate de seis Ponencias, las que fueron preparadas por la Gran Logia de Chile, la que, además de Comisión Organizadora, le cupo el papel de asumir como Relatora Oficial, y finalmente, la tarea de preparar las conclusiones de los trabajos de las Comisiones respectivas.

Primera sesión de la Confederación Interamericana

En la sesión inaugural, el Gran Maestro Lerma, destacó que “por primera vez la masonería de América se reunía en un amplio movimiento de consulta y revisión de sus bases estructurales, para fortalecer la institución en este tiempo y acomodar sus procedimientos y prácticas para cooperar en forma acorde con la marcha de la civilización”.

Ello ha sido posible en gran parte  – continuó – gracias a al esfuerzo del Comité Ejecutivo radicado en la Gran Logia de Chile, y la indudable comprensión de las Grandes Logias concurrentes para confrontar los problemas de la hora y  “para que la Institución conserve inalterable su eficacia para realizar su obra, en un mundo erizado de prevenciones, sobre el que cabalga el odio apareado a la ambición y al que procuramos ofrecerle el superior regocijo de pensar más alto para retomar la vida del espíritu bajo el signo de la paz”.

“Las Logias, manifiestan una intensa inquietud por conseguir una seguridad y una mejor convivencia humana en aras de alcanzar la paz entre todas las naciones, que es posible conseguir con la fuerza mental y volitiva de todos los masones, que los profanos no alcanzan a percibir, pero que con los cuales podremos hacer prevalecer nuestros principios de respeto y de solidaridad humanos”, agregó para finalizar Sebastián Jans Pérez.

Revise aquí los perfiles de los Grandes Cancilleres:

MÁS INFORMACIÓN: Última hora y noticias del coronavirus en Latinoamérica

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.