shadow

Inauguran la nueva sede de la GLSE en Madrid


shadow

El Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica Española, Xavier Molina, presidió la solemne ceremonia de consagración de los nuevos Templos de la GLSE en Madrid.

La nueva sede, propiedad de la Gran Logia, está en el barrio de Hortaleza y es lo bastante amplia como para que en ella trabajen no solo las cuatro Logias de la GLSE en Madrid (a las que pronto se añadirán dos más) sino también varias Logias de otras Obediencias masónicas, como el Gran Oriente de Francia, el Gran Oriente Latinoamericano y el Gran Oriente Femenino de España, además del Supremo Consejo Masónico de España del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (Consejo Territorial de Madrid) y del Capítulo del Rito Francés. Pronto se unirán otras.

Momento de la inauguración presidida por su SGM Xavier Molina

El espacioso templo grande de los dos con que cuenta la nueva sede se quedó pequeño el día de su inauguración oficial. Acudieron alrededor de 120 hermanos y hermanas de numerosas Logias y Obediencias, entre ellas (y además de las ya mencionadas) el Grande Oriente Ibérico, la Gran Logia General de España y el Gran Priorato Rectificado de Hispania. El resultado fue que faltó espacio y hubo que abrir las puertas para que numerosos hermanos y hermanas participasen de la ceremonia desde el vestíbulo exterior.

Lleno total y apertura de las puertas del Taller

Desarrollo del acto inaugural

Los protagonistas de la noche fueron, sobre todo, dos: el Gran Maestre, a quien acompañaban varios Grandes Consejeros de la GLSE, y el presidente del Distrito Centro de la GLSE, José Luis Yagüe, artífice y coordinador del esfuerzo de todos para que las nuevas instalaciones estuviesen listas en la fecha prevista y en condiciones idóneas, como así sucedió.

En la ceremonia, todas y cada una de las Logias que ya trabajan en la nueva sede entregaron un símbolo propio que permanecerá guardado, junto con los demás, debajo del Ara común; y, a su vez, el Distrito entregó a cada una de las Logias una hermosa medalla conmemorativa del acontecimiento. Al final, como establece el ritual masónico, volaron por todas partes cientos de pétalos de flores y reinó la alegría. Todo concluyó con el tradicional y multitudinario Ágape, preparado por las Logias madrileñas de la GLSE, y con un concierto a cargo de la arpista Zoraida Ávila.

La nueva sede de la GLSE en Madrid, que recibe el nombre general de Nuevo Ateneo Minerva, pretende desde el primer momento ser un lugar de unión fraternal de la Masonería liberal, adogmática e igualitaria del centro de España. Ya ha celebrado un día de Puertas Abiertas y está previsto que se celebre, al menos, uno más cada año.

Publicado por:

Garibaldi

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.